Menú

Gallardón camufla otra subida de impuestos aumentando el pago fiscal por la plusvalía de pisos

Esperanza Aguirre reducirá un punto lineal el tramo autonómico del IRPF para todos los contribuyentes madrileños. Como no todo pueden ser buenas noticias, ahí está Alberto Ruiz Gallardón. Los famosos presupuestos del alcalde recogen otra subida fiscal por las plusvalías de la vivienda. Mantiene los tipos, pero actualiza las bases catastrales.

0
(Libertad Digital) Las páginas 296-297 del programa de Alberto Ruiz Gallardón y el término "capacidad normativa" sigue dando mucho de sí. Según recuerda el diario Expansión este jueves, el presupuesto de 2004 del Ayuntamiento de Madrid incluye un aumento en el pago del Impuesto sobre la Valoración de los Terrenos de Naturaleza Urbana. Es decir, la plusvalía municipal que se paga al vender la vivienda dependiendo de los beneficios que se logren en la operación.
 
El anterior alcalde José María Álvarez del Manzano, aquel del que Rodrigo Rato añora lo de "hacer más con menos", suavizó la adaptación de las bases de este impuesto tras el incremento del catastro que se realizó en el año 2000. Esta subida del valor catastral elevaba de golpe y porrazo la valoración de los pisos un 30 por ciento, pero hasta ahora no afectaba de tal manera en el momento de tributar por la plusvalía. Gallardón, para sufragar el aumento vertiginoso de los gastos, va a eliminar estas medidas transitorias.
 
Al igual que sucede con el Impuesto de Bienes Inmuebles (no se sube sino que se eliminan las bonificaciones), Gallardón camufla la subida. Así, el tipo del impuesto permanece entre el 27 y 30 por ciento, dependiendo de la antigüedad, pero sí eleva los valores de referencia para aplicar estos tipos. Consecuencia, una subida del pago por la plusvalía de hasta un 10 por ciento.

En Libre Mercado