Menú

Salmones dice que la ponencia política del PP "insulta" al PNV porque lo "equipara" con ETA

La diputada del PP, Beatriz Rodríguez Salmones, conocida por ser la defensora del canon digital, ha calificado la ponencia política del PP en lo que refiere a la relación con los nacionalismos –donde finalmente se recogieron las posiciones de María San Gil– de "brutal". Critica lo que entiende por trato "insultante" al PNV, dice que se "le equipara" con ETA con el objetivo de "demonizarle" y obviando que es "un partido democrático". También ataca a María San Gil, sin nombrarla, por actuar en términos "personalistas" y "desafiantes" y con "una falta de madurez enorme" . Incluso, sin sonrojarse, llega a ponerse ella misma de ejemplo de compromiso con el PP frente a María San Gil.

RAJOY pide que cesen las críticas a compañeros
Blanco, Llamazares e Ibarra, con Rajoy
BARREDA Y SIRERA arremeten contra la protesta en Génova

A favor de San Gil en Génova
0
La diputada del PP, Beatriz Rodríguez Salmones, conocida por ser la defensora del canon digital, ha calificado la ponencia política del PP en lo que refiere a la relación con los nacionalismos –donde finalmente se recogieron las posiciones de María San Gil– de "brutal". Critica lo que entiende por trato "insultante" al PNV, dice que se "le equipara" con ETA con el objetivo de "demonizarle" y obviando que es "un partido democrático". También ataca a María San Gil, sin nombrarla, por actuar en términos "personalistas" y "desafiantes" y con "una falta de madurez enorme" . Incluso, sin sonrojarse, llega a ponerse ella misma de ejemplo de compromiso con el PP frente a María San Gil.
"
L D (Agencias)  Beatriz Rodríguez Salmones, que ha sido nombrada por Soraya portavoz del PP en la Comisión de Defensa, dice que ha visto "muchas cosas" que no le "gustan" en la ponencia política que el partido discutirá en su congreso de junio.
 
En un virulento ataque a María San Gil, eso sí sin nombrarla, la diputada del equipo de Soraya habla del trato "insultante" que, a su juicio, se da en el texto al PNV porque dice que le equiparara con ETA con el objetivo de "demonizarle" y obviando que es "un partido democrático". "A mí la ponencia política como está redactada no me gusta, tiene unos términos de los que discrepo muy profundamente", dice la del canon.
 
El documento elaborado por José Manuel Soria y Alicia Sánchez Camacho, del que María San Gil se desvinculó por los constantes intentos del entorno de Rajoy por cambiar el texto, precisamente en la línea que defiende Salmones, se limita a reflejar el hecho objetivo de que el PNV no colabora en la derrota de ETA y mantiene una actitud obstruccionista que ha contagiado al resto de nacionalismos que hay en España.
 
"Está claro que yo no soy vasca, pero no puedo suscribir una descalificación tan brutal del PNV, no lo puedo hacer, no tengo la menor razón para hacerlo y creo que no hay que hacerlo", afirma Rodríguez Salmones, en declaraciones a Europa Press, asegurando que dice lo que piensa "sin ningún complejo". En este sentido, recalca que ella siempre ha creído que las formaciones nacionalistas son "partidos democráticos". "No digo ni siquiera que nos tengamos que entender o no con ellos, pero desde luego sí que les tenemos que respetar y que no podemos usar con ellos los términos que usamos", enfatiza.
 
Además, dice que igual que no aceptó las "cosas brutales" que en determinados momentos se dijeron de su partido, ahora no puede suscribir que se dé ese mismo trato a otras formaciones políticas, aunque se "discrepe frontalmente" de sus planteamientos. En opinión de Rodríguez Salmones, el congreso de junio no puede servir para que el PP "reparta unas cartas" que le impidan "hablar" con las formaciones nacionalistas. "¡En qué cabeza cabe! –exclama. Claro que hay mucha gente con la que no podemos hablar, por ejemplo con los terroristas, pero equiparar me parece de una brutalidad que rechazo totalmente". Por el contrario, defiende que el PP tiene que "dialogar con todos" para discrepar, para quitarles las razón y para defender sus puntos de vista.
 
La diputada por Madrid admite que, "en condiciones normales", defendería "tranquilamente" enmiendas a este apartado de la ponencia política, aun asumiendo que sus propuestas podrían fracasar, pero que, tal y como está la situación en el PP, no quiere desvelar sus planes. "Ahora mismo, parece que tenemos una confrontación bíblica a lo Caín y Abel y me guardaré muy mucho de declarar mi opinión porque no quiero declarar guerras", admite.
Pese a su ataque a San Gil, a quien ya criticó el pasado viernes, dice Salmones que "si manifestarse es arrojar algo a la cabeza de alguien no queremos contribuir.  Tacha de "desafíos" las críticas que desde el partido se están mandando a Mariano Rajoy, y dice  que están logrando "anular" el debate del Congreso de Valencia.
 
Según su análisis, es "lógico" que el PP pase "momentos muy difíciles" tras perder unas elecciones y estar en vísperas de un congreso pero cree que el "volumen" que ha alcanzado el enfrentamiento interno "es demasiado".  En su opinión, el partido se ha dividido entre los "críticos" y los que "aplauden", como si los que no critican fueran "tontos" y estuvieran "satisfechos" con la trayectoria del partido. "Yo no estoy satisfecha con perder elecciones, creo que hay muchas cosas que debatir, a mí me parece importantísima la autocrítica, pero como no grito resulta que soy una tonta aplaudidora", se queja, para reconocer a continuación que le "ofende" que le digan eso porque "no es verdad". "Por no enredar y por no complicar las cosas no estamos diciendo lo que pensamos y lo que pensamos es que en el partido hace falta un debate muy serio y muy profundo y no desafíos individuales", subraya Salmones, en alusión a María San Gil.
 
En ese punto, recuerda aunque sin citarlo expresamente, que su postura a favor del canon digital le costó "muchas críticas" en el partido, pero que defendió su posición porque consideraba que "era la correcta" y cree en el debate. "Luego el partido ha tomado otra decisión y la he aceptado, pero eso es el debate, eso es un partido", explica.
 
Dice que ella no se ha "mordido la lengua" y que no ha "pensado sólo" en su interés. "Por algunas cuestiones que ahora no quiero ni mencionar me he jugado mucho en un momento complicado porque era preelectoral. Yo he perdido muchos debates en este partido, así que no me llame usted aplaudidora", asevera. Para la portavoz de Defensa del PP, la presentación de una candidatura alternativa en el congreso de junio "sería buena", siempre que no se plantee como una confrontación y que favoreciera "un verdadero debate". "No podemos utilizar armas arrojadizas de unos contra otros porque así se anula toda la eficacia que va a tener el congreso, y esa responsabilidad la tienen que pensar quienes están manifestándose de una manera verdaderamente dura, violenta y como planteando un desafío".
 
Desde su punto de vista, actuar en esa manera y utilizando términos personalistas denota una "falta de madurez enorme". Tras puntualizar que no quiere decir que Rajoy no sea el mejor líder para el PP, asegura estar "absolutamente segura de que el 80 por ciento de los socialistas no piensa que Zapatero es el mejor líder". "El mejor es el que, en un momento dado, con unas circunstancias dadas y con una capacidad reconocida, está en el sitio apropiado", argumenta.
 

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios