Menú

López Aguilar acusa al PP de querer ocultar "su incompetencia y su desastrosa actuación" para prevenir el 11-M

La reacción del Gobierno ante las revelaciones periodísticas sobre el 11-M tiene una doble vertiente. Por un parte, pasa por aferrarse a la versión oficial, pese a que ha quedado al descubierto que las principales pruebas del sumario son falsas o fueron manipuladas. Lo ha vuelto a hacer el ministro Alonso. Por otra, por atacar al PP y acusarle de inventarse conspiraciones para ocultar sus errores. Este martes, en El Mundo, insiste en ello el titular de Justicia. Dice López Aguilar que los populares "intentan enredar, arriesgando el descrédito (sic) de las instituciones". Y que el único objetivo de su "delirio conspirativo" es "ocultar su propia incompetencia y su desastrosa actuación para prevenir el 11-M".

0
"
(Libertad Digital) Mientras que el ministro de Defensa insiste en que no tiene "ninguna duda" de la autoría del 11-M y se remite a lo dicho sobre "la verdad de lo que allí ocurrió", otro compañero en la mesa del Consejo de Ministros prefiere cargar contra el PP como reacción a las revelaciones periodísticas que están dejando en evidencia la credibilidad de la versión oficial sobre los atentados de Madrid.
 
No sólo tiene ataques para el PP. En una entrevista en El Mundo, Juan Fernando López Aguilar también intenta desacreditar las declaraciones del ex minero y confidente Suárez Trashorras, principal imputado por la masacre. Dice que son "contradictorias y están trufadas de mentiras exculpatorias". Además, califica de "inaceptable" que se de pábulo, en un delirio conspirativo, a la elucubración de un golpe de Estado sobre el 11-M.
 
La salida de Telesforo Rubio y el 11-M
 
Cuando la periodista Esther Esteban le pregunta si tiene algo que ver el cese de Telesforo Rubio y la cúpula policial con la investigación de los atentados de Atocha, el ministro opta por una respuesta general sin ser concreto. "La investigación del 11-M ha sido exhaustiva y muestra la determinación de España en la lucha contra todas las formas de terrorismo". Nada que ver con la defensa del "trabajo bien hecho" que hizo el viernes Rubalcaba al anunciar el "cambio de sitio" del hasta ahora responsable de la Comisaría General de Información.
 
López Aguilar prefiere quedarse con que el PP "intenta enredar, arriesgando el descrédito de las instituciones, Fuerzas de Seguridad, Fiscalía y Poder Judicial incluidos". Acusa a los portavoces del PP  de estar "trastornados por alguna declaración o titular periodístico" que les lleva a pedir "el desmantelamiento de un sumario que ha ocupado más de dos años y miles de folios, y que debe conducir a lo que esperan los españoles: el banquillo, la justicia y las condenas". Y acusa a los populares de pretender, "con esta ofuscación", ocultar "su propia incompetencia y su desastrosa actuación para prevenir esa masacre. Señores que ostentan responsabilidades en la cúpula del PP gobernaban entonces el Ministerio del Interior y dirigían la seguridad del Estado. Fallaron. Era su responsabilidad, y la de nadie más", apunta al todavía ministro de Justicia, pendiente ya de su marcha a Canarias para encabezar la lista del PSOE en las autonómicas del año que viene.
 
"El juez ha tenido todos los medios"
 
Tras las declaraciones de Trashorras en El Mundo, López Aguilar trata de desacreditar su testimonio. Dice que "no me merece ninguna credibilidad" y que está "trufado de mentiras autoexculpatorias y medias verdades. ¿Qué puede esperarse de alguien que suministró los explosivos y se enfrenta a una condena de 3.000 años de cárcel por 200 muertos? No puede sorprender que mienta para confundir e intentar librarse de una condena severa".
 
Tampoco hay un respaldo claro al trabajo del juez del Olmo cuando la periodista plantea que son muchos los que creen que "está desbordado y que así es muy difícil aclarar lo sucedido". Contesta el ministro que el magistrado "se le han ofrecido todos los apoyos necesarios para hacer la investigación, y creo que la sociedad española tiene derecho a esperar que después de todo este tiempo, este acopio de pruebas, de testimonios y de relatos fácticos la justicia penal pueda obrar la parte final del trabajo, que es enjuiciar las responsabilidades y producir condenas. Tanto empeño tiene este Gobierno en que se llegue al final que no ha reparado en medios".
 
Insiste en que es "inaceptable que pueda darse pábulo, en un delirio conspirativo, a la elucubración de un golpe de Estado. Es un insulto a quienes alguna vez han padecido un golpe de Estado porque, entre otras cosas, quienes tenían responsabilidad de gobierno eran quienes hoy dan pábulo a ese delirio. Esto asume la premisa insostenible de que una masacre terrorista pueda producir como consecuencia electoral un vuelco en las urnas. El terrorismo no cambia gobiernos, los refuerza. El ejemplo de esto es la reacción de los estadounidenses después del 11-S".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation