Menú

Zapatero: "La negociación no me ha dejado heridas, salvo el dolor de las víctimas"

El presidente del Gobierno repasa este domingo en El Mundo su trayectoria sin asomo de autocrítica, ni en cuanto a la gestión de la crisis, que denomina ahora "ciclo económico adverso" ni sobre la negociación con ETA. Se limita a decir que los reproches son normales para quien "lleva el maillot amarillo". Zapatero, que define a la democracia como un "régimen laico y civil", sólo admite "algún error" en la época del felipismo. Y es que a Felipe le "admira" mientras que a Aznar no lo "desprecia". También habla de "confabulaciones maquiavélicas" en torno al 11-M.

OTEGI pide volver a negociar
0
El presidente del Gobierno repasa este domingo en El Mundo su trayectoria sin asomo de autocrítica, ni en cuanto a la gestión de la crisis, que denomina ahora "ciclo económico adverso" ni sobre la negociación con ETA. Se limita a decir que los reproches son normales para quien "lleva el maillot amarillo". Zapatero, que define a la democracia como un "régimen laico y civil", sólo admite "algún error" en la época del felipismo. Y es que a Felipe le "admira" mientras que a Aznar no lo "desprecia". También habla de "confabulaciones maquiavélicas" en torno al 11-M.
"
L D (EFE) En la entrevista el jefe del Ejecutivo habla de la unidad de España ("ni se rompe, ni se romperá"), de ETA y su fin, de una futura reforma de la Constitución, de la Monarquía –que dice que se consolidó definitivamente el 23-F–, y de la situación de la economía española, de la que se limita a decir que se encuentra en un "ciclo económico adverso", y no olvida las "tragedias" del 11-M y del reciente accidente de Barajas.

Preguntado por las "malas" relaciones entre ex presidentes, Zapatero asegura: "Yo admiro a Felipe y no desprecio a Aznar". Sobre el papel que deben jugar los ex presidentes considera que se debe regular esta figura "para que no sea, como diría González, un valiosísimo jarrón chino que molesta en todas partes".

Recuerda que a Felipe González le ha encargado "alguna tarea singular", como ser el alto representante para los bicentenarios de Latinoamérica y como integrante del grupo de reflexión de la Unión Europea. "Le diré que no me importaría que Aznar tuviera también algún papel. Ahora, como tengo un café pendiente con Aznar, voy a ver si le convenzo de...", refiere sin desvelar más datos.

La negociación con ETA centra gran parte de la entrevista en la que Zapatero asegura que el haberla impulsado no le ha dejado "ninguna herida política sino el dolor por las víctimas tras la ruptura de la tregua".

Habla de las críticas recibidas durante esa etapa, entre las que menciona la acusación de que el Gobierno entregaría Navarra a ETA o la, dice, "confabulación maquiavélica" sobre que "el 11-M tendría que ver con ETA y con mi ascenso al poder, y de ahí, mis obligaciones con ETA" y afirma que todas ellas han quedado "absolutamente desnudas".

Sobre el fin del terrorismo, Zapatero augura una "desestructuración progresiva" de la banda. "ETA irá cada vez a menos y con una pérdida de comprensión social en ese segmento abertzale que siempre es la clave. Será un final paso a paso". No aporta más reflexiones sobre cómo se alcanzará ese final.
Aznar y la derecha en España

En otro momento de la entrevista, el presidente del Gobierno expresa su opinión sobre la derecha española y afirma "que no tiene nada que ver con el franquismo. Lo que ocurre es que la derecha actual es más seguidora de la corriente neoconservadora de EEUU".

Explica que, en su opinión, de las derechas que ha conocido en Europa "el PP español estaría en la banda más derecha de las derechas europeas", pero matiza que no se trata de una "cuestión ideológica, sino estratégica".

Así, en referencia a la participación española en la guerra de Irak, Zapatero opina que Aznar apoyó la intervención "no por Irak ni por Sadam Husein, sino por estar al lado de Bush, creyendo que esto le haría grande".

Zapatero admite que la situación económica es "la preocupación fundamental del Gobierno", aunque se muestra "tranquilo y optimista" porque "tenemos un país fuerte" que "puede afrontar un ciclo económico adverso como el que vivimos".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios