Menú

López ve "honestidad política" en la confesión de Zapatero sobre los contactos con ETA

El presidente del PSE ha sido el último de los dirigentes socialistas en intentar justificar a Zapatero, que reconoció, tras meses de negativas, encuentros con ETA tras la bomba de Barajas. En la admisión de su mentira ve un "acto de honestidad política" y dice de los organismos internacionales que instaron a seguir negociando que no son "cualquier mindundi". No se arrepiente, añade, de haber hablado ante las cámaras con Batasuna-ETA y, como el presidente, evita decir que no volverán a negociar.

0
El presidente del PSE ha sido el último de los dirigentes socialistas en intentar justificar a Zapatero, que reconoció, tras meses de negativas, encuentros con ETA tras la bomba de Barajas. En la admisión de su mentira ve un "acto de honestidad política" y dice de los organismos internacionales que instaron a seguir negociando que no son "cualquier mindundi". No se arrepiente, añade, de haber hablado ante las cámaras con Batasuna-ETA y, como el presidente, evita decir que no volverán a negociar.
"
(Libertad Digital) En una entrevista en El Mundo, Patxi López, tras negar las recientes acusaciones de Iñigo Urkullu sobre la negociación con los terroristas, dice que no se siente culpable, "absolutamente nada", de haber dado falsas esperanzas a Zapatero sobre la negociación. Reticente a referirse a la confesión del presidente a Pedro J., añade respecto a los organismos internacionales que instaron a seguir negociando tras la T-4 que serán aquellos "que han participado en mil conflictos, desde Irlanda a Sierra Leona".
 
"Todo ese conglomerado de un prestigio extraordinario no es cualquier mindundi que intermedia", dice López, que añade que el cargo de presidente conlleva tomar "decisiones complicadas y arriesgadas". El dirigente socialista ve como "un acto de honestidad política" que Zapatero reconociera esos contactos ante Pedro J. "Ha sido el proceso con más transparencia y más información que nunca", proclama López, que cree que la honestidad "aquí viene desde el primer día".
 
Tras negar que Jesús Eguiguren le fuera informando de las reuniones –aunque no "iba por libre", matiza–, Patxi López rechaza una intención electoralista en la fracasada negociación. También evita contestar cuando la periodista le pregunta por el sentido último de la manida frase sobre las "expectativas de diálogo" con ETA. "Significa que no hay ninguna expectativa de diálogo con ETA", contesta Patxi López al cuestionársele si implica que "no lo van a volver a intentar".
 
Patxi López tampoco ve electoralismo en la ilegalización ahora de ANV y PCTV. Argumenta que entonces no había pruebas suficientes, sólo intuiciones. Sobre el PNV, explica que desde la marcha de Josu Jon Imaz "ha cambiado radicalmente el discurso" del partido. Respecto a la consulta secesionista de Juan José Ibarretxe, López dice que él "quiere un referéndum, pero consecuencia del recorrido que hay que hacer: nos ponemos de acuerdo los partidos, lo llevamos al Parlamento vasco… Lo que marca la Constitución".
 
En cuanto a su reunión ante las cámaras con Arnaldo Otegi y otros dirigentes de Batasuna-ETA cuando ahora están en prisión, dice que tiene "la conciencia tranquila". "Hicimos lo que correspondió, porque queríamos avanzar hacia la paz", añade. Del Pacto Antiterrorista, indica que no quiere "sacralizarlo" y defiende, como en otras ocasiones, un acuerdo "con el PP y los demás partidos".  

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios