Menú

Sáenz de Santamaría justifica el apoyo del PP al Estatuto andaluz porque la "realidad nacional" no tiene repercusión "política ni jurídica"

Soraya Sáenz de Santamaría, ha tratado de justificar el apoyo de su partido a que la inclusión de la "realidad nacional" en el Estatuto andaluz, como exigían PSOE e IU, ya que no tendrá ningún tipo de repercusión "política ni jurídica" porque "no reconoce que Andalucía fue una realidad nacional, sino que determinados movimientos andalucistas lo dijeron en su día". Del Burgo también sostiene que es "falso" que el PP haya aceptado que se defina Andalucía como realidad nacional con el argumento de la "referencia histórica". Sin embargo, Manuel Chaves ha vuelto a destacar la "generosidad" del PP. Los populares andaluces le han respondido agradeciendo al PSOE que haya aceptado "descatalanizar" el texto.

0
Soraya Sáenz de Santamaría, ha tratado de justificar el apoyo de su partido a que la inclusión de la "realidad nacional" en el Estatuto andaluz, como exigían PSOE e IU, ya que no tendrá ningún tipo de repercusión "política ni jurídica" porque "no reconoce que Andalucía fue una realidad nacional, sino que determinados movimientos andalucistas lo dijeron en su día". Del Burgo también sostiene que es "falso" que el PP haya aceptado que se defina Andalucía como realidad nacional con el argumento de la "referencia histórica". Sin embargo, Manuel Chaves ha vuelto a destacar la "generosidad" del PP. Los populares andaluces le han respondido agradeciendo al PSOE que haya aceptado "descatalanizar" el texto.
Soraya Sáenz de Santamaría.
L D (Agencias) La secretaria ejecutiva del PP en el área de política autonómica y local, Soraya Sáenz de Santamaría ha enfatizado que Andalucía ha quedado definida como una "nacionalidad histórica" en el marco de la unidad de la nación española. No ha explicado la razón por la que se ha incluido si no tiene ninguna trascendencia, y se centró en reiterar que también ha quedado plasmado en el proyecto estatutario que el debate identitario quedó resuelto con la Carta Magna de 1978.
 
En opinión de Sáenz de Santamaría la fórmula pactada para el Estatuto andaluz no admite comparación con la usada en el preámbulo del nuevo Estatuto catalán para afirmar que el Parlamento catalán aprobó, recogiendo un sentimiento "mayoritario" de la ciudadanía, que Cataluña es "nación". Su explicación se limitó a que la mención del andaluz no puede tener repercusiones "políticas o jurídicas", mientras que en el caso catalán se ha buscado "sin tener legitimidad" para ello una definición por parte de una cámara institucional.
 
A partir de aquí, Sáenz de Santamaría defendió las reformas estatutarias por consenso.  Sin embargo añadió que esas reformas no constituyen "prioritarias" para los populares y que, de realizarse, siempre tendrán que estar en el marco de la Constitución, tanto en su fondo como en el articulado, y definir a las comunidades como región o nacionalidad, según el caso. Según ella desde la oposición se ha hecho un "ejercicio de responsabilidad" para pactar con el PSOE Estatutos como el de Valencia y Baleares en los parlamentos autonómicos y el de Andalucía en el Congreso, puesto que, de alguna forma, sirve para "hacer frente a los devaneos federalistas del presidente del Gobierno".
 
Del Burgo: "Es un soplo de esperanza"
 
En la misma línea, el diputado de UPN Jaime Ignacio del Burgo considera "muy positivo" el consenso alcanzado en el Estatuto de Andalucía, ya que a su juicio "constituye un soplo de esperanza en medio de tanto desencuentro entre los dos grandes partidos nacionales en asuntos básicos para nuestra convivencia". En declaraciones a Efe, Del Burgo, que es vicepresidente de la Comisión Constitucional del Congreso, subrayó que la mención que en el preámbulo de este Estatuto se realiza al manifiesto andalucista de 1919, donde se hace referencia a Andalucía como "realidad nacional", es "todo menos un alegato separatista"

"El espíritu de este manifiesto no es otro que el reclamar para Andalucía un poder regional propio para luchar contra el caciquismo generado por el centralismo del Estado y la gran desigualdad e injusticia existente en el seno de la sociedad andaluza", sostuvo el diputado popular, quien insistió en que "no es ningún alegato separatista ni nacionalista como lo demuestra el hecho de que acabe con estas palabras: ¡Por Andalucía y por España!".

Del Burgo afirmó además que "es rigurosamente falso que el PP haya aceptado definir a Andalucía como una realidad nacional" ya que a su entender "la referencia al manifiesto andalucista es puramente histórica". Según subrayó, "nada tiene que ver el texto aprobado con el Estatuto catalán, donde después de afirmar que la ciudadanía catalana ha definido a Cataluña como nación se afirma que la Constitución española, en su artículo segundo, reconoce la realidad nacional de Cataluña, texto prácticamente idéntico al que figuraba en el proyecto aprobado en el Parlamento andaluz y que ahora ha sido radicalmente modificado".

El vicepresidente de la Comisión Constitucional señaló que "el Estatuto de 1980 ya definió a Andalucía como nacionalidad por lo que cuando el nuevo Estatuto reitera el carácter de la Comunidad andaluza como una nacionalidad histórica dentro de la indisoluble unidad de la nación española realiza una definición impecable desde el punto de vista de su adecuación a la Constitución".

En cuanto a los demás aspectos del Estatuto, Del Burgo declaró que la introducción de 150 enmiendas al articulado "ha eliminado cualquier duda sobre su constitucionalidad". "El Estatuto de Andalucía -dijo- será un buen punto de referencia para otros Estatutos. Pero nadie podrá invocar el Estatuto andaluz para tratar de colar en el ordenamiento jurídico español ensoñaciones nacionalistas".

Opinó además que el PP "ha estado a la altura de sus compromisos y responsabilidades", aunque agregó que "también ha de reconocerse el esfuerzo realizado por el Partido Socialista para alcanzar el consenso con el Partido Popular" y consideró que "resulta alentador que salvo el Estatuto catalán todos los demás Estatutos tramitados o que están en trámite se sustenten en el acuerdo entre los dos grandes partidos nacionales".
 
Chaves y el PPA se agradecen mutuamente las cesiones para el acuerdo
 
El secretario general del PP andaluz, Antonio Sanz, expresó  su "agradecimiento" al PSOE por haber propiciado el acuerdo sobre la reforma del Estatuto al "renunciar" a definir a Andalucía como "realidad nacional" en el marco del artículo 2 de la Constitución como planteaba el Preámbulo aprobado por el Parlamento andaluz, de forma que quede como una "simple referencia histórica" vinculada al Manifiesto de Córdoba de 1919, y al acceder a "descatalanizar al completo" el contenido de la reforma estatutaria.
 
Con estas declaraciones a los periodistas en los pasillos del Parlamento andaluz, Sanz devolvía los elogios "envenenados" del presidente de la Junta, Manuel Chaves, que volvió a alabar la "generosidad" demostrada por el PP para "aceptar" la referencia a la "realidad nacional" incluida en el Preámbulo a pesar de que "ha sido duro para ellos" y ha provocado "enfrentamientos y tensiones" internas como las que surgieron tras admitir los artículos relativos a la enseñanza laica y la muerte digna en el Título de Derechos Sociales.
 
El número dos del PP-A aseguró que el acuerdo sobre la reforma del Estatuto de Autonomía ha provocado "satisfacción general" y cuenta con el "apoyo total del conjunto del partido" y dejó claro que ha sido posible por la "muestra de sensatez" demostrada por el PSOE para "cambiar su posición" y aceptar los planteamientos del PP para incorporar al texto una referencia "decisiva, clara y definitiva" a la "unidad indisoluble de la nación española".
 
Preguntado por si el PP realizará un "esfuerzo de pedagogía" para explicar a su electorado la referencia a la "realidad nacional" incluida en el Preámbulo del Estatuto, el dirigente popular aseguró que su partido no tiene "nada que explicar" en relación a la definición de Andalucía en el nuevo Estatuto "porque es la que queríamos desde el principio, Andalucía como nacionalidad en el marco de la unidad indisoluble de la nación española y del artículo 2 de la Constitución", mientras que "realidad nacional" queda como una "simple referencia histórica" al Manifiesto de Córdoba de 1919.
 
A pesar de haber aceptado que haya una referencia a la realidad nacional andaluza el político andaluz reiteró que "nosotros no tenemos que hacer ningún tipo de pedagogía porque no hemos cambiado de posición, sino que decimos lo mismo antes y ahora, quien ha cambiado ha sido el PSOE", y que "lo que siempre hemos dicho se ha cumplido: Andalucía en ningún momento es definida en el Estatuto más allá de como nacionalidad" mientras que la redacción inicial del Preámbulo, "que definía a Andalucía como realidad nacional en el marco del artículo 2 de la Constitución, ni era verdad ni era constitucional".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation