Menú
David Vinuesa

Guantazo de los jugadores, sin querer, al Club Atlético de Madrid SAD

Ayer se volvió a demostrar que el equipo tiene carencias defensivas impropias de un club del nivel rojiblanco.

Ayer se volvió a demostrar que el equipo tiene carencias defensivas impropias de un club del nivel rojiblanco.
Guantazo de los jugadores, sin querer, al Club Atlético de Madrid SAD | EFE

Se ha convertido en costumbre que el Atlético haga tramos de temporada horribles, tanto al inicio como en los momentos cruciales y luego se marque un acelerón final que dejaría atrás al mismísimo Red Bull de Verstappen. De esa forma, el club sonríe y los jugadores hacen creer a la afición que su nivel verdadero es el de esa recta final y no el de los momentos importantes. Pasó en 2022, 2023 y se ha intentado hacer en 2024 ganando partidos decisivos para jugar la Champions del curso que viene ganando de forma consecutiva a Athletic, Mallorca, Celta y Getafe.

El Atlético ya estaba acelerando su Fórmula 1 para tapar los pitos con un sonido exagerado de victorias, pero, sorpresa, se ha encontrado con un meneo en toda regla de Osasuna que le ha hecho, delante de su propio público, reventar el motor y las cuatro ruedas. Ya no cuela. El Club Atlético de Madrid Sociedad Anónima Deportiva vio ayer como su equipo, ese que a ellos les parece perfectamente equilibrado, sostenido y de notable alto en adelante, les daba un guantazo público descomunal. Eso sí, sin querer, porque el 1-4 de Osasuna en el Metropolitano no fue una indirecta de los jugadores. No se dejaron ir para mirar al palco. Se dejaron ir porque el trabajo mínimo ya está hecho y, como suele pasar en el Atlético, no pasa nunca nada si acabas entre los cuatro primeros.

El Atlético pareció ayer empeñado en demostrar todas y cada una de sus carencias delante de su propia parroquia. ¿Me dices que mi nivel es de notable? Pues vuelvo a jugar con una defensa más cerca de los nietos que de los hijos (exagero, por supuesto) y me calzan cuatro tantos en casa. ¿Vas diciendo por ahí que el centro del campo está compensado? Pues te demuestro a base de pérdidas y balones al limbo que falta calidad. ¿Sigues defendiendo que hay gol suficiente? Pues marca Morata tras dos meses y medio sin hacerlo y el resto es un páramo de quiero y no puedo. ¡Zasca! ¡Guantazo en la cara! Uno detrás del otro. En todas las líneas. Ni Fórmula 1 acelerando ni nada. Esto es lo que hay, esto es lo que habéis diseñado y esto, pitada incluida de todo el estadio, es lo que tenéis que cambiar.

Todo este esperpento vivido ayer es parte de un fin de curso donde los jóvenes alumnos miran más a las vacaciones que a los últimos días en clase. Los hay que han hecho los deberes, se han empleado a fondo todos los días y en todos los parciales y han sacado el curso sin suspensos. Por otro lado están aquellos que también han pasado de curso, pero que lo han hecho porque los que mandan establecen que, por ejemplo, se puede pasar con dos asignaturas suspensas. Si el alumno se va contento pasando de curso con asignaturas suspendidas imagina pedirle que atienda en clase los últimos días cuando sabe que ya da igual. Ese es el Atlético actual. Un niño que pasa de curso suspendiendo 2 y sus padres lo dan por bueno.

Ahora bien, David García Medina, una referencia informativa del Atlético de Madrid de la que siempre hay que aprender, ha comentado en el diario Marca que el club está muy enfadado con lo que pasó ayer. Información, repito, de la que me fío al 100%. El club está enfadado, lógicamente. El problema es por qué se enfada, cuándo se enfada y cómo se enfada. Es indignante que se hagan los indignados en la jornada 37 por partidos como el de ayer. ¡En la 37! No se indigna en octubre, noviembre, diciembre, enero, febrero... No, se hacen los indignados ayer a 19 de mayo. Se enfadan tarde, se enfadan poco y su verdadera razón radica en el premio que te llevas siendo tercero y no cuarto. ¿Sabéis cómo se ganan más millones siendo tercero, segundo o primero? ¡Indignándote antes! Si exiges más antes, lo mismo no estás peleando por rascar siete kilos en la tercera plaza sino por algo mayor en lo económico y en lo deportivo. No cuela ya, Club Atlético de Madrid Sociedad Anónima Deportivo. No me pongas morritos en mayo. Ponlos antes.

Por cierto, leo mucho nombre de delanteros después de caer 1-4. Pues bien, yo mantengo mi teoría. Lo digo a 20 de mayo de 2024: o vuelve el Atlético del 1-0 y 0-1 o da igual que arriba jueguen Falcao, Forlán, Haaland o Van Basten. Da igual lo que fiches arriba. Si el Atlético no ficha defensores de verdad el año que viene, con buen nivel y que no tengan solo ofertas de Turquía y Arabia, seguirá obligado a meter 4 o 5 goles por partido para sumar tres puntos y optar a títulos. ¿Unas horas después de que Osasuna te meta 4 goles porque tu defensa es tan segura como ser un Stark en Juego de Tronos, el club desliza y mantiene que irá a por un gran 9? ¿En serio? ¿Jugamos otra carta antigua que no cuela? ¿Volverán a la época de Vieri? ¿Cuatro goles y palmas 5-4 en Salamanca? ¿O Metes 2 en Dortmund y te meten 4? Hombre, Club Atlético de Madrid Sociedad Anónima Deportiva, actualiza al menos lo que le intentas colar a la afición, porque los clásicos ya no sirven.

En fin... poco más que decir. Básicamente que ya no cuelan los acelerones finales ni otras excusas varias en el Atlético. Respeten el escudo en San Sebastián para acabar el año y que el mercado de fichajes sea joven y aseado, no geriátrico y gratuito. ¡Toquen madera, colchoneros!

Temas

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro