Menú

Bruselas aprueba el Plan de Asignación de Derechos de Emisión de España

La Comisión Europea ha dado su visto bueno al Plan Nacional de Asignación de Emisiones español este lunes por la mañana, aunque la comunicación oficial no llegará hasta dentro de unos días, razón por la que su aprobación por el Gobierno en Consejo de Ministros tendrá que posponerse hasta el 14 de en

0
"
LD (EFE) Así lo ha explicado en declaraciones a Efe el secretario general para la Prevención de la Contaminación y del Cambio Climático, Arturo Gonzalo Aizpiri, quien se mostró "feliz" porque España haya sido capaz "de cumplir con un calendario enormemente exigente" y la Comisión de hacer "un gran esfuerzo por no retrasar la aprobación".

Hasta ahora, el Gobierno ha manejado para su aprobación como tope el mes de diciembre "pero no supone ningún inconveniente" que se dilate hasta comienzo de año "porque se cubren todas las necesidades", según Aizpiri.

El Plan español fija para los próximos tres años una estabilización en las emisiones de CO2 (dióxido de carbono), con una reducción del 1,2 por ciento, y deja para una segunda fase los recortes, que será la que le permita cumplir los objetivos del Protocolo de Kioto en 2012. Los niveles de emisiones de CO2 en España se situaron oficialmente en el año 2000 en un 39 por ciento por encima del nivel registrado 10 años antes, y en 2003 el aumento llegó al 41 por ciento.

El mercado de emisiones que se pondrá en marcha permitirá a las empresas que consigan rebajar sus emisiones por debajo de lo previsto vender sus cuotas a otras que tengan que comprar derechos de emisión de gases contaminantes porque necesiten más tiempo para adaptar sus instalaciones al porcentaje que tengan asignado. Lo que, en la práctica, supondrá que las empresas españolas tendrán que comprar derechos de emisión a otras procedentes de países como Francia o Alemania.

La Comisión Europea ha aprobado el Plan español "en los términos que se conocían" y que incluye la obligación de añadir todas las instalaciones de combustión de más de 20 megavatios. Aizpiri indicó que, "lógicamente", las instalaciones "querrán conocer cuanto antes" la asignación de emisiones que le corresponde pero, dijo, "no hay problema" porque los registros donde deberán consignarse no operarán hasta febrero y además aún hay que examinar las cerca de 400 alegaciones que se han presentado en el periodo de información pública, y que concluyó el 22 de diciembre.

En Libre Mercado

    Lo más popular