Menú
David Vinuesa

¿Se puede decir ya que Antoine Griezmann es el mejor jugador de la historia del Atlético?

Es una opinión muy subjetiva, pero lo que está claro es que si no es el mejor sin duda es uno de los mejores.

Es una opinión muy subjetiva, pero lo que está claro es que si no es el mejor sin duda es uno de los mejores.
EFE

Antes de nada y si ustedes me permiten esta pequeña licencia creativa voy a empezar esta opinión con varios "ja", en concreto 21, que es la posición que ocupó Antoine Griezmann en la gala del Balón de Oro 2023. Ya que es para reírse, vamos a hacerlo. Ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja. Repartidas estas risas, vamos con lo importante.

Lo comenté en Twitter y lo digo ahora en esta columna. Tengo 36 años. He disfrutado de animales como Fernando Torres, Agüero, Futre, Falcao, Caminero, Kiko, Pantic o Forlán. He visto a defensas increíbles como Diego Godín o porteros colosales como Jan Oblak. Centrocampistas capaces de movilizar a todo un estadio con un grito como Gabi o Simeone. A Koke repartiendo juego desde tiempos ancestrales y siendo al Atlético lo que el agua al ser humano. La inteligencia y veteranía del máximo goleador de la historia de España, David Villa. Pero no he visto a nadie como Antoine Griezmann. A nadie. En mi historia con el Atlético de Madrid, que supera las tres décadas, es lo mejor que he visto con un diferencia abismal y eso me lleva a tener claro que en mi historia, Griezmann es el mejor jugador que he visto con la camiseta del Atlético de Madrid.

Griezmann sienta cátedra en cada partido que juega con el conjunto rojiblanco. Está en su mejor momento. Su prime, como se suelde decir. Se ha convertido en un androide futbolístico con las mejores armas posibles. Marca, asiste, defiende, tiene un posicionamiento perfecto, calidad, técnica, lidera, hace mejores a los suyos, va bien de cabeza, lanza jugadas a balón parado a veces y las remata otras, para el juego y controla los ritmos, es junto a Koke el aliado de Simeone dentro del campo y además de todos eso está cada vez más cerca de ser el máximo goleador del Atlético superando a Luis Aragonés. Es un jugador total. El sueño de cualquier aficionado y sobre todo de cualquier entrenador. Campeón del mundo con Francia siendo líder. En el Atlético suma tres títulos: Europa League, Supercopa de Europa y de España. A punto de lograr la Champions que, aunque no sea un título ni mucho menos quedar subcampeón, es un dato que habla de las cotas altas que ha alcanzado. Además tiene una historia que, como el Atlético, no es perfecta. Redención al servicio de un club que unas veces se odia y otras se ama, pero que nunca, pase lo que pase, se deja de querer. Por todo eso creo que sí, que se puede decir, el que quiera hacerlo, que Antoine Griezmann es el mejor jugador de la historia del Atlético.

Por supuesto esto es un debate muy subjetivo y que viene marcado por la edad de cada generación. Ojo, muchas veces el mejor jugador de la historia de tu club no es el mismo que el tuyo personal. Conozco mucha gente que jamás sacará del puesto número 1 a Fernando Torres. Otros a Futre. Algunos a Luis Aragonés. O Garate. Leivinha. Adelardo. Escudero. No tiene por qué coincidir el mejor con tu ídolo. Torres es el mejor ejemplo. Sin ser el más laureado del club en títulos, Fernando mantuvo la esperanza durante una década en la que la afición rojiblanca estaba en plena travesía por el desierto e incluso por el infierno. Por eso tu ídolo puede que no sea Griezmann, pero Antoine sí puede ocupar ese puesto de mejor jugador de la historia colchonera.

Ante el Celtic, Griezmann volvió a dejar un máster completo y marca de la casa de cómo se juega a esto de la pelotita. Fue un partido muy completo de todo el equipo, pero él fue la punta de lanza de nuevo. Una vez escuché que los mejores jugadores son aquellos a los que, si paras la cintay eliges el mejor pase que pueden dar, ellos la ponen ahí al darle al play. Griezmann hace eso y una cosa más, la pone en sitios en los que nadie pensaba que pudiese llegar la pelota porque parece imposible. Lo hizo anoche con el 2-0 de Morata a pase de cabeza de Giménez. Ni con la cinta parada puedes imaginar una acción así porque poca gente ve el fútbol como lo hace el galo.

Y mientras todo esto ocurre, el Atlético disfruta y se lo pasa bien. Por cierto, es totalmente compatible disfrutar del 6-0 ante el Celtic y celebrarlo, porque fue un festival del Atlético, con saber que quedan 2 partidos y que aún hay que cerrar el pase. Sin calculadora. Si ganan en Rotterdam pasas. Incluso te valen dos empates o una victoria en los dos que quedan. Aún así, mejor ganar en Holanda y te dejas de cálculos. Eso sí, disfrutar, Villarreal y a seguir.

PD: me gustaría dar un consejo a los hinchas del Atlético de Madrid. Si veis que no os dejan celebrar el 6-0 del Atlético al Celtic, porque hay gente que decide qué se celebra o no, podéis decirles que ir a tu estadio y pagar un abono para ver 16 victorias seguidas es para estar, como mínimo, bastante contento. Eso y Griezmann, por supuesto. Feliz miércoles.

Temas

En Deportes

    0
    comentarios