Menú

Una Eurocámara dividida apoya por escaso margen la negociación con ETA con el rearme de la banda como fondo

Un Parlamento Europeo claramente dividido respaldó este miércoles por un escaso margen de diez votos la negociación con ETA al aprobar la resolución de los socialistas. Un error de Borrell, según la denuncia de Vidal Quadras, provocó que muchos eurodiputados se equivocaran. Tras media hora de confusión y quejas reiteradas, el presidente de la Cámara accedió finalmente a repetir la votación. El entorno de ETA estuvo en la tribuna de invitados mientras las víctimas acusaban a Zapatero de dar una "victoria" a los terroristas. El rearme de la banda planeó sobre la Eurocámara. El PP ha pedido a Zapatero que ponga fin al diálogo con los asesinos.

0
"
L D (Agencias) La Eurocámara tuvo que repetir la votación por las críticas del PP al procedimiento seguido, lo que retrasó más de media hora el resultado final. La parlamentaria conservadora irlandesa, Avril Doyle, llegó incluso a cuestionar la independencia del presidente de la Eurocámara, Josep Borrell, y le acusó de querer favorecer la resolución de los socialistas. En primer lugar se votó el texto del PP, que negaba el apoyo al diálogo del Gobierno con ETA, y que fue rechazado por el pleno por 302 votos a favor, 322 en contra y 31 abstenciones. A continuación se aprobó el texto común del resto de grupos que salió adelante por un escaso margen de 321 votos a favor, 311 en contra y 24 abstencionescon poniendo en evidencia la división de la Cámara en este delicado asunto.
 
Tampoco prosperó la iniciativa de Enrique Barón, jefe de filas de los socialistas españoles, de someter a la Cámara la declaración leída esta mañana por el vicepresidente de la Comisión y responsable de Justicia, Libertad y Seguridad, Franco Frattini, en la que pedía a los europeos no mostrarse divididos frente al terrorismo de ETA. Liberales, Verdes e Izquierda Unitaria se negaron a cambiar "en el último momento" la resolución de compromiso alcanzada. Fuentes socialistas y liberales destacaron que se llegó a considerar la propuesta de Barón de votar el texto de Frattini, pero que no se siguió adelante porque el PP dijo enseguida que iba a votar en contra y por ello no valía la pena presentar otro texto. Por su parte, el eurodiputado del Partido Popular y vicepresidente de la Eurocámara, Alejo Vidal-Quadras, interpretó la oferta socialista como un reconocimiento de que la propuesta inicial "no era la adecuada".
 
Votación repetida
 
Durante el debate previo al voto se escenificó la clara división mostrada luego en el momento del voto, que transcurrió en medio de un galimatías procedimental inaugurado por las protestas de algunos eurodiputados porque Borrell quiso proceder a la votación poco antes de las 12.30 y algunos parlamentarios temían que no todos estuvieran en sus escaños y la consiguiente pérdida de votos. Después de un rifirrafe entre el eurodiputado de CiU, Ignasi Guardans, y el propio Borrell, en el que hubo incluso irónicas alusiones a las respectivas competencias lingüísticas, comenzó la votación, que se vio enseguida teñida por un nuevo malentendido que obligó a Borrell a repetir la votación tras una marejada de intervenciones recordándole varios artículos del Reglamento de la Cámara, entre ellas las de Alejo Vidal-Quadras y José Ignacio Salafranca, del PP.
 
En el debate previo, la Comisión Europea, a través de su vicepresidente y responsable de Justicia, Libertad y Seguridad, Franco Frattini, pidió a los europeos que no se mostraran "divididos" sobre el proceso de fin del terrorismo de ETA iniciado en España y se mostró hoy convencido de que España "a través de todas sus instituciones democráticas encontrará el camino correcto para el fin del terrorismo" de la banda y "para traer la paz en pleno respeto de los principios de la democracia y del Estado de Derecho". Frattini recordó el apoyo que las instituciones europeas ya han prestado al proceso de paz en el País Vasco, tanto en la cumbre de marzo de 2006, tras el anuncio del alto el fuego de la banda terrorista, como el pasado junio, cuando el presidente José Luis Rodríguez Zapatero anuncio el inicio del diálogo.
 
No obstante, expresó su "preocupación" por el "grave crimen del martes en el sur de Francia que, según el fiscal, es obra de ETA", en referencia al robo de armas. Recordó además el "drama" que ha causado la banda terrorista durante las últimas cuatro décadas, los más de 800 asesinatos, las agresiones, la extorsión económica o las amenazas y el miedo permanente bajo el que viven muchos ciudadanos.
 
Dudas sobre las intenciones de ETA
 
Por su parte, la ministra de Asuntos Europeos finlandesa y presidenta de turno del Consejo, Paula Lethomaki, dijo que "la paz, la estabilidad y la libertad son fundamentales para el desarrollo de la UE", y apuntó que es "muy importante" tratar estos temas en la Eurocámara.  "La presidencia está satisfecha con todas las medidas que tengan como objetivo que ETA renuncie a las armas y lograr una solución pacífica dentro del marco democrático del Estado español", dijo la ministra de Asuntos Europeos, que añadió que la seguridad sigue siendo prioritaria y que la UE apoya las medidas tomadas "en el pasado y en el presente" por los Estados miembros para luchar contra el terrorismo.
 
Por su parte, el presidente del Grupo Popular Europeo, el alemán Hans-Gert Poettering, dudó de que la banda terrorista ETA y Batasuna busquen la paz porque no han pedido perdón a las víctimas y por tanto sólo cabe esperar que vuelvan a asesinar si no logran sus objetivos durante la negociación iniciada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Mientras, el líder del Grupo Socialista, Martin Schulz, expresó su "admiración" por el "valor" del Gobierno español al decantarse por un "camino sembrado de minas, lleno de riesgos y polémico" y llegó a decir que lo que hace ahora Zapatero es seguir la estela de sus predecesores. "No nos cerraremos, sino que, por el contrario, nos abrimos a la esperanza, al perdón y a la generosidad. Y por la paz, pondremos lo mejor de nuestra parte para hacerla definitiva con la ayuda y la esperanza de todos", proclamó en castellano. La frase, según se encargó de recordar el propio Schulz, la pronunció el ex presidente José María Aznar en 1998.
 
La resolución conjunta aprobada reclama al Parlamento Europeo hacer suya la Declaración del Consejo Europeo de 23 y 24 de marzo de 2006 bajo presidencia austriaca que "celebra la noticia dada por el presidente del Gobierno español sobre el anuncio de un alto el fuego permanente hecho por el grupo terrorista ETA". Apoya también la comunicación del presidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell, de 22 de marzo de 2006 según la cual "es una buena noticia para la sociedad española y para toda Europa, que demuestra que se puede combatir el terrorismo desde la fuerza de la democracia, es un momento para demostrar serenidad y prudencia; es un momento para recordar a las muchas víctimas del terrorismo. Y es un momento para la esperanza, para la unidad de todas las fuerzas políticas democráticas".
 
Por último, pide al Consejo y a la Comisión que actúen en consecuencia, condena la violencia porque es "moralmente inaceptable y absolutamente incompatible con la democracia" y "expresa su solidaridad con las víctimas del terrorismo".  El PSOE eliminó ayer del texto la referencia a la resolución aprobada por el Congreso de los Diputados en mayo de 2005, que fijó el marco del diálogo del Gobierno con ETA, en aras de lograr el apoyo del PP, que votó en contra del documento del Congreso. Asimismo, sustituyó la expresión "proceso de paz" por "iniciativa de paz". El texto del PP derrotado pedía a la Unión Europea no aprobar el diálogo del Gobierno con ETA, porque este proceso "pone en riesgo los principios de la democracia y el Estado de Derecho".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation