Menú

Terroristas, pederastas y corruptos, en el punto de mira del nuevo Código Penal

Finalmente y tras meses de negociación, ni PP ni PSOE se han puesto de acuerdo: mientras que para los populares el nuevo código tiene demasiados "huecos y sombras", para los socialistas, el texto reformado "cubre todas las parcelas" que tanto dañan a nuestro país.

0

Antes de repasar cuales son los principales cambios del proyecto, la reforma del texto penal contempla también "nuevos delitos":

Las labores de captación, adoctrinamiento, adiestramiento y cualquier forma de financiación del terrorismo, la piratería marítima y aérea, el acoso laboral e inmobiliario, los sobornos y fraudes en el deporte, los ataques informáticos y el tráfico ilegal de órganos se consideran delito en la reforma.

En el caso de la piratería, apoderarse de un barco o de un avión se castigará con hasta 15 años de prisión, mientras que los casos de acoso laboral o inmobiliario llevarán aparejada una pena de hasta tres años de cárcel.

Estos son los cambios del nuevo texto legal
:

Respecto a los delitos de corrupción, aumentan las penas para los cargos públicos condenados por corrupción, que tendrán siempre condenas de cárcel y no sólo de multa o inhabilitación. Para los delitos urbanísticos, se castigará con hasta cuatro años de prisión las obras ilegales y a las autoridades que las amparen.

A propósito de este apartado, el secretario de Estado de Justicia, Juan Carlos Campo advirtió el pasado jueves que el PP "tendrá que explicar" su abstención en relación con el endurecimiento de las penas en los casos de corrupción previsto por la reforma del Código Penal.

Manteros, Okupas y Grafiteros. La reforma suprime las penas de prisión para delitos de venta de material audiovisual ilegal, más conocido como el "top manta" cuando el beneficio no supere los 400 euros, pero aumenta el castigo para los "okupas", que podrán castigarse con prisión de uno a dos años,  y los "grafiteros", ahora, obligados a trabajos en benedicio de la comunidad.

Respecto a la protección de los menores, la reforma contempla endurecer las penas por abusos a menores, que llegarán a los quince años de prisión, y se introduce laposibilidad de privar de la patria potestad a los padres para proteger al menor.

Sobre los delitos de Tráfico, conducir por encima de la velocidad permitida en 60 kilómetros por hora en vías urbanas o en 80 en interurbanas, o bajo los efectos de alcohol o drogas, se castigará con “penas a elegir”: prisión de tres a seis meses con multa de seis a doce meses o  trabajos en beneficio de la comunidad. La posibilidad de elegir entre tres penas distintas pretende evitar tanto la masificación de las cárceles por el aumento de los delitos de tráfico como la prescripción de los mismos.

Los terroristas y pederastas reincidentes podrán ser sometidos a libertad vigilada revisable una vez cumplida su condena. El proyecto establece una serie de medidas extraordinarias para ellos, entre las que se incluye la libertad vigilada de hasta diez años revisable una vez cumplida la condena. La medida incluye el seguimiento telemático del delincuente, que estará siempre localizado, y la prohibición de aproximarse a sus víctimas.

Uno de los puntos más controvertidos del proyecto se refería a la imprescriptibilidad de los delitos de terrorismo con resultado de muerte o atentados que causen lesiones graves. Mientras los populares reclaman que su periodo se amplíe, el nuevo texto sólo contempla que los pederastas y terroristas condenados a más de cinco años de cárcel, no podrán acceder al tercer grado hasta cumplir la mitad de la condena.

Una de las novedades del proyecto se refiere a la “multirreincidencia”. Incluida a propuesta de CiU, se ha endurecido el castigo para los hurtos reiterados, de tal forma que los autores de pequeños robos -de menos de 400 euros- reincidentes podrán ser condenados a penas de cárcel a cumplir durante el fin de semana.

En España

    0
    comentarios
    Acceda a los 4 comentarios guardados

    Servicios