Menú
Cayetano González

'In Memoriam' de los guardias civiles asesinados por ETA en Navarra

¿Qué más tiene que pasar para que tengan un poco de arrojo para hacer frente a la deriva suicida para España a la que nos está llevando Sánchez?

¿Qué más tiene que pasar para que tengan un poco de arrojo para hacer frente a la deriva suicida para España a la que nos está llevando Sánchez?
Guardias civiles custodian al etarra Egoitz López de la Calle. | Efe

Dentro de la larga lista de mezquindades, despropósitos y barbaridades cometidas por Pedro Sánchez desde que está en la Moncloa, una no menor ha sido aceptar la pasada semana la petición de los herederos políticos de ETA de sacar a la Guardia Civil de Tráfico de la Comunidad Foral de Navarra, a cambio de asegurarse el apoyo de Bildu a los Presupuestos Generales del Estado del año que viene.

Es decir, que un Presidente del Gobierno de España, secretario general del PSOE, concede a quienes nunca han condenado el pasado criminal de ETA —en Bildu, hay partidos como Eusko Alkartasuna o Izquierda Alternatiba que sí lo han hecho, pero el partido con más peso en esa coalición, Sortu, se niega a condenar a ETA— algo tan simbólico para ese mundo de la izquierda abertzale como expulsar a la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de un territorio tan deseado por el PNV y por Bildu como Navarra, para anexionarlo al País Vasco. Pero todo eso, a Sánchez le importa una higa. Él a lo suyo: permanecer en el poder al coste que sea.

No lo ha podido expresar de mejor manera hace unos días el líder de Sortu, Arnaldo Otegui: "Se da la gran paradoja de que no hay Gobierno de progreso en el Estado Español si los que nos queremos marchar del Estado Español y además somos de izquierdas no lo sostenemos".

¿No sienten vergüenza los cargos públicos y/o militantes del PSOE de Andalucía, Castilla la Mancha, Aragón, Cantabria, Comunidad Valenciana, la Rioja y demás Comunidades Autónomas, al oír esta confesión de Otegui? ¿Qué más tiene que pasar para que tengan un poco de arrojo y valentía para hacer frente a la deriva suicida, no sólo para el PSOE, que sería lo de menos, sino sobre todo para España, a la que nos está llevando Sánchez?

Con el objetivo de que les pueda ayudar en esa reflexión y toma de postura, convendría recordar que la Guardia Civil ha sido una pieza clave, fundamental, decisiva, en la lucha antiterrorista y que, gracias a su entrega y profesionalidad, la banda terrorista fue derrotada policialmente, aunque no políticamente, pero esto, obviamente, no es culpa de la Benemérita sino de políticos como Zapatero o Sánchez.

En Navarra, ETA ha asesinado a lo largo de su macabra existencia a un total de 42 personas, de las cuales 13 eran guardias civiles. En homenaje a estos servidores públicos, a sus familiares, a la Benemérita, y teniendo en cuenta que las víctimas del terrorismo no son personas anónimas, sino que tienen nombres y apellidos, que detrás de cada una de ellas había un proyecto de vida que fue truncado por la barbarie terrorista, esta es la relación de los guardias civiles asesinados por la banda terrorista ETA en la Comunidad Foral de Navarra:

  • D. Manuel López González (asesinado el 8-V-1978 en Pamplona)
  • D. Sebastián Arroyo González (asesinado el 8-I-1980 en Alsasua (Navarra)
  • D. Francisco Puig Mestre (asesinado el 15-V-1980 en Goizueta (Navarra)
  • D. Francisco Ruiz Fernández (asesinado el 15-V-1980 en Goizueta (Navarra)
  • D. Juan Antonio García González (asesinado el 4-VIII-1982 en Burguete (Navarra)
  • D. Fidel Lázaro Aparicio (asesinado el 28-V-1983 en Pamplona)
  • D. Antonio Conejo Jelguero (asesinado el 28-V-1983 en Pamplona)
  • D. Luis Ollo Ochoa (asesinado el 27-V-1984 en Pamplona)
  • D. Juan Atares Peña (asesinado el 23-XII-1985 en Pamplona)
  • D. José Antonio Ferri Pérez (asesinado el 21-VIII-1988 en Estella (Navarra)
  • D. Antonio Fernández Álvarez (asesinado el 21-VIII-1988 en Estella (Navarra)
  • D. Juan Gangoso Otero (asesinado el 16-X-1988 en Pamplona)
  • D. Juan Carlos Beiro Montes (asesinado el 24-IX-2002 en Leiza (Navarra)

Descansen en Paz estos trece guardias civiles y todas las demás víctimas del terrorismo, que conviene recordar que dieron su vida, fueron asesinadas por ser ESPAÑOLES, independientemente del uniforme, la profesión o la afiliación política que tuvieran.

Qué actualidad va a tener cuando se acerquen las elecciones esa pancarta con la que se encontró Sánchez hace unas semanas en Sevilla y que rezaba: "Que te vote Txapote"; un texto que ahora habría que ampliar a: "Que te voten Txapote, Otegui y Junqueras".

Temas

En Opinión

    0
    comentarios