print
SORAYA YA TIENE EQUIPO EN EL CONGRESO

La nueva estrategia de Rajoy levanta ampollas en el Grupo Popular y alegra a los medios hostiles con el PP

La dosificación de novedades que está practicando Mariano Rajoy no ha hecho sino poner el foco en cada pequeño paso que da. Si los medios y partidos más hostiles con el PP han saludado el nombramiento de Soraya y su equipo, en el Grupo Popular hay un clamor de protesta, todavía anónima. Interpretan la nueva estrategia como un personalismo de Rajoy y sus más allegados que no prima la experiencia y la capacidad política. El discurso de los "recelos" y del trabajo desigual que pronunció el líder nacional no concuerda con los primeros datos sobre su “propio equipo”, ese con el que se presenta al congreso de junio.




Noticia publicada el 01-04-2008

(Libertad Digital) A Eduardo Zaplana se le encomendó el pasado jueves su último trabajo como portavoz parlamentario: ser la voz del PP en las negociaciones con el PSOE –a cargo de José Blanco– para conformar la nueva Mesa del Congreso. El hoy ex portavoz actuó como de costumbre dejando claros los principios del partido: es imposible no rechazar la investidura de Zapatero y no habrá cesiones en la Mesa para que entren los socios potenciales de Zapatero.
 
A partir de hoy es Soraya Sáenz de Santamaría, el número dos en la estrategia política del partido, quien se encargará de esos menesteres. Pero el fichaje y sus primeros pasos ya han levantado un “clamor”, según admiten en fuentes del Grupo Popular. Este martes se conocía el equipo con el que Soraya Sáenz de Santamaría se enfrentará cada día en el Congreso al ex ministro –amigo personal de Zapatero– José Antonio Alonso y al nuevo cordón sanitario –autoexclusión, se llama ahora– que ya ha anunciado Blanco para la próxima legislatura. La renovación es tal que la media de edad difícilmente supera los cuarenta años. En el Grupo se interpreta como “un asalto del equipo más íntimo de Rajoy”, tal y como destaca la agencia EFE citando fuentes populares que, de momento, no tienen nombre propio.
 
Las claves que pueden descifrarse del discurso de Mariano Rajoy tras la Junta Directiva Nacional en la que se propuso a Soraya Sáenz de Santamaría y a Pío García Escudero no parecen concordar con los primeros pasos de su estrategia. Rajoy dijo que no se había trabajado por igual en todas partes “y eso se nota”. Lo repitió en varias ocasiones pero no se ha notado por el momento. El Congreso se celebra en Valencia y lo dirige Valcárcel, pero cuesta encontrar en ello el premio al buen trabajo o a los resultados electorales obtenidos el 9 de marzo. Otro tanto ocurre con Madrid. Por el momento, sólo conocemos al equipo parlamentario que forma la Mesa del Congreso y al que acompañará a Soraya. Tampoco hay rastro de los primeros puestos en las listas electorales del PP, especialmente Manuel Pizarro.
 
En la votación para configurar la Mesa del Congreso también hay interpretaciones. A Ana Pastor le faltaron dos votos para lograr un respaldo total de su grupo parlamentario, lo que unos atribuyen a un simple error y otros al "descontento" que se ha generado por los nuevos nombramientos en el Congreso. Según informaba este martes la agencia EFE, algo parecido sucedió en la votación de los cuatro secretarios de la Mesa, en la que de los otros 77 diputados del PP sólo 69 habrían respaldado supuestamente a Celia Villalobos. Añade la agencia que aunque no es posible saber a dónde han ido a parar los ocho votos que "faltan" del PP, en esa misma votación hubo siete papeletas en blanco y tres nulas.
 
Apuntan también fuentes populares que algunos de los portavoces adjuntos de la pasada legislatura han conocido este mismo martes por la mañana, a la vez que el resto de los 154 diputados del PP, que dejaban de serlo.
 

EL APLAUSO DEL ENEMIGO
 
 El nombramiento de Soraya Sáenz de Santamaría como portavoz parlamentaria del PP ha sido acogido con indisimulada alegría por los medios de comunicación y partidos políticos que se caracterizan por su hostilidad hacia el PP. Los editoriales de El País y Público, y los portavoces de partidos como ERC e ICV coinciden en elogiar su carácter “dialogante”. Para los instigadores del “cordón sanitario” el cambio de Zaplana a Soraya es visto como un triunfo. El portavoz del PSOE, José Antonio Alonso augura “una buena relación” . Dentro del PP el más entusiasmado, Gallardón.
 
El editorial de El País  saluda el nombramiento de Soraya como una muestra de “un prudente aggiornamento”. Dice el periódico de Prisa que Soraya es “experta en temas autonómicos, no sólo pertenece a una nueva generación política, sino que cuenta con el aval de su buen conocimiento de los temas y la actitud dialogante que le reconocen quienes negociaron con ella las reformas de los Estatutos de Autonomía aprobadas durante la legislatura”.
 
La portada del diario de los amigos de Zapatero, Público, no puede ser más expresiva. Sobre una foto de Alonso y Soraya titula “Primera tarea: enterrar la crispación”. Este diario identifica la crispación con la labor en defensa de los principios del PP realizada por Zaplana en la pasada legislatura. Ven un gesto de "moderación" y definen a Soraya como "diplomática pero firme, de gran memoria y experta en sortear los temas espinosos echando mano del argumentario".
 
Estos medios coinciden, como suele ser habitual, con la opinión de Alberto Ruiz Gallardón que se apresuró en calificar el nombramiento de Soraya como "un acierto" que marcaba un "nuevo rumbo" en el PP. 
 
La Vanguardia dice en su titular que "Rajoy se impone y sitúa en el Congreso a la moderada Sáenz de Santamaría", mientras que El Periódico de Cataluña abre con un "Rajoy inicia la renovación del PP".  
 
También el PSOE está contento con el nombramiento. Su nuevo portavoz parlamentario, José Antonio Alonso cree que van a tener “una buena relación” y que se van a "crear las condiciones" necesarias que permitan crear "consensos" en asuntos de Estado, como "la lucha antiterrorista, la política exterior, la seguridad y la defensa colectiva".
 
Hasta en el tripartito catalán se celebra la noticia. El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Ridao, y el diputado electo de ICV-EUiA, Joan Herrera, celebraron como una "buena noticia" que la nueva portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, tenga un perfil más "dialogante" que su antecesor en el cargo, Eduardo Zaplana.
 
En declaraciones a Rac 1 recogidas por Europa Press, Ridao opinó que los cambios en el PP significan que el partido "poco a poco hace su Perestroika". Para Ridao, "que no haya (Eduardo) Zaplana o (Ángel) Acebes siempre es una muy buena noticia", y destacó que, pese a que Sáenz de Santamaría es "ideológicamente dura", tiene un "talante dialogante".
 
En una línea similar, Herrerra dijo que la nueva portavoz del PP en el Congreso es "una persona conservadora, como le corresponde en el partido en el que está, aunque dialogante", con la que se puede llegar a acuerdos. Por ello, Herrera pidió al PP un "cambio de tono" en esta nueva legislatura. Sin embargo, destacó que la oposición del PP a ceder puestos en la Mesa –que finalmente ha cedido el PSOE a favor del PNV y de CiU– demuestra que el "primer gesto práctico" de los populares no se ha materializado.
 
Desde el PSC, la vicepresidenta del Congreso, Teresa Cunillera, esperó que la próxima legislatura sea menos tensa que la anterior con Sáenz de Santamaría como portavoz del PP, porque con el "ambiente de crispación" de los últimos años no es posible construir, a su juicio, un ámbito de convivencia ni de respeto. Cunillera apuntó que parece que en el PP ya hay "reticencias" por el nombramiento de la popular. "Parece que todo el mundo no está tan contento", constató.



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados