Menú

Trujillo dice que la dignidad de una vivienda "no se mide por sus metros cuadrados"

La propuesta de construir pisos de protección oficial de 25 metros cuadrados ha provocado fuertes críticas. El Gobierno catalán ha acusado a la ministra de llevar el problema de la vivienda "al límite" y la OCU ha calificado la idea de "pisos-madrigueras". Trujillo se ha defendido afirmando que la dignidad "no se mide en metros cuadrados", aunque a CiU estas viviendas le recuerdan a las "que hacía Franco". Con este panorama, María Antonia Trujillo no acudirá a la próxima Sesión de Control en el Congreso.

0
María Antonia Trujillo. Archivo
(Libertad Digital) Para la titular de Vivienda, "la dignidad no se mide en metros cuadrados. Lo importante es que (una vivienda) sea adecuada a las necesidades de los ciudadanos". "La Constitución dice que una vivienda tiene que ser digna y adecuada. Una vivienda que es adecuada a las necesidades de los ciudadanos es la vivienda digna y adecuada que dice la Constitución", afirmó la ministra durante una rueda de prensa en la que presentó la Sociedad Pública de Alquiler.
 
En este sentido, Trujillo considera que dicha dimensión (25 metros cuadrados) es "suficiente" para un colectivo de ciudadanos jóvenes, que demandan estos pisos que, según subrayó, están teniendo "mucho éxito" en otros países.
 
El Gobierno estudia rebajar el precio de la vivienda de protección oficial y aumentar su número impulsando la construcción de apartamentos de 25 o 30 metros cuadrados en edificios con servicios comunes. Así lo anunció la ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, en la inauguración de Construmat. La ministra dijo que con esta medida se intenta responder a "la demanda de la ciudadanía de una tipología de vivienda diferente a la tradicional" que "se adapte al ciclo vital", como sucede en el norte de Europa.
 
Estos pisos de 25 ó 30 metros cuadrados tienen techos de cuatro metros de altura y están dividos en bloques con servicios comunes como trasteros o lavaderos. "Los países nórdicos más avanzados" tienen esta clase de apartamentos y apuestan "por la convertibilidad de las viviendas", es decir, en pisos pequeños que "puedan ampliarse con la vivienda modular de al lado" cuando lo necesite el usuario, explicó la ministra, que no precisó qué pasaría con el inquilino que estuviese ocupando el piso de al lado.
 
Jordi Sevilla se remonta a su juventud
 
Trujillo quiso recalcar que el proyecto APTM esta nueva tipología de vivienda protegida "no es una regresión". Sin embargo, esto no es lo que se desprende de las declaraciones este martes del ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla. En declaraciones a TV3, el ministro se remontó a sus años de juventud para defender la idea del Gobierno de modificar la ley de Vivienda de Protección Oficial para que puedan ser de 25 metros cuadrados.
 
"El primer piso que yo tuve era un estudio de veinticinco metros cuadrados, que lo alquilé durante dos años y, cuando pude, me cambié", dijo Sevilla. Según informa EFE, el ministro bromeó sobre este asunto. "A mí me gustaría que los pisos fuesen de más de 30 metros cuadrados, y de cien y de doscientos", pero avaló la posibilidad de reducir la VPO pensando sobre todo en los jóvenes.

En Libre Mercado

    Lo más popular