Menú

Rosa Díez dice que la familia Uría le ha dejado un cierto "sabor amargo"

Rosa Díez confiesa que el comunicado de la familia Uría le ha dejado un cierto "sabor amargo" y se pregunta si ha tenido que ocurrir el asesinato del empresario Ignacio Uría para que su familia comprenda lo que es una banda terrorista.

0
Rosa Díez.

L D (Europa Press) En un artículo publicado en su página personal y recogido por Europa Press, Rosa Díez dice sentir por la familia Uría el mismo respeto y consideración que por las familias de las anteriores víctimas de ETA, pero cuestiona su comunicado al considerar que "no han entendido nada" y no parecen comprender lo que significa "el terrorismo nacionalista".

"Sus declaraciones muestran hasta qué punto hay demasiados ciudadanos vascos que no han llegado a comprender lo que es ETA, lo que el terrorismo nacionalista representa para el futuro de nuestra sociedad --asegura--. Hay demasiados ciudadanos del País Vasco que no son conscientes aún (parece mentira, pero es así) de que la banda terrorista es enemigo mortal de la democracia; y que hasta que la democracia no les derrote no dejarán de extender la muerte y el terror".

Rosa Díez indica que los familiares de Ignacio Uría "dicen denunciar 'la hipocresía de ETA'", pero se pregunta si hasta ahora creían que ETA era "algo más que una banda criminal fanática y totalitaria, sin otro objetivo que imponer por la fuerza del crimen su voluntad".  "¿Hipócrita? --insiste-- ¿Qué parte de lo que ETA ha hecho ahora les parece contradictorio con lo que ETA viene haciendo y diciendo a lo largo de su macabra historia? ¿Alguna vez creyeron que ETA mataba en nombre de algo distinto a su totalitarismo y sus ansias de poder? ¿Ha tenido ETA que asesinar a Ignacio Uría para que su familia comprenda lo que es la banda terrorista? ¿O acaso el hecho de que su padre y esposo amara Euskadi, fuera nacionalista y se sintiera vasco lo consideraban ellos aval suficiente para que la banda respetara su vida?".

A su juicio, este tipo de declaraciones recuerdan los comentarios que se hacían ante los atentados de los primeros años de la democracia, cuando "era común escuchar eso de 'era una buena persona', o 'hablaba euskera' o 'él nunca se metió en nada'". "Como si no hubiéramos comprendido que todos los demócratas, por el hecho mismo de serlo, somos objetivos del terror. Y que sólo si perdemos nuestra dignidad dejaremos de serlo --se lamenta--. Por eso las declaraciones de la familia Uría me dejan un sabor amargo. Mucho más amargo cuanto más pienso en ello".

Críticas a Odón Elorza

En la misma línea, la diputada de UPyD arremete contra el alcalde de San Sebastián, el socialista Odón Elorza, por oponerse a quitar de las calles de la ciudad la placa con el nombre del  terrorista Mikel Gardoki. "Aquí la cosa es tener un discurso alternativo, uno para cada momento, para poder lucirlo cuando la jugada lo aconseje --asevera--. Lo mismo ponemos velas por las víctimas que mantenemos placas honrando la memoria de los terroristas; lo mismo asistimos a funerales que defendemos que se mantenga en la ciudad que tantos crímenes terroristas ha sufrido  las calles con el nombre de los victimarios. Todo vale para sobrevivir en el cálculo político. Y para tener la fiesta en paz".

En su opinión, tanto el comunicado de la familia Uría como la actitud de Odón Elorza expresan "la perplejidad y el cálculo" que presiden la vida en el País Vasco.  "La perplejidad de quienes no comprenden por qué precisamente su padre y  esposo, un hombre 'de aquí de toda la vida' ha sido víctima de ETA. Y el cálculo de un alcalde que desea tener "la fiesta en paz", que establece diferencias entre terroristas y que desprecia la petición de las víctimas el mismo día que toma en sus manos una vela y sale a la calle a rendirles 'homenaje'", concluye.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco