Menú

Sanz Roldán apuesta por poner punto y final a los escándalos en el CNI

Como era de esperar, no respondió a ninguna pregunta comprometida.

0
Como era de esperar, no respondió a ninguna pregunta comprometida.
Félix Sánz Roldán, director del CNI. | EFE

Ante más de 450 personas, buena parte de ellos agregados militares y policiales de 29 países distintos, el general del Ejército en la reserva Félix Sanz Roldán, director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), participó este jueves en Madrid en la inauguración del foro "Los servicios de Inteligencia, un factor clave para la Seguridad", organizado por Diálogos para la Democracia.

Allí, dijo que los servicios de inteligencia españoles no volverán a saltarse la legalidad vigente durante el desempeño de sus funciones y que luchará por alejar los escándalos del centro. "Las actuaciones del CNI se hacen dentro del marco absoluto de la legalidad, ya no hay actividades que puedan colisionar con los derechos de los ciudadanos, sino que todas son autorizadas por un magistrado del Tribunal Supremo que está al servicio del Centro Nacional de Inteligencia, las 24 horas del día, los 365 días del año", dijo.

"Es mi intención y creo que lo lograré. Tengo los instrumentos necesarios para lograrlo y a las personas convencidas de que su vida y su servicio no puede estar fuera de la legalidad. El control judicial es absoluto y ninguna actividad se hace fuera de la ley", insistió.

De esta forma mostró su apuesta por apartar a los servicios secretos españoles de la multitud de escándalos en los que se han visto involucrados desde el inicio de la democracia. Muchos de los cuales acabaron con altos responsables del centro sentados en un banquillo o con sonadas dimisiones.

Muestra de ello, por ejemplo, cuando los ex directores del centro Javier Calderón y Emilio Alonso Manglano tuvieron que sentarse en el banquillo de la Audiencia Provincial de Álava. Unas obras en la sede de Herri Batasuna en Vitoria pusieron de manifiesto que espías del por entonces CESID tenían intervenidos los teléfonos y los ordenadores del local. Los agentes, al verse descubiertos, abandonaron de forma tan precipitada su base en la vivienda superior a la sede del brazo político de ETA que se dejaron en la misma su documentación real.

Un escándalo mayúsculo también fueron las grabaciones ilegales llevadas a cabo entre 1983 y 1991 por los espías españoles de las llamadas telefónicas de políticos, periodistas, empresarios e, incluso, del propio Rey, que acabó con la dimisión de Manglano, Julián García Vargas (ministro de Defensa) y de Narcis Serra (vicepresidente del Gobierno).

Treinta idiomas y un servicio europeo

Sanz Roldán destacó la formación de los 3500 miembros que componen el CNI en el que, según dijo, se parece en su diversidad a la población española, pues están representadas casi todas las carreras universitarias y profesiones existentes. Pero, por encima de todo, alabó el amplio nivel que existe en el conocimiento de idiomas.

"Existe un gran conocimiento de idiomas en el centro. Son capaces de entender un susurro en más de treinta idiomas, algunos aprendidos muy rápidamente, como el pastún, y otros de los más extraños, como algunos dialectos argelinos", dijo.

Asimismo, adelantó que los servicios de inteligencia europeos están trabajando desde la firma del Tratado de Lisboa en la creación en un "embrión" de servicio secreto común, y que "dentro de dos semanas" se celebrará una reunión "ad hoc" en el que "iremos dando pasos cortos hacia el servicio de inteligencia europeo o una sistema eficaz de compartir información".

Tras contar que el CNI también está ejerciendo la presidencia rotatoria de la UE en el sector, destacó que en España existe un único centro de inteligencia, al contrario que en otros países, que separan el servicio de información interior, exterior... "A veces con otros países hay problemas para saber quien es el interlocutor, aquí no", dijo.

Sin respuestas para los medios

La participación del director del CNI en el foro de Diálogos para la Democracia levantó una fuerte expectación entre los medios de comunicación, aunque Sanz Roldán no respondió a las preguntas, ya que, como era esperar, argumentó que "no es el lugar ni el momento" o "esa pregunta aquí no tiene contestación" para no tratar en público los temas por los que fue encuestado.

De este modo, quedaron sin responder preguntas de gran actualidad, como si los servicios secretos tienen localizado pero no detienen al dirigente de ETA José Antonio Urruticoechea Bengoechea, Josu Ternera; si han detectado ataques por parte de especuladores internacionales contra la deuda pública española; la participación de espías españoles en las últimas detenciones de terroristas de ETA; o la situación de los cooperantes españoles secuestrados en Mauritania y la extraña mediación en todos los secuestros que se producen en esa zona del Gobierno de Burkina Faso.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 5 comentarios guardados

    Servicios