Menú

La teoría de las faldas de Elena Salgado y Zapatero termina de tocar fondo en El País

Dos temas se reparten las portadas de este jueves: de un lado, la subida de impuestos confirmada, por fin, por el Gobierno. De otro, el acuerdo con el PNV para los Presupuestos, recibido con júbilo por Público mientras otros certifican la defunción de la caja única.

MERCEDES R. MARTÍN
0
Dos temas se reparten las portadas de este jueves: de un lado, la subida de impuestos confirmada, por fin, por el Gobierno. De otro, el acuerdo con el PNV para los Presupuestos, recibido con júbilo por Público mientras otros certifican la defunción de la caja única.
Elena Salgado en la pasarela Cibeles. | EFE.

El Mundo prefiere para su titular principal el tema de los impuestos. Interpreta el diario que el Gobierno se ha decidido a "machacar las nóminas" altas con el objetivo de "aplacar a la izquierda". Recuerda que la recaudación será "exigua": como máximo, 400 millones. En el editorial, destaca la "torpeza" de hacerla coincidir con "el acuerdo con el PNV para gastar más". Pero ya poco sorprende en las estrategias del Ejecutivo, como destaca el diario. En La Razón, en cambio, lo que se enfatiza es que la subida de impuestos coincidió con otro incremento: el de la factura de la luz. Apunta en el editorial que subir el IRPF es "electoralista" y recuerda que una economía "que arrastra cuatro millones y medio de parados necesita incentivos y estímulos, no lastres y castigos". La Gaceta abre su portada con el pacto con el PNV que, sentencia, rompe la caja única. En otros diarios se respira un ambiente más festivo: mientras El País se limita a destacar que el PNV ha salvado a Zapatero y Luis R. Aizpeolea se esfuerza en convencer de que no hay grietas en la Seguridad Social, Público celebra a toda página el pacto con un "El Gobierno resiste".

Pero este jueves, más que los titulares, cobran importancia las imágenes. Es el caso de la que abre la portada de ABC: Rafael Díez Usabiaga, excarcelado supuestamente para cuidar a su madre, participó el pasado día cuatro en un acto del entorno de Batasuna. En El Mundo y La Gaceta, las protagonistas son María Teresa Fernández de la Vega y Belén Barreiro en la, seguro, incómoda toma de posesión del nuevo director del CIS. Una y otra se sitúan a una prudente distancia y la vicepresidenta acalla polémicas con una amplia sonrisa. Los diarios coinciden en hablar de "tensión" en la comentadísima destitución de Belén Barreiro, que ayer siguió dando que hablar.

La Razón, mientras, se acerca a la Pasarela Cibeles para hablar de... economía. Elena Salgado, tras proclamar ayer que a los ricos no les importaría pagar más impuestos, se pasó ayer por un desfile. Su presencia fue captada por las cámaras con gesto extremadamente serio. Pero La Razón se fija más en su falda y en las que pasaron por la pasarela: cuenta el diario en portada que una teoría económica vincula la longitud de las mismas con la crisis: si se imponen las largas, las perspectivas son buenas. Ayer se vieron de los dos tipos, por lo que, apunta el diario, queda crisis para rato.

Otro tema destacadísimo es la encarnizada guerra en que se ha convertido el proceso de primarias del PSOE. Las páginas de Nacional no bastan para todos los frentes abiertos: Benidorm, la Comunidad Valenciana, los cuestionados avales de Trini en Madrid... El País, en su editorial, abronca al PSOE por el espectáculo en el ayuntamiento de la madre de Leire Pajín. Afirma que colocar como candidato al alcalde tránsfuga "es un movimiento de una enorme gravedad" que estimula "esta práctica fraudulenta". En Público hacen una curiosa lectura de lo ocurrido en el frustrado proceso de primarias en Valencia. Dicen de Antoni Asunción que es el candidato... de Francisco Camps. Así lo cree Manuel Rico, subdirector del diario, que acusa al ex ministro de haber emprendido "una oscura maniobra contra su propio partido" con la que ha sacrificado, dice, "su dignidad".

Y con Zapatero ya de vuelta de su gira por Nueva York, aún hay quien habla de su viaje. No es el caso de la prensa estadounidense: según La Gaceta, sus palabras tuvieron nula repercusión. En El País, el presidente se encuentra, mientras, con una durísima crítica del columnista Josep Ramoneda por haber apoyado a Sarkozy desde las páginas del Wall Street Journal. Afirma Ramoneda, entre otras muchas cosas, que respalda al presidente francés por "frivolidad y cobardía". Dice que Zapatero es "sarkodependiente" por, entre otras cosas, la silla en el G-20, y proclama que el socialista "agotó todo su coraje" con la decisión de sacar las tropas de Irak. "Nunca más se ha atrevido a dar un paso valiente", dice Ramoneda, que califica de "vacua" su iniciativa sobre la Alianza de Civilizaciones. Llega a alertar de que es el culpable del "estado depresivo del PSOE" y concluye con que el presidente, tras tocar fondo políticamente con la gestión de la crisis, ha tocado fondo "ideológicamente" al respaldar las expulsiones de gitanos de Francia.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 3 comentarios guardados

    Servicios