Menú

El Gobierno exhibe ahora dureza para que ETA no esté en las instituciones

El Gobierno ha aprobado la reforma de la ley Orgánica de Régimen Electoral General que pretende que quienes "apoyan a los violentos" no puedan ocupar "nunca más los escaños que la democracia otorga a los que cumplen la ley". Rubalcaba dijo a Batasuna que "o rompen con ETA o convencen a ETA".

LIBERTAD DIGITAL
0

El Gobierno, y especialmente Rubalcaba tratan ahora de dar una imagen de dureza y determinación para que ETA no esté representada en las instituciones. Tras permitir que el entorno de ETA accediera al Parlamento vasco primero y los ayuntamientos después, Rubalcaba presume ahora de dureza contra el mundo etarra a través de una ley llena de imprecisiones y vaguedades, pero que el ministro de Interior ha presentado como una herramienta más de la lucha contra ETA.

De la Vega dijo que para hacer política sólo hay un camino y la ley pretende el "estricto cumplimiento de las normas del estado de Derecho". "No hay atajos, la violencia no cabe de ninguna forma y los derechos sólo pueden ejercerse desde la legalidad". Pretende la iniciativa que "no queden recovecos, ni artimañas, ni escondites" para los que apoyan la violencia. "La reforma aplica todas las garantías para los que cumplen la ley y todo el rigor a quienes pretenden vulnerarla".

Rubalcaba anunció una solución legal para echar de las instituciones a los partidos ilegalizados. Aplicarles una "incompatibilidad sobrevenida". Es decir, obligar a los miembros de partidos ilegalizados con representación en las instituciones –situación de ANV- a que renuncien a los principios por los que fueron ilegalizados o al acta de concejal. No dijo si tendrá efectos retroactivos con ANV o es una práctica para el futuro. Tampoco aclaró que formula jurídica se va a aplicar para el cumplimiento efectivo de esta premisa. Se limitó a decir que que los miembros de partidos ilegalizados tienen que realizar una "fórmula expresa de rechazo" y que ha de ser "público, notorio y fehaciente".

Rubalcaba ha justificado esta modificación de la Ley Orgánica del Régimen electoral General (LOREG) asegurando que "han pasado casi diez años, hemos acumulado experiencia y jurisprudencia" se trata, según ha dicho, de "mejorar la legislación para tratar de ser más eficaces y tratar de impedir que haya en las instituciones democráticas quien se aproveche de ellas para defender a la banda terrorista, o para apoyarse en ella".

El ministro del Interior ha recordado que para alcanzar este objetivo, la anterior legislación "preveía un fraude de ley, que algún partido tratase de entrar en las instituciones caumuflándose en una agrupación electoral" este truco "permitía al fiscal que pudiera anularlo".

Pero ahora, tratan de resolver los "supuestos que no estaban contemplados en la ley". De este modo, se habilita al fiscal "en el caso de que a lo largo del proceso se descubra las intenciones de un partido o formación" a actuar "hasta el cuadragésimo cuarto día, no se agota el plazo final".

Según ha dicho, tratan de enmendar supuestos que causaban "perplejidad entre la ciudadanía, de que hubiera alguien una institución que estuviera representando a un partido ilegal" ya que "no había mecanismo legal para impedirlo" indicó Rubalcaba. "Esto no parece sensato" señaló "y creemos haber encontrado una solución para esta perplejidad y la fórmula correcta es aplicarles lo que llamaríamos incompatibilidad sobrevenida" insistió.

Sobre esta figura, el ministro se ha expresado así: "Un partido político ilegalizado no puede presentarse ni nadie presentarse en su nombre" con lo que "se establece la incompatibilidad". Ahora, quedarán dos opciones a los que traten de abrazar estas posibilidades: "Le quedarán dos opciones: o renuncia a los principios que llevaron a ese partido a la ilegalidad o renunciar al puesto".

Disyuntiva que también ha trasladado al "entorno de ETA" a quien a reiterado por enésima vez: "O votos o bombas" y ha insistido "O rompen con ETA o convencen a ETA".

"No quiero líos, quiero lo que quiero"

Además, Rubalcaba ha afirmado que el PP conocía estos trabajos porque “hemos ido hablando”· Sin embargo, también se ha referido a las palabras de Mayor Oreja y ha asegurado que sus declaraciones “no ayudan” en un momento en el que, en su opinión, se necesita “unidad y firmeza”. “Que se introduzcan palos en la rueda no ayuda”, sentenció.

A su juicio, “se pretende sembrar dudas” y habló de que “no estamos en un momento cualquiera en la lucha antiterrorista porque las cosas van bien” y haciendo referencia a Mayor indicó que “todo lo que nos distraiga de la unidad está fuera de lugar”. “No quiero líos, quiero lo que quiero”, llegó a decir el titular de Interior.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 19 comentarios guardados

    Servicios