Menú

La Fiscalía recurre el procesamiento de los tres militares estadounidenses implicados en la muerte de Couso

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha recurrido este viernes el procesamiento de tres militares estadounidenses implicados en la muerte del cámara de Telecinco José Couso en Irak. El Ministerio Público afirma en su escrito de recurso que los hechos no son constitutivos de delito. El juez Pedraz acordó procesar a los tres militares por su participación en el ataque de un carro blindado contra el hotel Palestina de Bagdad en el que se encontraba Couso. Los delitos podrían ser castigados con penas de diez a quince años de cárcel según el Código Penal español. El juez ya remitió su auto a las autoridades norteamericanas en el que señalaba que deberán prestar una fianza de un millón de euros para responsabilidades civiles.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha recurrido este viernes el procesamiento de tres militares estadounidenses implicados en la muerte del cámara de Telecinco José Couso en Irak. El Ministerio Público afirma en su escrito de recurso que los hechos no son constitutivos de delito. El juez Pedraz acordó procesar a los tres militares por su participación en el ataque de un carro blindado contra el hotel Palestina de Bagdad en el que se encontraba Couso. Los delitos podrían ser castigados con penas de diez a quince años de cárcel según el Código Penal español. El juez ya remitió su auto a las autoridades norteamericanas en el que señalaba que deberán prestar una fianza de un millón de euros para responsabilidades civiles.
L D (Europa Press) La Fiscalía ha recurrido el procesamiento de tres miembros del Ejército de los Estados Unidos por un delito contra la comunidad internacional y otro de asesinato que habrían cometido en el ataque al Hotel Palestina de Bagdad en el que resultaron fallecidos el cámara de Telecinco José Manuel Couso y el reportero de la agencia Reuters Taras Protsyuk, el 8 de abril de 2003, informaron fuentes jurídicas.
 
El ministerio fiscal considera que no existen suficientes indicios de delito. El juez Santiago Pedraz emitió el pasado 27 de abril un auto de procesamiento contra el sargento Thomas Gibson, responsable del tanque que realizó el disparo al Hotel Palestina, y dos de sus superiores, el capitán Philip Wolford y el teniente coronel Philip De Camp.
 
Los delitos de los que les acusaba podrían ser castigado con penas de diez a quince años de cárcel con que el Código Penal español sanciona a quienes "con ocasión de un conflicto armado realizaran u ordenaran realizar ataques indiscriminados o excesivos o hagan objeto a la población civil de ataques, represalias, actos o amenazas de violencia cuya finalidad sea aterrorizarla".
 
El juez remitió entonces su auto por comisión rogatoria a las autoridades norteamericanas. En el documento, señalaba que una vez que los militares estén a su disposición, deberán prestar una fianza de un millón de euros a fin de satisfacer las responsabilidades civiles que pudieran derivarse del proceso.
 
En el auto, de cinco páginas, el juez señalaba que la actuación concreta de cada uno de los militares se determina "en base a sus propias explicaciones dadas en medios de comunicación, junto al informe sobre lo ocurrido que fue remitido por las propias autoridades de Estados Unidos".

También decía el magistrado en este documento que las fuerzas militares norteamericanas tenían conocimiento de que el Hotel Palestina no era objetivo militar y tampoco constaba la existencia de francotirador ni disparo alguno desde el tejado u otra parte del hotel contra las tropas norteamericanas. "Al contrario, son múltiples los testimonios que acreditan su inexistencia, teniendo en cuenta que el hotel estaba ocupado por periodistas en cada habitación, planta y tejado".

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso