Menú

Pumpido defiende que los fiscales manejen a la policía y Gómez Bermúdez lo critica

El fiscal del Estado insiste en que su instrucción para que el Ministerio Público pueda ordenar actuaciones policiales sin control judicial está "dirigida a potenciar la colaboración en la investigación" y no a "solapar" la labor de los jueces. El juez Javier Gómez Bermúdez no opina lo mismo y cree que la medida es ineficaz, solapará la labor del juez y creará "cierta desigualdad de armas entre la defensa y la acusación".

0
El fiscal del Estado insiste en que su instrucción para que el Ministerio Público pueda ordenar actuaciones policiales sin control judicial está "dirigida a potenciar la colaboración en la investigación" y no a "solapar" la labor de los jueces. El juez Javier Gómez Bermúdez no opina lo mismo y cree que la medida es ineficaz, solapará la labor del juez y creará "cierta desigualdad de armas entre la defensa y la acusación".
"
LD (Europa Press) El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, explicó hoy que la intención de la Fiscalía al indicar a los fiscales que pueden encargar a la Policía Judicial que emprenda diligencias de investigación a pesar de que ya se esté desarrollando una instrucción judicial es una fórmula "dirigida a potenciar la colaboración del Ministerio Público en la investigación".
 
Añadió que la intención no es, en ningún caso "solapar" la labor de los jueces.
Al término de un desayuno informativo al que asistió en Madrid, Conde-Pumpido aseguró que la participación "más activa" de los fiscales resulta "absolutamente necesaria" para una mejor presentación de sus acusaciones ante un tribunal. "Los que mejor conocen cuáles son las pruebas que requieren y cuales son las diligencias que es necesario practicar para poder después ejercer en el juicio las tesis acusatorias son los fiscales", dijo.
 
El fiscal general insistió en que el objeto de las instrucciones cursadas por su Fiscalía el pasado 7 de marzo es lograr que los representantes del Ministerio Público "colaboren, participen y trabajen de una manera más activa en toda la fase de investigación de acuerdo con el modelo europeo" y destacó que esta intención encaja con las posibilidades que ofrece la ley actual, siempre dentro de las reglas de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.
 
"Eso es bueno para los ciudadanos porque los procesos serán más ágiles, para la sociedad porque las sentencias estarán mejor fundamentadas y creo que es bueno para el conjunto del proceso penal", apostilló.
 
Además, advirtió que las órdenes dictadas son internas y entran "dentro de las facultades estrictas del Ministerio Fiscal". Por ello el ámbito en el que han sido concebidas no es "en absoluto" la de su estudio por parte de una junta de jueces. "Entendemos que las instrucciones forman parte de la competencias de la Fiscalía General del Estado", concluyó.
 
Por su parte, el presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Javier Gómez Bermúdez, ponente del citado desayuno informativo, se mostró en contra del contenido de las instrucciones de la Fiscalía y aseguró que el hecho de que el fiscal ordene diligencias a la Policía Judicial dentro de una investigación ya abierta "no tiene ningún sentido" y no resulta efectivo.
 
El juez explicó que los fiscales ya cuentan con absoluta libertad para dirigir a la Policía Judicial durante la fase de diligencias preliminares. Matizó que en el momento en qua ya existe un procedimiento judicial "el director máximo de la investigación es el juez correspondiente".
 
"Lo que me planteo es qué utilidad tiene que el fiscal solape la investigación dirigida por el juez instructor con sus propias órdenes, 'extramuros' o sin conocimiento, sin autorización y sin control del juez aportando nuevos datos a la causa", defendió.
 
Añadió que las órdenes dictadas por la Fiscalía General especifican que los datos obtenidos por el fiscal deben aportarse al proceso a pesar de que el resultado no le sea favorable. "¿Si lo tiene que aportar a la causa, no es más fácil acudir al juez como establece la ley y pedirle la práctica de esas diligencias?", se preguntó Gómez Bermúdez.

"No creo que la sangre llegue al río"
 
Advirtió también que en caso contrario puede haber "cierta desigualdad de armas entre la defensa y la acusación". "Lo veo poco práctico y nada útil", insistió.
 
A pesar de ello el presidente de la Sala de lo Penal destacó que la polémica es una mera "disputa entre hermanos" que, como ocurre habitualmente "es llamativa, causa mucho revuelo y parece mucho más importante de lo que realmente es". "No creo que llegue la sangre al río", expresó.
 
 

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation