Menú

López descarta una nueva negociación y la presencia etarra en las elecciones

El lehendakari destacó este jueves que el nuevo Gobierno vasco "ya no se pasa el día cuestionando la legalidad". Tras recordar a las víctimas, negó cualquier posibilidad de volver a negociar con ETA y de que las franquicias electorales etarras estén en los próximos comicios.

0

Arropado por ministros del Gobierno Zapatero –José Blanco o Manuel Chaves–, representantes institucionales nacionales –Javier Rojo, presidente del Senado– y autonómicos –Arantza Quiroga, presidenta de la Cámara vasca–, consejeros de su Ejecutivo –Rodolfo Ares o Idoia Mendía– e importantes representantes de las empresas vascas –Josu Jon Imaz (Petronor) o José María Aldecoa (Mondragón Corporación Cooperativa), entre otros– , el lehendakari vasco, Patxi López, reivindicó este jueves en Madrid los logros de sus ocho primeros meses de gestión en la comunidad vasca.

"Hoy, tan sólo 8 meses después, ya hemos asentado las bases de una forma radicalmente diferente de gobernar: Hoy, el Gobierno ya no se pasa el día cuestionando la legalidad, las instituciones y las normas básicas del país. Al revés, ponemos en valor la Constitución y el Estatuto porque es lo que nos otorga derechos y libertades, es lo que nos constituye a Euskadi como Comunidad Política", dijo. "No soy un lehendakari que pretende grabar en el mármol de la historia un plan con mi nombre", insistió.

López afirmó que, tras sus primeros meses en la Lehendakaritza, la región ha pasado de ser conocida por sus conflictos con la Administración central y las comunidades vecinas a ser "envidiada" por su forma de hacer política, ya que, según dijo, se ha convertido en un "oasis en medio del desierto de la crispación en que se mueve hoy la política en España".

Para ello, no dudó en dar su parte del mérito al presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, –al que hizo alusiones cómplices en varios momentos– por el apoyo que da a su Gobierno. "El cambio que lidera mi gobierno esta apoyado por el Partido Popular del País Vasco. Porque cuando se trata de las libertades personales y del derecho a la vida. Cuando está en juego el tratamiento igual a todos los ciudadanos, y desterrar la exclusión, el resto de divergencias se retiran", aseguró.

Tras los cambios políticos, llegó la hora de hablar de ETA. El lehendakari negó cualquier posibilidad de que se vuelva a negociar con la banda. "Lo del diálogo está cerrado, la oportunidad histórica fue truncada por los terroristas. Ya no existe ni posibilidad ni voluntad ", dijo. Igualmente, dio por descartada, casi en su totalidad, cualquier opción de que una nueva franquicia etarra pudiese colarse en las próximas elecciones: "Si quieren presentarse a las elecciones, que hagan política y dejen de ser títeres manejados por una banda terrorista". Eso sí, ambas cuestiones fueron respuestas a preguntas de los periodistas, porque no hubo mención alguna a la negociación o las franquicias etarras durante su intervención en el Foro de la Nueva Economía.

Sí habló en su discurso inicial del final de ETA y de las política que pondrá en marcha su Ejecutivo para combatir a la banda y su entorno. "Estamos decididos a aplicar todas las herramientas que nos permite el Estado de Derecho y persistir en una política de tolerancia cero para llevar a los terroristas ante la Justicia. No vamos a escatimar en medios para que la Ertzaintza pueda desarrollar su labor con la máxima eficacia y profesionalidad. Pero acabar con ETA no implica sólo detener a etarras. También lleva consigo una ardua labor de deslegitimación política, social y cultural del terrorismo. Vamos a hacer un esfuerzo por socializar valores democráticos entre los ciudadanos vascos, incidiendo, sobre todo, en los ámbitos de la enseñanza, el asociacionismo y los medios de comunicación", dijo.

"Vamos a hacer desaparecer de los espacios públicos cualquier atisbo de comprensión y justificación de la violencia y de los violentos. Los jóvenes vascos no han nacido queriendo ser terroristas. Y vamos a deslegitimar todas las falsas ideas que a algunos de ellos les han llevado a serlo. Y además, reivindicaremos la memoria de las victimas como elemento constitutivos de las libertades democráticas de los vascos", continuó.

Como no podía ser de otro modo, tras recordar a las víctimas y agradecer su labor a las Fuerzas de Seguridad, se quiso dirigir a los empresarios: "Y quiero hacer una mención a los empresarios vascos. Hombres que defienden el país y que pese a las amenazas siguen generando riqueza para Euskadi y su sociedad. Quiero mostrarles todo mi apoyo y el de mi gobierno". Tras esto, tuvo un guiño especial para el presidente de Mondragón Corporación Cooperativa (MCC): "Y, a la vez, también quiero manifestar nuestra solidaridad con grupos empresariales vascos que sufren campañas de difamación, asimilándolos al mundo del abertzalismo radical, cuando nada hay más lejos de la realidad".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 3 comentarios guardados

    Servicios