Menú

Luis del Pino dice que "habría que ampliar" 11-M. Golpe de régimen con las revelaciones del juicio

Luis del Pino ha sido el invitado de este martes en el informativo de las 21.00 horas de Libertad Digital Televisión para hablar de su último libro, 11-M. Golpe de régimen (La Esfera de los Libros). El autor ha dicho que cuando escribió este libro corrió "el riesgo" de que en el juicio "alguien desmintiera algo" pero ha destacado que, de momento, "no sólo no se desmiente nada, sino que los testigos van corroborando" las informaciones que recoge. Incluso señaló que habría que ampliarlo "con nuevas cosas", entre las que destacó la declaración de Sánchez Manzano, que adelantó a las 12.00 de la mañana del 3 de abril de 2004 el aviso sobre el piso de Leganés, donde supuestamente se habían atrincherado los islamistas

Luis del Pino ha sido el invitado de este martes en el informativo de las 21.00 horas de Libertad Digital Televisión para hablar de su último libro, 11-M. Golpe de régimen (La Esfera de los Libros). El autor ha dicho que cuando escribió este libro corrió "el riesgo" de que en el juicio "alguien desmintiera algo" pero ha destacado que, de momento, "no sólo no se desmiente nada, sino que los testigos van corroborando" las informaciones que recoge. Incluso señaló que habría que ampliarlo "con nuevas cosas", entre las que destacó la declaración de Sánchez Manzano, que adelantó a las 12.00 de la mañana del 3 de abril de 2004 el aviso sobre el piso de Leganés, donde supuestamente se habían atrincherado los islamistas. 
(Libertad Digital) El autor de 11-M. Golpe de régimen destacó que la declaración del que fue comisario jefe de los Tedax, Juan Jesús Sánchez Manzano, en el juicio de los atentados ha aportado una de las grandes novedades.  
 
Sánchez Manzano declaró en la vista que recibió el aviso sobre el piso de Leganés "a las 12 de la mañana" y hasta ahora, destacó Luis del Pino, "nos habían dicho que fue después de comer". La pregunta que se hace Del Pino es "si lo sabía desde la mañana, ¿cómo es posible que hubiera que cazar a lazo a los GEO que estaban de descanso?,  ¿en aquella tarde de abril nadie avisó a los GEO?". Otra novedad, según ha explicado Luis del Pino, es que "hoy sin ir más lejos hemos sabido que tampoco los perros olieron los explosivos en los revestimientos de ese zulo de Morata de Tajuña", donde según la versión oficial se guardaron los explosivos. "Los perros no olían nada, tenía que ser un explosivo inodoro", subraya Del Pino y añade que "sin embargo, ese explosivo aparece por todas partes".
 
También destacó la declaración del segundo guía canino que acudió con su perra a inspeccionar la Kangoo de Alcalá. Para Luis del Pino su declaración fue "contundente", al afirmar que si se hubiesen trasladado decenas de kilos de explosivos en la furgoneta la perra hubiese detectado los vestigios aunque "fuesen en bolsas cerradas, dentro de mochilas cerradas". Del Pino destaca que esta declaración corrobora que "con esas cantidades siempre al manipular quedan restos, vestigios, lo cual quiere decir que es mentira que la Kangoo fuera utilizada para transportar ninguna mochila bomba".
 
Para el analista de Libertad Digital, el juez Gómez Bermúdez "está haciendo una labor extraordinaria, se le nota que no esta ahí simplemente para juzgar un caso que otro juez ha instruido, sino que se ha leído de cabo a rabo el sumario". Destacó, asimismo, que está haciendo "preguntas muy pertinentes" a los testigos y "se nota que conoce perfectamente" el caso. Lo más importante, en su opinión, es que Gómez Bermúdez "centra mucho" lo importante del juicio, que es examinar "los hechos del sumario y si los señores que se sientan en el banquillo son o no culpables". Luis del Pino valora muy positivamente que las sesiones no se vayan por "los cerros de Úbeda" y se centren "en lo fundamental" que "son los hechos, las pruebas". También elogió a Gómez Bermúdez porque "maneja muy bien la fachada del juicio", con su buen trato a los periodistas y a las víctimas presentes.
 
En la otra cara de la moneda, la fiscal Olga Sánchez, que este martes ha increpado a una víctima, lo que para Luis del Pino "ha sido una escena bastante desafortunada". Sobre la fiscal señala que "desde que ha comenzado el juicio" se ha visto que "no tiene el control de la situación, ni conoce el sumario tan bien como Gómez Bermúdez, a pesar de estar dos años y medio instruyendo el caso". Además, la ve muy "insegura" y "nerviosa", como "esperando que, en cualquier momento, ese castillo de naipes de la versión oficial se le venga abajo".
 
Luis del Pino considera, en relación con "la actitud de los funcionarios policiales", que "lo más significativo" fue la declaración de Sánchez Manzano por "el tono, el nerviosismo" ya que declaró "casi como un imputado, no como un testigo". En este sentido, señaló que Sánchez Manzano "sabe muchísimo de lo que pasó, sabe muchísimo de por qué aparecen tantos indicios de manipulación y falsificación de las pruebas". No en vano, añadió, estuvo "a cargo de las muestras de explosivos recogidas de los trenes". Al ser preguntado sobre la protección del PSOE a Manzano, pese a que fue nombrado jefe de los Tedax por el PP, Luis del Pino dijo que creía que "se le está cuidando para que no cuente lo que sabe".
 
Sin embargo, Del Pino prefiere quedarse con la declaración "modélica" del guía canino que ha ido al juicio "a contar tal como lo vio y dar su opinión sin pensar en las consecuencias que podía tener". En esta línea, subrayó que "muchos policías son competentes y van a declarar lo que ellos vieron, lo que tocaron,  y no van a entrar en ninguna clase de juegos, saben que mentir ante este tribunal puede tener consecuencias terribles". En referencia a la declaración del portero de la finca de Alcalá, señaló que "lo del no me acuerdo es muy socorrido" pero "han quedado muchas cosas por escrito" y "se puede exhibir algún documento para refrescar la memoria". "Algunas personas que dejaron cosas escritas en el sumario se estarán preguntado y ahora por dónde salgo yo", añadió.
 
Sobre las dos hipótesis que plantea en 11-M. Golpe de régimen, Luis del Pino considera que lo que se ha visto hasta ahora en el juicio "no nos permite discernir" entre ellas. Ha recodado que si, como parece, alguien ha creado una trama islamista para tapar otra cosa, una de las dos hipótesis que plantea es que se quiera tapar "un macroatentado de ETA" por el que la banda terrorista "habría puesto doscientos muertos sobre la mesa para forzar a negociar". Esta sería la "más suave". La otra "mucho más terrible" sería "un golpe de estado, desde el propio estado, puro y duro". Lo que sí tiene claro es que lo que nos han contado "es mentira".

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador