Menú

Zapatero eligió a Cuba como "buzón de correos" en las negociaciones con ETA

La dictadura cubana sirvió de "buzón de correos" entre el Gobierno de Zapatero y ETA en sus negociaciones. Según desvela El Mundo, el Ejecutivo trasladaba a funcionarios del régimen de las "detenciones predelictivas" los mensajes que quería hacer llegar a la banda. Cuba los plasmaba en papel y se los entregaba a los terroristas. Esta tarea, pese al atentado de la T-4, se mantuvo hasta el pasado mes de abril. Rubalcaba ha evitado dar explicaciones.

0
"
(Libertad Digital) La dictadura castrista ha tenido su papel en las negociaciones del Gobierno y ETA. Según publica este lunes El Mundo, sirvió de "buzón de correos". Emisarios de Zapatero trasladaban a funcionarios castristas sus mensajes para la banda y era el régimen de Castro el que se encargaba de plasmarlos en papel para que llegaran a su destinatario. En la mayoría de las ocasiones el encargado de recoger esos mensajes fue el batasuno Joseba Álvarez. Viajó varias veces a la isla, pero también a Venezuela, Siria, Líbano, Arabia Saudí y Argelina. En algunos de estos recibió mensajes de ETA para trasladar al Gobierno.
 
La información confirma una vez más que el Ejecutivo del PSOE mintió cuando dijo, tras el atentado de la T-4, que el "proceso" había terminado. Lejos de eso, Cuba siguió haciendo de "buzón de correos" hasta el pasado abril, un mes antes del comunicado de ETA con el que confirmó que seguirá matando.
 
El diario, en su editorial, sostiene que la participación de la dictadura castrista en las negociaciones demuestra "la fragilidad de los cauces de relación en los que Zapatero se basaba para dar por hecho que ETA quería abandonar las armas". Y recuerda que "el presidente dependía de un intermediario que, no sólo es una dictadura, sino que ha mostrado más de una vez sus simpatías por una banda con la que comparte la ideología marxista". Concluye que "si estábamos pidiendo favores de esta índole al Gobierno cubano, lo lógico es pensar que existía una contrapartida. Y eso explica en buena medida nuestra bochornosa política de relaciones con Cuba y su defensa en las instituciones internacionales".
 
Esa política se vio en el viaje que hizo Moratinos a Cuba el pasado mes de abril, cuando la dictadura todavía estaba haciendo de "buzón de correos". El ministro de Exteriores se negó a reunirse con los disidentes y además consintió que el régimen les calificara, en su presencia, de "terroristas y mercenarios". Concluye el editorial de El Mundo que "una cosa es segura, y es que, tras llevar al Parlamento Europeo una votación sobre la negociación con ETA, y tras procurar la intervención del centro suizo Henri Dunant, la del Sinn Fein y la de intermediarios noruegos o sudafricanos, esta participación del Gobierno castrista es la gota que colma el vaso de un frívolo e irresponsable proceso de internacionalización del mal llamado conflicto vasco. Un propósito que ETA siempre había perseguido sin contar, hasta ahora, con el Gobierno como su más eficaz colaborador".
 
Rubalcaba juega al despiste
 
El ministro del Interior volvió a zafarse de toda explicación y dijo que el Ejecutivo español trasladó a otros Gobiernos el mensaje "muy claro" de que con violencia no se dialogaría con ETA y explicó que de ello no se puede deducir "que hicieran de buzón de correos de nadie".

En declaraciones a RNE, Rubalcaba manifestó que en el proceso "hemos tenido la colaboración de muchos países y algunos de ellos han recibido directamente de Gobierno español un mensaje muy claro: que con violencia el gobierno no iba a dialogar, que la violencia terminaba con todo".

"Lo que no se puede deducir de esta expresión del gobierno a esos gobiernos que han colaborado es que hicieran de buzón de correos de nadie", recalcó el ministro.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco