Menú

Un sondeo de la revista de Alfonso Guerra empata prácticamente a PP y PSOE en intención de voto

El sondeo de otoño de la revista "Temas para el debate", que preside el ex-vicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra, revela que PSOE y PP están prácticamente empatados en intención de voto si la participación electoral fuera moderada, ya que los socialistas, con el 40,30 por ciento de los votos, sólo superan a los populares (39,70 por ciento) en seis décimas. Señala la encuesta que "el PSOE desciende en algo más de dos puntos desde las elecciones generales de 2004, en tanto que el PP podría subir entre uno y dos puntos", en una situación en la que "se detectan signos de desgaste político". El portavoz del PP en el Congreso ha hecho referencia a esta encuesta en la sesión de control al Gobierno. Zaplana se ha alegrado de estos resultados que podrían otorgarles la victoria sin que sea "demasiado tarde".

0
El sondeo de otoño de la revista "Temas para el debate", que preside el ex-vicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra, revela que PSOE y PP están prácticamente empatados en intención de voto si la participación electoral fuera moderada, ya que los socialistas, con el 40,30 por ciento de los votos, sólo superan a los populares (39,70 por ciento) en seis décimas. Señala la encuesta que "el PSOE desciende en algo más de dos puntos desde las elecciones generales de 2004, en tanto que el PP podría subir entre uno y dos puntos", en una situación en la que "se detectan signos de desgaste político". El portavoz del PP en el Congreso ha hecho referencia a esta encuesta en la sesión de control al Gobierno. Zaplana se ha alegrado de estos resultados que podrían otorgarles la victoria sin que sea "demasiado tarde".
L D (Europa Press) La revista presidida por Alfonso Guerra señala que el PSOE y PP están prácticamente empatados en intención de voto, aunque "en el caso de que hubiera una mayor participación, la ventaja del PSOE subiría un punto y medio, también dentro de los márgenes teóricos de error". En ese caso, el PSOE obtendría un 40,4 por ciento y el PP el 38,9 por ciento. La encuesta fue realizada con 1.735 entrevistas entre los días 19 de septiembre y 22 de octubre.
 
Desgaste general
 
Según José Felix Tezanos, sociólogo y director de la revista, "el PSOE desciende en algo más de dos puntos desde las elecciones generales de 2004, en tanto que el PP podría subir entre uno y dos puntos, en un contexto general en el que se detectan signos de desgate político general y en el que aumentan las perspectivas de incremento de la abstención y de emergencia de otros partidos políticos de menor entidad".
 
Añade que "las distancias entre el PSOE y el PP tienden a acortarse desde los cinco puntos que separaron a estos partidos en las legislativas de 2004", aunque subraya que "los dos grandes partidos españoles pueden perder votos en términos absolutos y que el PP apenas logra superar los porcentajes de voto obtenidos en marzo de 2004".
 
Asimismo, destaca que los "retrocesos del PSOE, que pierde apoyo entre los trabajadores manuales, van acompañados de una regresión en las inclinaciones progresistas de fondo de la población, entre la que se detecta un aumento de la preocupación por los problemas de la inmigración, mientras que se afianzan los sentimientos de españolidad en las comunidades donde no existen partidos nacionalistas".
 
Los antiguos votantes del PSOE son menos que los del PP
 
Según la explicación del sondeo que hace Tezanos, "el PSOE mantiene una proporción de apoyos de antiguos votantes menor a la del PP (un 81 por ciento y un 87 por ciento respectivamente). En concreto, un 19 por ciento de los que votaron al PSOE en 2004 ahora manifiestan intención de cambio de voto, especialmente votar en blanco o abstenerse, proporción que llega al 8 por ciento.
 
Agrega que la "quiebra de lealtad de voto parece especialmente significativa en algunos partidos nacionalistas y sobre todo destaca en el caso de los votantes históricos de IU, de los cuales más de un cuarta parte parecen inclinados en estos momentos por la abstención y el voto en blanco; o por otras opciones políticas, principalmente por el PSOE.
 
Retroceso en inclinaciones progresistas
 
Explica que en concordancia con el retroceso del PSOE y de IU, la encuesta revela que "se está produciendo una modulación e incluso un retroceso, en algunos aspectos, de las inclinaciones progresistas de fondo entre la población española. Pone como ejemplo que la puntuación media del electorado español en una escala númerica izquierda-derecha, es de 35 décimas menos.
 
Eso significa según Tezanos que "la población española se sitúa en parámetros políticos ideológicos de fondo similares a los que se daban en últimos años de la década de los años 90 cuando el PP se configuraba como una fuerza electoral predominante". "Dicha evolución parece que ha puesto fin, de momento, al ciclo político que se inauguró en 2003 y que tuvo su cénit en 2005, al calor de determinadas iniciativas gubernamentales".
 
Según Tezanos, "la dinámica política posterior parece que ha enfriado un poco esta tendencia, plausiblemente bajo la influencia de los debates sobre la cuestión nacional y la acentuación de la preocupación por la inmigración, aunque en esta inflexión no hay que minusvalorar la propia dificultad del actual Gobierno para articular y proyectar un discurso político -y unas reformas concretas- que dieran satisfacción a las demandas de más políticas sociales que existen entre el electorado de izquierdas". De ahí que sea "el electorado de izquierda el que aparece más desencantado y en cierto repliegue ideológico".
 
El POSE obtendría votantes de IU
 
La encuesta explica que el PSOE tiene distribuidos a sus electores en proporciones bastante similares en tres grandes bloques: el que se sitúa en la posición media del partido (23,4 por ciento); un segundo bloque más amplio que se encuentra hacia el centro-izquierda (31,4 por ciento), y el tercero que cubre las zonas ubicadas más hacia la izquierda, extendiéndose por las franjas coincidentes con los electores de IU, sumando en su conjunto un 30,5 por ciento de sus votantes.
 
También el PP presenta complejidades, aunque "más enfatizadas", ya que "continúa siendo visto como un partido demasiado sesgado a la derecha para el gusto de una mayoría de sus votantes, lo cual explica las dificultades que tiene este partido para crecer electoralmente y capitalizar los eventuales descontentos existentes entre las clases medias moderadas, ilustradas y urbanas".
 
IU, por debajo del 5 por ciento
 
Los partidos nacionalistas dice Tezanos, "parecen estancados a la baja". Así, CiU consigue el 2,80 por ciento de los votos, PNV el 1,30 y ERC el 2,6 por ciento de los votos. Este último partido "prácticamente se mantiene" dice el sondeo.
 
Por su parte, "IU no logra superar la barrera del 5 por ciento (la encuesta le da 4,90 por ciento si la participación es moderada y 5,2 si es alta), rozando el riesgo de quedarse por debajo de dicha barrera en el caso de que se produzca un bajo nivel de participación electoral".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD