Menú

Otaola se quedará en Lizarza "para demostrar que con la ley queremos la paz y la libertad"

La alcaldesa de Lizarza y su equipo han tenido que soportar los insultos e injurias del entorno de ETA a la entrada y salida de la misa en celebración de las fiestas locales. En declaraciones a Libertad Digital, Miguel Ángel Fernandez, concejal de Lizarza, explicó que los proetarras "de siempre", que habían advertido de que irían con las "escopetas cargadas", la llamaron "asquerosa", "ladrona" y "franquista". Antes de la celebración, la bandera española que izó el viernes en el ayuntamiento apareció cubierta con la ikurriña. VEA DENTRO LA CRÓNICA DE LDTV

VÍDEO: "Defenderé la bandera como hace Regina Otaola"
0
La alcaldesa de Lizarza y su equipo han tenido que soportar los insultos e injurias del entorno de ETA a la entrada y salida de la misa en celebración de las fiestas locales. En declaraciones a Libertad Digital, Miguel Ángel Fernandez, concejal de Lizarza, explicó que los proetarras "de siempre", que habían advertido de que irían con las "escopetas cargadas", la llamaron "asquerosa", "ladrona" y "franquista". Antes de la celebración, la bandera española que izó el viernes en el ayuntamiento apareció cubierta con la ikurriña. VEA DENTRO LA CRÓNICA DE LDTV
"
L D (Agencias) El lamentable incidente, sin embargo, no restó ni un ápice de firmeza a Regina Otaola quien en declaraciones a Europa Press aseguró que "por supuesto" mantiene su intención de continuar al frente del municipio "para demostrar que con la ley queremos conseguir la paz y la libertad". "No lo he dudado en ningún momento. Amenazas ha tenido mucha gente, mucha gente del PP, pero hemos seguido todos adelante y en ningún momento me planteo el dejar o amedrentarme o echar un pasito atrás, ni mucho menos", añadió.
 
Por su parte, Miguel Ángel Fernandez, concejal del PP en Lizarza y presidente de Nuevas Generaciones en el País Vasco, remarcó, en conversaciones con Libertad Digital, que pese a la presencia de los proetarras en el acto y las amenazas previas para disuadir a los vecinos de asistir a la liturgia, la ermita estaba repleta, incluso, "había gente de pie". "Éramos más los de dentro que los de fuera", precisó con cierta esperanza pues eso significa que los vecinos no se han dejado intimidar por la presión proetarra. Entre los setenta asistentes, hubo insultos, pero también susurros de ánimo.
 
Fernández, en este sentido, detalló cómo una de las asistentes a la misa se arrimó a la alcaldesa y "por lo bajo" le dijo: "Ánimo Regina, no cedas". Una frase de "alivio", continuó, para los que diariamente tienen que soportar los gritos y las amenazas de los enemigos de la libertad.
 
Tiempo antes del inicio de la misa, una treintena de proetarras se concentraba con ikurriñas en los accesos del templo para después recibir a la alcaldesa entre insultos de "ladrona" y "franquista". También le increparon con gritos como "alde hemendik (fuera de aquí)", "ospa (largo)" y "utzi pakean (déjanos en paz)", así como "iros a Madrid que allí os quieren".
 
Otaola, que llegó pocos minutos antes de las once al lugar, fue acompañada hasta su entrada en la iglesia por un fuerte dispositivo de la Ertzaintza, con tres furgonetas y varios coches patrulla, ya desde el puente que da acceso a la ermita. Lo que impidió cualquier tipo de agresión. El viernes, sin embargo, en otro acto religioso en la misma ermita fue agredida con "un palo en la cabeza" Begoña Pereiro, concejal de Lizarza, que asistía a la liturgia junto con otra compañera de partido, Julia Tercero. Fernández aseguró a LD que Pereiro ya ha denunciado la agresión.
 
La alcaldesa se sentó en los bancos de atrás del templo, donde otra mujer que se encontraba en el interior le llamó "asquerosa". El concejal popular añadió en ese sentido que a juzgar por los gritos de los proetarras, no "ha debido sentar bien" la denuncia interpuesta el viernes por la alcaldesa en contra de las amenazas.
 
El oficio religioso duró media hora y no se permitió el acceso a los medios de comunicación. Una vez finalizado, Otaola abandonó la iglesia después de que lo hicieran todos los que habían acudido a la misa, momento en el que se repitieron los insultos. Finalmente y protegida de nuevo por los agentes, la alcaldesa montó en su coche y abandonó la zona.
 
Los insultos han venido precedidos por otro acto de los proetarras. La bandera española, izada este viernes en el ayuntamiento por Regina Otaola en un gesto que fue respondido por amenazas de muerte, ha aparecido cubierta por un cartel con la ikurriña el lema "Geurea (la nuestra)".
 
Preguntado por este asunto, el concejal Fernández aseguró que la enseña vasca no será retirada hasta el martes. "Hay que ir despacio".
 
Otaola se quedará en Lizarza
 
Por otra parte, Regina Otaola, tras soportar los insultos a la entrada y la salida del templo, aseguró que pese a estos hechos, "por supuesto" que mantiene su intención de continuar al frente del municipio "para demostrar que con la ley queremos conseguir la paz y la libertad". En declaraciones a Europa Press, Otaola reiteró que mantiene la intención de seguir en Lizarza.
 
"No lo he dudado en ningún momento. Amenazas ha tenido mucha gente, mucha gente del PP, pero hemos seguido todos adelante y en ningún momento me planteo el dejar o amedrentarme o echar un pasito atrás, ni mucho menos", añadió.
 
La dirigente del PP guipuzcoano explicó que su formación no está haciendo "nada malo" en Lizartza, sino, por el contrario, está buscando que "la normalidad" se aplique también en este municipio, "como debería ser en otros muchos" lugares del Territorio.
 
Otaola reconoció que mantiene esta determinación a pesar de que "no te puedes mover con tranquilidad y, si vas sin seguridad, te muelen a palos entre cuatro, cinco o diez proetarras, estos demócratas de pacotilla".
 
Además, explicó que esta mañana, al acudir a la misa con motivo de las fiestas patronales, "ha hecho lo que tenía que hacer" y "lo importante es que en esa iglesia también había gente, vecinos de Lizarza". Por último, la alcaldesa señaló que en la ermita "no ha pasado nada fuera de lo normal cada vez que vamos al pueblo" y que los concentrados "han querido entrar en la iglesia", sin que finalmente lo consiguieran.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation