Menú

Un supuesto "voluntario" de la campaña electoral de Sebastián dice en "El Mundo" que sus condiciones laborales "son penosas"

"Quiero ser feliz". Ése es uno de los lemas de la precampaña del candidato del PSOE en Madrid, Miguel Sebastián. Pero quienes parecen no estar tan felices son los "voluntarios" que dinamizan su precampaña y que le acompañan en sus actos. Y es que, según denuncia un supuesto trabajador de esa campaña en la versión en Internet del diario El Mundo, sus condiciones de trabajo "son penosas". "Si tanta preocupación parece mostrar el candidato socialista por la situación de los jóvenes, que se empiece por nuestra situación, por la de los voluntarios de su campaña", afirma. La empresa Animatium sin embargo, no ha confirmado esta información y asegura que no tienen a nadie en plantilla con el nombre de ese trabajador.

0
"Quiero ser feliz". Ése es uno de los lemas de la precampaña del candidato del PSOE en Madrid, Miguel Sebastián. Pero quienes parecen no estar tan felices son los "voluntarios" que dinamizan su precampaña y que le acompañan en sus actos. Y es que, según denuncia un supuesto trabajador de esa campaña en la versión en Internet del diario El Mundo, sus condiciones de trabajo "son penosas". "Si tanta preocupación parece mostrar el candidato socialista por la situación de los jóvenes, que se empiece por nuestra situación, por la de los voluntarios de su campaña", afirma. La empresa Animatium sin embargo, no ha confirmado esta información y asegura que no tienen a nadie en plantilla con el nombre de ese trabajador.
(Libertad Digital) Según cuenta el supuesto trabajador en el blog "Ciudadano M" del diario El Mundo, las condiciones laborales que tienen los "voluntarios" de la precampaña electoral del ex asesor en La Moncloa del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no son las prometidas. La denuncia viene firmada por un tal Alberto López Rubí, pero la empresa Animatium, a la cual pertenece según El Mundo, ha negado en declaraciones a Libertad Digital que tenga en plantilla a nadie con ese nombre.
 
"Trabajamos unas 10 horas al día. Se nos había prometido que estas, al menos, serían en jornada continua, con una hora para comer en la que nos darían bocadillos y bebida, pero el día en que comenzamos esto cambió para convertirse en una jornada partida que empieza a las 7 de la mañana y finaliza a las 9 de la noche, y por supuesto, la comida por nuestra cuenta", afirma.
 
Añade que, en realidad, no son voluntarios, sino personal contratado por una empresa de animación y eventos llamada Animatium. Por último, exige que "si tanta preocupación parece mostrar el candidato socialista por la situación de los jóvenes, que se empiece por nuestra situación, por la de los voluntarios de su campaña".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD