Menú

Miranda deja la Junta Directiva de la AVT en desacuerdo con la gestión del nuevo equipo

Carmen Miranda ha presentado su dimisión como secretaria general de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) por desavenencias con la gestión de su presidente, Juan Antonio García Casquero. Miranda era la única integrante del equipo del anterior presidente, Francisco José Alcaraz, que había continuado en la nueva dirección, según señala Europa Press. También ha dimitido el tesorero de la asociación.

0
Carmen Miranda ha presentado su dimisión como secretaria general de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) por desavenencias con la gestión de su presidente, Juan Antonio García Casquero. Miranda era la única integrante del equipo del anterior presidente, Francisco José Alcaraz, que había continuado en la nueva dirección, según señala Europa Press. También ha dimitido el tesorero de la asociación.
"
LD (Europa Press) Miranda comunicó el miércoles a García Casquero su decisión de abandonar su cargo en la Junta del colectivo de víctimas y le hizo llegar una extensa carta en la que expone su desacuerdo con las decisiones de la dirección y argumenta la "imposibilidad" de continuar en el cargo.
 
García Casquero asumió la presidencia de la AVT el pasado mes de abril tras el anuncio de Alcaraz de renunciar a continuar al frente de la asociación tras cuatro años en el cargo. El nuevo equipo encabezado por Casquero se presentó con una línea "continuista" y obtuvo el apoyo de más del 97 por ciento de los asociados.
 
La Junta Directiva electa estaba integrada además por Ángeles Pedraza como vicepresidenta, Carmen Miranda como secretaria general, Antonio Muñoz como tesorero y Manuela Lancharro. Miranda era la única persona que ya había pertenecido al equipo de Alcaraz y que ahora repetía responsabilidad al frente de la AVT.
 
Sin embargo, tras seis meses en el cargo, decidió presentar su baja al presidente al considerar que las acciones llevadas a cabo no corresponden con su idea de trabajo que debe desarrollar el colectivo. Según explicó, ella considera que la Junta Directiva debe velar por la protección de la dignidad y memoria de las víctimas y vigilar que ningún gobierno negocie con ETA, así como posibles beneficios a presos etarras.
 
Esta dimisión se suma a la que ya se produjo del tesorero, Antonio Muñoz. De esta forma, la dirección queda compuesta por tan solo tres miembros: García Casquero, Ángeles Pedraza y Manuela Lancharro, que deberán asumir las labores de sus ex compañeros hasta que se celebren nuevas elecciones.
 
Carmen Miranda continuará sin embargo formando parte de la AVT y colaborando activamente con las labores de la asociación siempre que se la requiera, aunque insistió en que no podía seguir siendo miembro de la dirección porque no comparte la línea con la que trabaja García Casquero.
 
El que fuera delegado de la asociación en Madrid se presentó a la sucesión de Alcaraz con un programa "continuista" con respecto al de su antecesor, del que recibió apoyo público, y continuó con las críticas al Gobierno por haber "mentido a las víctimas y a los españoles". Además, subrayó su compromiso en contra de la negociación con organizaciones terroristas.
 
Durante los meses de presidencia ha tenido oportunidad de expresar este rechazo a la negociación en numerosas ocasiones y lo hizo también ante Naciones Unidas en un encuentro internacional de víctimas del terrorismo. Además, ha defendido la necesidad de continuar investigando los atentados del 11-M porque "no se conocen los autores intelectuales".
 
Sin embargo, a lo largo de este periodo no se han repetido las movilizaciones masivas contra el Gobierno que protagonizaron la anterior etapa. Se trató de una confrontación que llevó a la AVT a manifestarse hasta ocho veces en las calles de Madrid congregando a miles de ciudadanos críticos con las políticas del Ejecutivo socialista.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios