Menú

Rajoy, sobre la foto de las Azores: "Las formas son muy importantes en la vida"

Irak, la negociación con ETA y Gallardón ocupan buena parte de la entrevista que el líder del PP ha concedido a Pedro J. Ramírez. De la extensa charla destaca, además de sus impresiones sobre Zapatero y su negociación, la valoración que hace ahora Rajoy del apoyo de España a la guerra de Irak. Según el líder del PP, "es evidente que se cometió un error" porque no la habrían apoyado de haber sabido que no había armas de destrucción masiva.

0
Irak, la negociación con ETA y Gallardón ocupan buena parte de la entrevista que el líder del PP ha concedido a Pedro J. Ramírez. De la extensa charla destaca, además de sus impresiones sobre Zapatero y su negociación, la valoración que hace ahora Rajoy del apoyo de España a la guerra de Irak. Según el líder del PP, "es evidente que se cometió un error" porque no la habrían apoyado de haber sabido que no había armas de destrucción masiva.
"
(Libertad Digital) La entrevista que este domingo publica El Mundo sólo la primera parte, tiene un formato idéntico a la concedida por José Luis Rodríguez Zapatero en la que el presidente del Gobierno admitió que autorizó contactos con ETA con la T-4. Mariano Rajoy analiza este asunto así como otros aspectos relativos a la negociación. También habla de otros temas, como las listas o la guerra de Irak, un asunto al que el líder del PP alude ahora como un "evidente error".
 
El líder del PP comienza haciendo una valoración de la foto de las Azores. Cuando Pedro J. Ramírez le pregunta si esa imagen pudo haber perjudicado a su partido, Rajoy contesta que "evidentemente, las formas son muy importantes en la vida". Aunque en el fondo hicimos lo que otros países europeos y porque creíamos que las armas existían", matiza después en alusión a las armas de destrucción masiva que, enfatiza, "toda la comunidad internacional creía que existían".
 
"Se cometió un evidente error con una evidente mala información porque las armas nunca aparecieron", añade Rajoy, para quien "lo determinante" eran las armas de destrucción masiva. "Si no hubiésemos creído que existían, estoy convencido de que ni yo ni el resto de aquel Gobierno habríamos apoyado la intervención en Irak". Así responde cuando el director de El Mundo le recuerda que también se ha justificado la intervención por los crímenes de Sadam Hussein.
 
La conclusión que cuatro años después extrae Rajoy es que "los servicios de inteligencia deben ser mucho más eficaces y que hay que trabajar hasta la extenuación para conseguir consensos internacionales". El PP, añade después, "actuó de buena fe".
 
Rajoy habla también de la influencia que la guerra de Irak pudo tener en las elecciones. "Es verdad que la intervención en Irak nos distanció de los jóvenes", dice a preguntas de Pedro J. Ramírez. Según Rajoy, el "sentimiento" contra la guerra "era casi unánime" entre ese sector de la población.
 
"Probablemente en aquella situación explicamos mal las cosas porque partíamos de unos datos que estaban equivocados y eso condicionó mucho nuestra posición". Ahora, añade, "nada de eso existe" y vamos a volver a tener un gran apoyo entre los jóvenes".
 
La "plasmación material" del "engaño" de Zapatero
 
El presidente del PP también se refiere al presidente del Gobierno en la entrevista. Alude, en especial, a su actitud en la negociación con ETA. Rajoy revela que con Zapatero "siempre" ha tenido "la sensación de estar en un terreno intermedio entre quien no te dice toda la verdad y quien cambia de opinión con suma facilidad". "No fue claro conmigo y tampoco con los españoles", dice en alusión a ETA.
 
A preguntas de Pedro J. Ramírez, Rajoy indica que el presidente no le enseñó la carta de Otegi que precipitó la negociación con el PSOE ya en el poder. "Me dijo que la había recibido. Noté en él un entusiasmo poco prudente", apunta Rajoy, que dice después sobre su labor de oposición, que ha sido "un poco dura" pero "refleja mi oposición a la liquidación de una política que había sido eficaz".
 
Rajoy insiste a lo largo de la entrevista que Zapatero "no ha jugado limpio" con él y que no ha estado informado "de lo sustancial" a lo largo de estos años. "No supe más que el conjunto de la sociedad española", dice el líder del PP, que revela en la entrevista que Zapatero le ofreció darle los nombres "de las personas que representaban al Gobierno". Para Rajoy, era algo "anecdótico" y desechó obtener esos datos.
 
Según el dirigente popular, el presidente "confundió los deseos con la realidad" y le "cegó su voluntarismo". En cuanto a la confirmación de que mintió cuando negaba contactos tras la T-4, Rajoy afirma que la revelación supone "la plasmación material de un engaño reconocido por su artífice".
 
"Es imposible confiar en alguien que en un asunto así falta a la verdad de manera tan notoria", recalca el líder del PP al tiempo que recuerda que los deseos de instancias internacionales a los que aludió Zapatero "le tienen que importar un bledo" a "un país como España". "En el fondo, él cree que negociar políticamente con ETA es algo bueno", lamenta.

Temas

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios