Menú

Lo que tu dentista no te cuenta

Adolfo D. Lozano

Eliminando por completo la vitamina C de sus dietas, era cuestión de semanas que aparecieran múltiples caries. (Volver)
AdolfoDL dijo el día 1 de Agosto de 2011 a las 15:38:43:

Veremos más adelante cuando vuelva en unas semanas sobre el tema lo que los estudios de la antropología nutricional, tal como dejo entrever al final del artículo, dicen acerca de estas cuestiones. Lo que el dentista no te cuenta es lo que el dentista no sabe. Véase la importancia central de los estudios nutricionales de Mellanby y Price. Porque la ciencia nutricional y la historia de la nutrición es algo largamente obviado en los currículos universitarios sea uno cardiólogo, dentista, oncólogo..Llevo años demostrándolo (véase en múltiples artículos míos en LD la verdadera relación dieta-salud cardiovascular; quizás por ser la primera causa de mortalidad las enf. cardiovasculares mis lectores suelen visitar mucho a este especialista y podría enmarcar miles de afirmaciones nutricionales salidas de algunos cardiólogos que me han transmitido, para enmarcar en el museo de los horrores, la vergüenza o algo poco gratificante cuanto menos) y no sé por qué hay que rasgarse las vestiduras ahora por los dentistas.

Los médicos con una más o menos solvente y sólida formación nutricional es porque se han preocupado por estudiar y leer más allá de su formación reglada. Múltiples médicos lectores míos lo pueden corroborar.

Estaría bien saber a qué tribunal debemos acudir para denunciar las recomendaciones médicas de dietas altas en carbohidratos y bajas en grasas. Si las recomendaciones médicas no demostradas estuvieran penadas, nos quedarían pocos médicos. El caso de la farmacopea antidepresiva como escribí en LD o la farmacopea hipocolesterolemiante por citar dos casos son muestra incontestable. La lista de títulos es larguísima, por citar uno "What your doctor doesn't know about nutritional medicine may be killing you" del Dr Strand ("Lo que tu médico no sabe de medicina nutricional podría estar matándote"). Queridos médicos, bienvenidos a la nutrición. Podría ser otro buen título de artículo.

Respecto por ejemplo a la odontología cosmética, traduciéndolo al español "Confesiones de un antiguo dentista cosmético" de Michael Zuk, o "El diente desnudo: Lo que tu dentista cosmético no quiere que sepas" del Dr Olistky. Los médicos son y deben ser respetados y en muchos sentidos admirados. Yo soy el primero que admiro esa profesión. Pero si esto pasa por no poder criticar prácticas e ignorancias médicas, eso es claramente inadmisible.

Nicer dijo el día 1 de Agosto de 2011 a las 04:37:14:

Con respecto a la higiene, no es que usted lo diga directamente, es que se da a entender que con una dieta adecuada (la "paleodieta") la caries no aparece (intentando demostrar que el hombre del paleolítico no conocía la caries) y a las personas les cuesta bastante llevar una higiene adecuada, como para que puedan entender tal relación: dieta-ausencia de caries.

Repito cuestión:

a) Con "paleodieta" nos lavamos los dientes tras cada comida y nos pasamos la seda dental obteniendo una reducción drástica de caries.

b) Comiendo de todo equilibradamente nos lavamos los dientes tras cada comida y nos pasamos la seda dental obteniendo una reducción drástica de caries.

¿Para qué una "paleodieta" como presunta reductora de caries, si el factor en común no es la primera si no la correcta higiene bucal?.

Es usted quien escribió sobre la "malvada" o "equivocada" teoría higienista actual que se impuso sobre la tesis hormonal-nutricionista y quien también redactó que con una correcta alimentación el problema de la caries quedaría resuelto, para lamento del negocio odontológico, como si el negocio fuera el empaste, cuando es el servicio más básico, más barato y con menos rentabilidad de dicho negocio odontológico, para luego decir que lo que buscaba era simplemente una convivencia y más tarde dejar entrever una "conspiración del dentista": "Lo que tu dentista no te cuenta".

Hombre, no es que te lo cuenten o te lo dejen de contar, como haciendo ver con el llamativo título que el odontólogo miente a sabiendas para sacarte el dinero, es que simplemente no pueden decirte algo que no está demostrado, que no han estudiado y que les puede costar el título ante un comité deontológico o un tribunal penal o civil por mala práxis. Así de simple.

Nicer dijo el día 1 de Agosto de 2011 a las 04:35:24:

El estudio al que usted hace referencia: "In Vitro Study of Bacterial Growth Inhibition in Concentrated Sugar Solutions: Microbiological Basis for the Use of Sugar in Treating Infected Wounds" ANTIMICROBIAL AGENTS AND CHEMOTHERAPY, 1983", se refiere a las bacterias que NO toleran el azúcar. En concreto: Escherichia coli, Pseudomonas aeruginosa, Klebsiella pneumoniae, y Staphylococcus aureus. Ninguna implicada en la caries ni presentes en la boca en condiciones normales.

El Estreptococo mutans sí está en la boca y sí está involucrado en el proceso patológico de la caries, pues se ALIMENTA DE AZÚCAR, que es una hexoxa, desdoblando esta en polímeros (placa dental), y multiplicándose exponencialmente: "Influence of Sugar Type on the Pattern of Acid Production by Streptococcus mutans" A. Skinner and M.N. Naylor. 1972:

"http://jdr.sagepub.com/content/51/4/1022.full.pdf"

Luego decimos: "¿De dónde vienes? Manzanas traigo".

AdolfoDL dijo el día 31 de Julio de 2011 a las 18:32:42:

"In Vitro Study of Bacterial Growth Inhibition in Concentrated Sugar Solutions: Microbiological Basis for the Use of Sugar in Treating Infected Wounds" ANTIMICROBIAL AGENTS AND CHEMOTHERAPY, 1983

Me encanta la insistencia en reiterar la importancia de la higiene bucal. Dónde yo he sugerido que es irrelevante, nadie lo sabe. Porque, evidentemente, no lo he hecho. ¿De dónde vienes? Manzanas traigo.

En el próximo artículo continuaré tratando temas de metabolismo y regulación del peso.

Nicer dijo el día 31 de Julio de 2011 a las 07:39:38:

Por otra parte, me dicen que existe una extraña tendencia a desvirtuar la ciencia odontológica, entre otras, extrayendo de manera interesada informes y estudios con enormes saltos en el tiempo y sin tener en cuenta que dicha ciencia, realmente es muy reciente y solo a tener muy en cuenta a partir de los años cincuenta y que lo suyo sería analizar bien el contexto, poniendo estudios con una continuidad en el tiempo y contraestudios, con el fin de llegar a la actualidad enterados por el todo y no solo por la parte interesada, ya que si no se trataría de una dexcontextualización importante, puesto que los avances en los últimos años son notables y reseñables. A tal efecto, la opinión de un experto en contraposición a su punto de vista sería necesario, edificante y gratificante, más que nada para no llegar a equívocos y riesgos sanitarios innecesarios. También sería exigible una correcta traducción de los textos, alejada del google translate, pues puede llevar a equívocos notables o mal entendidos.

Parece ser que el Sr. Steinman no está en absoluto en desacuerdo con la ciencia odontológica actual (la "mayoritariamente predominante") y que defiende la higiene, y que hay numerosas coincidencias entre otras...

El miedo y el odio al dentista, están interiorizados en la sociedad, y no deja de ser un prejuicio, debido principalmente a una transmisión oral de padres a hijos y que evidentemente, en los años cincuenta, no se tenían los medios que se tienen ahora para evitar el dolor. Si por el contrario, lo que duele es la cartera, me comentan que no parecen quejarse ustedes del pago al mecánico, del arreglo de electrodomésticos, de los impuestos, de las comisiones bancarias, de los precios del consumo, del taxi y de todo lo demás y que si piensan que el dentista debería trabajar gratis, que comparen la factura en los países liberales, donde una endodoncia, por ejemplo, son 1400$, y no como en España que puede llegar a ser más de diez veces más económica. Evidentemente, ni todas las profesiones son iguales, ni tienen los mismos riesgos, ni las mismas responsabilidades, ni requieren el mismo esfuerzo, ni es necesario un alto nivel teórico ni práctico para desempeñarlas y eso es lo que marca la diferencia, sin que sea necesario remarcar que la buena práxis no implica el éxito de un tratamiento, puesto que el cuerpo humano no es como una máquina, ni todo el mundo es igual ni responde de la misma manera, ni todo el mundo es tan responsable como para cumplir lo dictado por un facultativo.

Próximamente habrá otra continuación.

Nicer dijo el día 31 de Julio de 2011 a las 07:17:03:

Bueno, ya me han informado :).

Estaba equivocado como es normal. La odontología actual tiene perfecto conocimiento de la remineralización dentaria tanto interna como externa. La remineralización interna dental, se produce por medio de unas células "madre" que rodean al nervio y que crean un tejido, de dentro hacia fuera, de protección alrededor de aquél: las células precursoras (blastos). La remineralización externa estaría, por tanto, efectuada a través de los minerales presentes en la saliva, entre otros.

Se conoce la estructura microscópica dentaria y sus canales. No existe aquí ninguna contradicción con Steinman.

La glándula parótida es una glándula salival, y como todas las demás y prácticamente todo el cuerpo, está conectado con el cerebro.

Las bacterias no perecen en una solución azucarada; todo lo contrario, es su alimento.

Remontarse a los "barberos" del siglo XIX para hablar de "perforaciones" y "destrucciones" dentarias, a cuenta de los odontólogos en la actualidad, resulta aventurado, por no decir ofensivo, a tenor de la ciencia reciente y moderna de la odontología, puesto que la primera destrucción y el primer "agujero" ya lo forma la caries primero. El dentista no destruye nada, ayuda. Ese tejido blando, es lo que se retira, con cuidado de no tocar ni estropear el tejido "negruzco" de protección que se crea tras la caries. Uno puede tener un agujero mínimo y sin embargo tener un hueco enorme dentro del diente. Por tanto, acusar al dentista de "destruir" dientes, de agujerear porque sí y de "rellenar", resulta completamente absurdo, tendencioso y amarillista, porque lo que hace es todo lo contrario, arreglar el estropicio. Si el hueco de la caries se deja, el nervio queda expuesto a las bacterias, muere, y a parte, el diente con seguridad será destruido al morder con fuerza, de ahí el necesario relleno, que no es otra cosa que el refuerzo ante un diente hueco que se partiría como un huevo ante cualquier presión.

Me dicen que si usted no cree en el ataque de los ácidos hacia el material dentario, que pregunte o se informe sobre el estado dentario de los enfermos de bulimia tras continuos vómitos, dilatados en el tiempo y muy repetidos: sus piezas dentarias están completamente desgastadas por los ácidos estomacales.



Nicer dijo el día 30 de Julio de 2011 a las 05:55:25:

Por otra parte, los ácidos SI atacan a los materiales, véase por ejemplo el caso de las piedras de origen calcáreo agredidas por agentes atmosféricos o ciertos metales...Los dientes no dejan de ser un material formado por calcio y fósforo y a la fuerza deben ser agredidos, si no no habría ni desgaste (mecánico o químico).

¿Lo de la correcta higiene bucodental casa entonces como una solución que ataca el síntoma y no la causa?. Porque si con una adecuada dieta, estamos protegidos contra la caries a mi me surgiría la siguiente pregunta: ¿para qué lavárselos?. Si lo de hacerse los tres lavados y pasare la seda dental, funciona para no tener caries (y otras cosas), ¿para qué esforzarse en una dieta para no tener caries?. Que me digan en que redundará en mi salud general, vale (que tampoco es cierto), pero si teniendo una correcta higiene no la voy a padecer, ¿para qué voy a privarme de ciertos placeres, por otra parte necesarios como combustible para nuestro organismo?.

Cambiando de tercio y sobre la "paleodieta": hay por ahí cierto tema sobre el grupo sanguíneo y dieta de los investigadores James y Peter D'Adamo. ¿Es posible que la "paleodieta" no sea "buena" para todas las personas?.

No sabía que los árabes no toleraran la leche, pues tenía entendido que era la raza asiática la que mayor índice de intolerancia tenía a la leche de vaca.

No entiendo lo de la "cloración" del agua para reducir la caries....de la que habla un forero. Tampoco que relación puede haber entre la vitamina C y la formación de caries.

Se echa de menos un experto que ponga el contrapunto y sobre todo demostraciones científicas corroboradas por toda la comunidad científica, como por ejemplo, la Ley de la Gravedad. Lo de dejar entrever una conspiración odontológica para sacar dinero al paciente, no deja de ser un tanto esperpéntico, a tenor de que con cualquier otra descubrimiento, no terminarían trabajando gratis. Son una comunidad especialmente "odiada" y "envidiada", como otros, y muchas veces injustamente, pues ni son millonarios ni ganan más que un mecánico, taxista, fontanero o electricista...

Nicer dijo el día 30 de Julio de 2011 a las 05:41:30:

Está muy bien el artículo Sr. Lozano, francamente bien documentado.
Me lo he leído entero, incluida la documentación aportada.

No se si mi mujer se lo leerá, y debería, por ser interesada. Pero lo que es uno está limitado y no tiene ni más argumentos ni, sobre todo, conocimientos de la ciencia tratada. Así que si no es realizando una intermediación por parte de ella, poco más puedo aportar técnicamente, ni a favor ni en contra. Vamos, que no tengo ni idea.

Si puedo decir que cuando una teoría es enseñada sistemáticamente en la universidad, el 99% acaban trabajando inmediatamente y no dedicándose a la investigación. Puede que ni lo conozcan, que ni se lo planteen. Evidentemente, sin malicia alguna y seguirán tratando de la misma forma que les enseñaron, pues de lo contrario se encontrarían no solo perdidos, si no que ante una demanda serían fumigados deontológica y judicialmente.

El tema estaría por tanto en manos de ese otro 1% que se dedicaría a la investigación, pero sin embargo, raro es aquél que puede investigar un tema de su interés y no se lo eligen por él. Así pues, ¿ninguna rama científica ha proseguido con los estudios del Sr. Schatz, Ralph Steinman y John Leonora, con el fin de demostrarlos?. Es decir, algo para ser demostrado científicamente, debe ser repetido por otros y llegar a los mismos resultados en las mismas condiciones. ¿Cómo puede haber teorías tan dispares y no ser refutadas o demostradas?. Si hoy en día vemos más allá del átomo...., ¿cómo es que esos canales no son encontrados por el resto de científicos y sin embargo estos hablan en su gran mayoría de una remineralización externa y no interna?. De todas formas, toda ciencia avanza por revoluciones, que para nada trastocan al profesional, si no que forman parte de su evolución natural, más o menos lenta.

Por eso me ha interesado bastante lo de la "circulación de linfa rico en minerales entre microscópicos canales" en los dientes.


Divara dijo el día 28 de Julio de 2011 a las 17:08:11:

Tinin:

la selección natural es eso, 'natural'. O sea, que no se puede dar en un contexto artificial como es una sociedad culturalmente avanzada. Piensa que individuos que en sociedades cuasi-naturales tuvieran problemas como diabetes, asma, intolerancias alimentarias, apendicitis, etc. o simplemente miopías agudas, morían con mucha más facilidad y no pasaban sus genes a la siguiente generación. En eso consiste la selección natural, no en que un organismo concreto 'se adapte'. Lo que se adapta es la especie, por la vía de hacer desaparecer a los menos aptos para el medio en que viven.

En nuestras sociedades, hacemos lo contrario: individuos que habrían sido 'no aptos' desde el punto de vista 'natural', pasan a serlo gracias a la intervención cultural: al diabético se le proporciona insulina, al asmático un spray y al miope se le pone gafas. Así, esos individuos se adaptan (ellos) y son capaces de transimitir sus genes (con la diabetes, miopía, etc. hereditarias), de manera que la especie NO se adapta.

O, mejor dicho, deberíamos decir que el ser humano no se adapta de manera natural, sino que su adaptación es cultural. O sea, que sus capacidades de sobrevivir y transmitir sus genes dependen del grado de desarrollo de su sociedad.

O sea, que nuestro organismo no va a variar genéticamente porque ahora comamos esto o lo otro, ni ahora ni dentro de siglos.

Saludos

Divara dijo el día 28 de Julio de 2011 a las 17:04:22:

Muy interesante el artículo. Parece que la dieta paleolítica es algo así como "el ungüento amarillo", pero es que realmente es así. Yo la sigo conscientemente desde que leo a Adolfo Lozano (hace un año y medio, o por ahí), pero la he seguido de manera inconsciente durante muchos años (nunca he sido muy amiga de las pastas ni de los cereales, y sí de las carnes, pescados, frutas, verduras, legumbres y frutos secos). Pues bien, con respecto a las caries, sólo he tenido una (y muy pequeña) en 35 años, lo cual no está nada mal.

« 1 2 »