Menú

La Fiscalía pide libertad para el preso que sirvió para ligar a Al-Qaeda y el 11-M

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido al juez Pablo Ruz que deje en libertad provisional al sirio nacionalizado español Moutaz Almallah, considerado por la Policía como uno de los posibles ideólogos de los atentados del 11-M. Además, es el hermano de Mouhannad Almallah, absuelto recientemente por el Tribunal Supremo por este mismo asunto. Con esta decisión, añade El Mundo, se desmorona la teoría de la conspiración terrorista internacional.

0
"
(Libertad Digital) Las absoluciones dictadas por el Tribunal Supremo sobre la masacre de Madrid ya han tenido consecuencias en otra investigación. Según desvela Manuel Marraco en El Mundo, el fiscal pide ahora liberar al reo que sirvió para ligar a Al-Qaeda con la preparación del 11-M. Se trata de Moutaz Almallah, extraditado desde Londres después de que un informe policial le atribuyera contactos con "el personal de Bin Laden para Europa".
 
Según la versión oficial, recogida por el rotativo, él y su hermano Mouhannad (al que el Alto Tribunal acaba de absolver) representaban "el escalón más alto del 11-M, sólo equiparable a El Haski o Belhadj (también exculpados por la Audiencia)". Además, recalcaba dicho informe que "Al-Qaeda dio la orden de atentar, fijó la fecha... y los hermanos Almallah constituyeron la base doctrinal, teniendo un grupo de muyahidines que desembocó en los atentados". Sin embargo, con la decisión de la fiscalía, se desmorona la teoría de la conspiración terrorista internacional.
 
Concretamente, el fiscal Miguel Ángel Carballo ha remitido otro informe al juzgado Central de Instrucción número 6 para que se aplique al caso de Moutaz los requisitos que el TS exigió para considerar a los acusados del 11-M como integrantes de una organización terrorista. O lo que es lo mismo, pide la libertad provisional del implicado pero no el archivo de la causa.
 
El historial de los hermanos Almallah
 
Moutaz, de 40 años, fue detenido en Reino Unido en 2005 -a petición del magistrado Del Olmo- y extraditado a España dos años después. Por aquel entonces, la Policía mantenía que, "sin la base doctrinal, el reclutamiento, adoctrinamiento y dirección" de los Almallah, "los atentados del 11-M, posiblemente, no se habrían producido".
 
Según recuerda El Mundo, este sirio-español era propietario del local de la calle Virgen del Coro de Madrid regentado por su hermano, en el que residieron o visitaron algunos de los implicados en la masacre, como los suicidas Serhane ben Abdelmajid Fakhet El Tunecino y Rifat Anuar. En el local, vigilado por la policía hasta semanas antes del 11-M, se celebraron reuniones en las que se exaltaba la yihad.

Temas

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco