Menú

Piqué califica de "estúpido" que no se den clases en español en las zonas de Cataluña donde predomina el castellano

La política lingüística de la Generalidad y los intentos de ocultar los problemas por parte de algunos dirigentes han sido objeto de duras críticas por parte del presidente del PPC. Piqué calificó de "absolutamente insólito" y "estúpido" que los colegios públicos en zonas de "predominio castellanohablante" no den clases en español. El líder del PP también advirtió a quienes hablan de "casos aislados" que tengan "ojo" porque "las cosas se pueden ir complicando". A continuación, Piqué descartó que en Cataluña haya "problema lingüístico" pues el castellano "no está perseguido" en su uso "como lengua en la calle".

0
La política lingüística de la Generalidad y los intentos de ocultar los problemas por parte de algunos dirigentes han sido objeto de duras críticas por parte del presidente del PPC. Piqué calificó de "absolutamente insólito" y "estúpido" que los colegios públicos en zonas de "predominio castellanohablante" no den clases en español. El líder del PP también advirtió a quienes hablan de "casos aislados" que tengan "ojo" porque "las cosas se pueden ir complicando". A continuación, Piqué descartó que en Cataluña haya "problema lingüístico" pues el castellano "no está perseguido" en su uso "como lengua en la calle".
Josep Piqué.
L D (Europa Press) En declaraciones a la Cadena Ser, Josep Piqué denunció que en Cataluña "se incumple la ley en cosas tan elementales como que si un padre pide que la enseñanza de su hijo, en unas determinadas edades, sea en su lengua materna pues no encuentra esa posibilidad". Respecto a las inspecciones de la Generalidad, Piqué lamentó que una empresa privada "por encargo de la dirección de política lingüística, examine, cosa por otra parte ilegal, expedientes médicos para saber en qué lengua se relacionan los médicos con sus pacientes".
 
También se refirió a las últimas declaraciones sobre el tema de miembros del Gobierno. En concreto, José Luis Rodríguez Zapatero minimizó el problema al hablar de "casos aislados". "Ojo con eso, porque las cosas se pueden ir complicando y estamos hablando de algo que va muy ligado a los sentimientos y requiere de la máxima delicadeza y desde luego, de la máxima objetividad", advirtió. Sin embargo, Piqué aseguró también que en Cataluña "no hay problema lingüístico" porque "los ciudadanos tienen muchísimo más sentido común que muchas veces sus representantes políticos" y consideró que "el castellano no está perseguido desde el punto de vista de su utilización habitual como lengua en la calle".
 
Sobre el ambiente político actual, el presidente del PP catalán manifestó sentir desasosiego ante el "grado de frivolidad política que, desde las instituciones catalanas, primero, y ahora también desde el Gobierno, se ha introducido" en debates, según los populares, "innecesarios" como debatir sobre la propia estructura del Estado. Piqué relacionó esa sensación de desasosiego con "el grado de improvisación con el que se ha llevado todo el debate estatutario" catalán y "cómo se ha pactado ahora, no se sabe exactamente bien qué" en la reunión de Zapatero y Mas.
 
Finalmente, Piqué reiteró su intención de seguir en política porque tiene "ganas de luchar", aunque aclaró que la política, para él, no es "una opción vital". En este sentido, insistió en que comparte la línea política fijada por la dirección de su partido aunque admitió que la situación política actual "es difícil", incómoda y "enormemente turbulenta", sobre todo para los dirigentes 'populares'.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios