Menú

Rubalcaba dice no "estar al tanto" de la llamada de su compañero Sanjuán al portero de Alcalá

Primer episodio polémico en la comisión del 11-M. Después de su particular comparecencia, el portero de Alcalá confundió al popular Ignacio Gil Lázaro con el socialista Ángel Martínez Sanjuán: "¿Es usted el señor que me llamó por teléfono?" Minutos antes, Luis Garrudo –además de negar la versión oficial sobre los detonadores– había asegurado bajo juramento no haber mantenido contactos con políticos. 

0
Primer episodio polémico en la comisión del 11-M. Después de su particular comparecencia, el portero de Alcalá confundió al popular Ignacio Gil Lázaro con el socialista Ángel Martínez Sanjuán: "¿Es usted el señor que me llamó por teléfono?" Minutos antes, Luis Garrudo –además de negar la versión oficial sobre los detonadores– había asegurado bajo juramento no haber mantenido contactos con políticos. 
Imagen CNN Plus.
L D (EFE) El portavoz del PSOE en el Congreso, Alfredo Pérez Rubalcaba, dijo que el testimonio de Luis Garrudo, el portero de la finca de Alcalá de Henares (Madrid) que detectó la furgoneta de los presuntos terroristas, demuestra que "el día 11 ya había una contradicción" entre las indagaciones policiales y la versión del Ejecutivo del PP.
 
"Mientras la Policía hacía su trabajo y lo hacía bien, el Gobierno tenía un discurso distinto", manifestó. El diputado socialista criticó al PP por tratar de desviar la atención y eludir hablar de lo "relevante políticamente", que en su opinión, es que "el propio día 11, la Policía estaba investigando sobre las pistas islámicas". "Cuando alguien señala la luna, sólo los tontos miran el dedo", dijo Rubalcaba, que consideró un asunto "menor" los detalles de la inspección de la furgoneta.

Sin embargo, el portavoz parlamentario del PSOE no lo tenía tan claro cuando tuvo que explicar los contactos de su partido con el portero, antes de su intervención en la comisión. Así, Rubalcaba dijo "no estar al tanto" sobre la conversación telefónica que el vicepresidente de la comisión del 11-M, el socialista Ángel Martínez Sanjuán, mantuvo con Garrudo antes de su comparecencia.
 
La versión del portero
 
El primero en abrir las comparecencias fue el portero de la finca de Alcalá que vio a los terroristas. Ante la comisión, Luis Garrudo ha admitido que sólo en su segunda declaración policial, hacia las siete de la tarde en la Comisaría General de Información, en Canillas, identificó como extranjeros a los ocupantes de la furgoneta. En su primera declaración no pudo precisar si se trataba de españoles. Sobre los detonadores, ha explicado que oyó que se habían encontrado por la mañana y que podían ser similares a los hallados en una de las mochilas que no llegó a estallar. También, que eran los utilizados por ETA. (Ampliación)
 
En este punto entra en contradicción con el comisario jefe de la Policía de Alcalá. Tercero en intervenir en la comisión, detrás de la directora del Instituto Anatómico Forense, Eduardo Blanco ha detallado que durante la inspección efectuada a la furgoneta en Alcalá no se buscaron ni encontraron los detonadores ni la cinta de casete. Entonces, ha matizado, la hipótesis inicial de trabajo era la autoría de ETA.

La única inspección que se hizo de la furgoneta utilizada por los terroristas el 11-M fue la relativa a la búsqueda de explosivos y, posteriormente, se precintó el vehículo para evitar que se borrasen las huellas, ha explicado Blanco. Aunque no estuvo presente en la primera inspección, el comisario ha dejado claro que en Alcalá sólo entró en ese vehículo el perro adiestrado en la detección de explosivos y, posiblemente, el guía, a la vez que recalcó que la tesis con la que empezaron a trabajar era que ETA había cometido los atentados. (Ampliación)

Este testimonio secunda el informe policial firmado por el entonces subdirector general Operativo de la Policía, Pedro Díaz Pintado, en el que se afirma que la furgoneta llegó al complejo policial de Canillas aproximadamente a las 15.30 horas y fue en ese momento cuando se hallaron siete detonadores debajo del asiento del conductor, una cinta de casete con caracteres árabes y restos de explosivo.
 
Entre las comparecencias de Garrudo y Blanco, los comisionados han conocido el testimonio de la directora del Instituto Anatómico Forense. Carmen Baladía, que desmintió la información difundida por la cadena Ser sobre la aparición de un terrorista suicida entre los restos de uno de los trenes. (Ampliación)

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation