Menú

Los etarras tenían dos objetivos: un juez de Vizcaya y un ertzaina

Buena parte de su información sobre objetivos la recopilaron durante la negociación del Gobierno Zapatero con ETA.

0

Pese a la tregua que ETA declaró el pasado mes de enero, los terroristas detenidos este martes en las localidades vizcaínas de Bilbao y Galdácano habían recabado información de hasta una veintena de posibles objetivos, que tenían preparado para el momento en el que la dirección etarra les diese la orden de actuar.

Los informes más elaborados, según datos de la investigación, pertenecían a un magistrado de la Audiencia Provincial de Vizcaya, del que tenían bastante información sobre sus actividades rutinarias, y de un agente de la Ertzaintza, del que tenían totalmente controlados sus horarios laborales.

A estos seguimientos, se unían otros informes sobre las sedes de algunas empresas que trabajan en las obras de la Y griega vasca, el trazado autonómico del Tren de Alta Velocidad, así como de varias Casas del Pueblo del PSE, una sede del Instituto Nacional de Empleo (INEM) y dos oficinas de Correos.

Buena parte de la información con la que contaban fue elaborada durante los años 2006 y 2007, aprovechando el proceso de negociación entre el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y la banda terrorista ETA, aunque algunos datos habían sido actualizados hasta 2009.

La terrorista Saioa Sánchez, que se encuentra en prisión en Francia acusada, entre otros delitos, del asesinato de dos guardias civiles en Capbretón, fue la encargada de captar a los cuatro etarras para conformar el grupo. A éste se le dio el nombre de Otazua, en homenaje a Arkaitz Otazua, un terrorista de ETA que falleció en un tiroteo con agentes de la Ertzaintza en el puerto alavés de Herrera en 2006 cuando preparaba junto a otros etarras una trampa para los agentes vascos.

Tal y como sospechaban las Fuerzas de Seguridad, el grupo etarra desarticulado es el responsable de buena parte de los atentados sin esclarecer perpetrados por ETA en Vizcaya y territorios limítrofes en los últimos años. Y es que, según fuentes de la investigación, los etarras han confesado en sus primeras declaraciones haber cometido los asesinatos del policía nacional Eduardo Puelles en Arrigorriaga (Vizcaya) y del militar Luis Conde en Santoña (Cantabria), así como otros catorce atentados.

Los 16 atentados del grupo Otazua de ETA

- 9 de marzo de 2006. Estallan cuatro artefactos explosivos en Cantabria, Burgos, Logroño y Pamplona. Los terroristas se unieron a la huelga general que Batasuna, su brazo político, había convocado para ese día colocando hasta cuatro artefactos en diferentes carreteras.

- 10 de septiembre de 2007. Los terroristas colocaron un coche-bomba frente a la delegación del ministerio de Defensa en Logroño. Los Tedax desactivaron la bomba, que estaba compuesta por dos ollas que sumaban más de 100 kilos de explosivo en su interior ancladas a un bidón de gasolina.

- 9 de octubre de 2007. Un escolta salvó la vida milagrosamente después de que los terroristas colocasen una bomba-lapa en los bajos del Skoda Octavia que utilizaba para su trabajo. Gabriel Ginés resultó herido grave, con quemaduras de diversa consideración.

- 23 de febrero de 2008. En plena campaña electoral para las elecciones generales de 2008, ETA colocó una bomba compuesta por entre 3 y 4 kilos de explosivos en un repetidor ubicado en el monte Arnotegi, en Bilbao. La bomba era una trampa destinada a estallar cuando los artificieros de la Policía vasca se acercasen al lugar.

- 1 de mayo de 2008. Una bomba estalla junto a la sede de la Tesorería de la Seguridad Social en la localidad vizcaína de Arrigorriaga. Ese día, otro grupo de ETA también colocó un artefacto explosivo frente Instituto Vasco de Seguridad Laboral (Osalan) en San Sebastián.

- 16 de septiembre de 2008. Los terroristas intentan asesinar a un policía nacional en Bilbao. Colocaron una bomba-lapa en su vehículo, pero esta no llegó a explotar. El agente recorrió diez kilómetros con la bomba adosada a los bajos de su coche.

- 21 de septiembre de 2008. Dos atentados de ETA en Vitoria y Ondárroa (Vizcaya). En la capital alavesa estalló un coche-bomba cargado con más de cien kilos de explosivos frente a la sede de Caja Vital. En la localidad vizcaína, estalló otro coche-bomba cargado con otros 100 kilos de explosivo frente a la comisaría de la Ertzaintza. Los etarras querían provocar una masacre entre los policías vascas.

- 22 de septiembre de 2008. Un coche-bomba hace explosión en plena madrugada frente al Patronato Virgen del Puerto de Santoña (Cantabria). La onda expansiva segó la vida de Luis Conde de la Cruz, brigada del Ejército de Tierra. También resultó herido otro militar.

- 21 de noviembre de 2008. Una bomba de escasa potencia estalló en un repetidor situado en un monte cercano a Bilbao. La explosión pasó desapercibida y la Ertzaintza la descubrió al ir a inspeccionar el repetidor tras apagarse la señal de televisión que trasmitía.

- Diciembre de 2008. Los terroristas colocaron un artefacto de escasa potencia junto al repetidor de televisión ubicado en la localidad navarra de La Población.

- 19 de junio de 2009. Una bomba-lapa acaba con la vida del Inspector de Policía la policía Antonio Eduardo Puelles en la localidad vizcaína de Arrigorriaga. El artefacto explotó cuando el policía puso en marcha su vehículo, aparcado en una calle cercana a su domicilio.

- 29 de julio de 2009. Los terroristas colocaron una furgoneta-bomba frente a la casa-cuartel de la Guardia Civil en Burgos cargada con más de 200 kilos de explosivo. No hubo víctimas mortales, pero 46 personas resultaron heridas. Los etarras buscaban una masacre.

En España

    0
    comentarios
    Acceda a los 8 comentarios guardados

    Servicios