Menú
Jesús Fernández Úbeda

Adanero convierte a Bolaños en la niña de 'El exorcista'

El debate parlamentario fue un canto desafinado a la nada. Sólo pusieron la pimienta Ana Belén Vázquez y Carlos García Adanero.

El debate parlamentario fue un canto desafinado a la nada. Sólo pusieron la pimienta Ana Belén Vázquez y Carlos García Adanero.
MADRID, 29/03/2023.- El ministro de la Presidencia, Felix Bolaños durante la sesión de control al Gobierno este miércoles en el Congreso. EFE/ Juan Carlos Hidalgo | EFE

Se pregunta uno, tras asistir a la sesión de control de este miércoles, qué pecado mortal cometió en otra vida –o, en su versión posmoderna, a qué minoría ofendió– para padecer un insulto a la inteligencia tan fútil, tan indigesto y, sobre todo, tan aburrido. El debate parlamentario de la jornada fue un canto desafinado a la nada. Un bostezo irritante en politiqués. Sólo pusieron la pimienta Ana Belén Vázquez, tiempo ha institucionalizada como némesis de Marlaska, y Carlos García Adanero, que, tras preguntar por las leyes que faltan por aprobar, convirtió a Félix Bolaños en una especie de niña de El exorcista como pasada por Harry Potter.

Con Sánchez caminito de Pekín, abrió la farsa Nadia Calviño enzarzándose con Espinosa de los Monteros a raíz de lo que cada uno entiende por el significado del significante "familia". La vicepresidenta se acordó de las monoparentales, de las LGTBI y de las que tienen "personas con discapacidad", si bien no mencionó –como tampoco hizo el diputado de Vox– a las que cuentan con enfermos de ELA, familias que exigen el desbloqueo urgente de una ley que acumula más de cuarenta aplazamientos.

Yolanda Díaz chuleó a Inés Cañizares –"Escuche, señoría, que seguro que algo aprenderá"–. La diputada de Vox le estampó que "España es líder de Europa en paro y en pobreza", la vicepresidenta segunda le contestó que "sus datos, una vez más, son incorrectos", y su contrincante se revolvió airada: "¿Y por qué no me contesta y me da usted los correctos?". Algo intangible falla en este habitual cara a cara: a la diputada por Toledo le falta duende; a la también ministra de Trabajo, motivación.

Ana Belén Vázquez, anémica de Strepsils, al ministro del Interior: "Debería estar dimitido y, después, sentado en una comisión de investigación". Le afeó que el marido de la exdirectora de la Guardia Civil comprara otros dos pisos más con dinero de los ERE. Marlaska, con una jeta no ya de hormigón, sino de adamantium: "La directora de la Guardia Civil dimitió por decencia democrática". En la réplica, la diputada popular aludía a la anulación, por parte del Supremo, del cese como jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid de Diego Pérez de los Cobos: "Ahora que la sentencia es firme, ¿por qué no dimite? (…) Ha sido tirano con sus subordinados. No sólo se conformó con cesar al coronel, sino que lo quiso aniquilar profesionalmente". Marlaska, mientras, se miraba las uñas sonriendo.

Por su parte, García Adanero sí que se acordó de la Ley ELA y preguntó a Bolaños si el Gobierno tendrá tiempo de "aprobar todo lo que está anunciando". El ministro de Presidencia, sobreactuado, cerril y faltón, como Reagan MacNeil ante el padre Karras: "No esperaba que el PP, la casa común de los tránsfugas, me enviara a su último fichaje". Y venga a insultar. El exdiputado de UPN le recordó que se presentó "en una lista del PP" y le reprochó que, "aparte de blanquear" a Bildu y Batasuna, "de cambiarles presos por presupuestos", les haya dejado "el relato, la historia": "Están dando por bueno que a aquellos que eran terroristas se les llame presos políticos". El socialista, en plan pesao, erre que erre: "Ustedes, a lo suyo: el extremismo, el transfuguismo y hablar mal de España". ¿Cómo era el refrán del tonto y la linde? Con la faena agonizando, en su pregunta a María Jesús Montero, José María Figaredo mencionó el caso de presunta corrupción que afecta al gobierno de Page destapado por LD. La ministra de Hacienda rechazó las "acusaciones sin ningún tipo de pruebas". Y poco más, la verdad.

Temas

En España

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro