Menú

Irene, ¿por qué no te callas?

Si éste fuera un país serio, la investigación de las muertes a causa de la autorización gubernamental de las manifestaciones del 8-M sería prioritaria.

0
Si éste fuera un país serio, la investigación de las muertes a causa de la autorización gubernamental de las manifestaciones del 8-M sería prioritaria.
Cordon Press

Irene Montero salió de su cuarentena para afirmar en Sálvame que le haría mucha ilusión ser la primera ministra en asistir al programa… y luego se descolgó afirmando:

Poner el foco en el 8-M es una opción ideológica, no científica, para atacar al feminismo.

Lo primero no es de extrañar, dada la categoría intelectual de la ministra. Zapatero nombró ministra "más joven de la historia" a Bibiana Aído... y Nerón nombró ministro a su caballo. Todo el mundo sabe (y ella también) que no sería ministra de no ser pareja de Pablo Iglesias. Y eso es lo peor que le puede pasar a una feminista: llegar a un cargo no por méritos profesionales, sino por ser la mujer de… Debería ser más comedida.

Lo segundo es mucho más grave, porque evidencia la preocupación que tienen los del Gobierno por eludir responsabilidades. Primero dijeron que el vídeo en el que Irene Montero estornudaba delante de una anciana, ¡el video!, era un bulo… y ahora dicen que interesarse por ello obedece a motivos ideológicos y no científicos para atacar al feminismo. Manda huevos.

Y ahora sale el vídeo jo tía del 9 de marzo, en el que lo más grave no es lo que contesta a la pregunta por la menor asistencia: "Pues tía, creo que [por el] coronavirus, pero es que… o sea, no lo voy a decir, pues porque no lo voy a decir". Lo más grave es que reconoce que "hay países europeos que ya están tomando medidas drásticas" y que "la capacidad real de control que están teniendo es muy limitada, tomando medidas superdrásticas". A pesar de conocer eso, reconoce que su criterio es "no tomar decisiones por el sentimiento este de pánico generalizado". Resumiendo: que, según Irene Montero, es mejor no tomar medidas drásticas y dejar que la gente se contagie, que provocar pánico cancelando las manifestaciones.

El vídeo es demoledor para comprender a quién tenemos como ministra; a una air headed woman, que dirían los ingleses.

Según nuestro diccionario, la ciencia es el "conjunto de conocimientos obtenidos mediante la observación y el razonamiento, sistemáticamente estructurados". Lo "científico" "tiene que ver con las exigencias de precisión y objetividad propias de la metodología de las ciencias". Preguntémonos y, quien corresponda, que analice científicamente, con criterios precisos y objetivos, si las manifestaciones del 8-M multiplicaron el contagio del coronavirus. Es algo tan obvio, que a toro pasado lo ha reconocido hasta el Gobierno. Los científicos lo han llamado la "bomba biológica". Solo Simón, preocupado por su futuro penal, dice que tuvo un efecto "marginal".

Es un hecho científicamente demostrable y demostrado que las manifestaciones multiplicaron exponencialmente el contagio, y está por cuantificar cuántos manifestantes contagiados han fallecido y cuánto le va a costar al Estado pagar las indemnizaciones a las familias, porque muchos manifestantes del 8-M han muerto por el contagio padecido durante unas concentraciones autorizadas por el Gobierno que Europa y las autoridades sanitarias estaban recomendando que no se celebraran, para evitar la propagación de la enfermedad.

Espero que la anciana que recibió el estornudo no se haya contagiado; pero si yo fuera Irene Montero, me habría preocupado de saber qué tal está. Preguntar por ello no es ideológico, sino científico. Sí sabemos que se contagiaron varias compañeras: Carmen Calvo; la ministra Carolina Darias; la mujer de Sánchez, Begoña Gómez; la madre de Sánchez, Magdalena Pérez-Castejón. Eso es un hecho científicamente demostrado. No es ideológico sino científico afirmarlo.

Irene Montero se excusa diciendo: "Hicimos lo que dijeron los expertos"; pero eso es una burda mentira. El Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades envió el 2 de marzo un informe a todos los Estados miembros de la Unión Europea (UE) titulado Evaluación rápida del riesgo: brote de la nueva enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19): mayor transmisión a nivel mundial. Quinta actualización. El documento pedía a todos los Gobiernos de la UE que dictaran "medidas de distanciamiento social individual" y les instaba a "considerar la cancelación de las concentraciones masivas en casos excepcionales" donde hubiera existido algún contagio local de coronavirus. Asimismo, solicitaba a los Gobiernos que recomendaran a sus ciudadanos "evitar acudir a actos multitudinarios", como medida preventiva. ¿Qué parte no entendieron? El vídeo ahora demuestra que en el Gobierno se sabía que otros países europeos habían adoptado medidas drásticas, y que incluso con ellas la capacidad de control estaba siendo muy limitada.

La decisión de autorizar las manifestaciones del 8-M (y, de paso, la asistencia de público a los partidos de la Liga, como el Atlético-Sevilla) fue una imposición ideológica de los políticos, empeñados en mantener la manifestación feminista por pura propaganda, que se impuso al criterio y consejo de los técnicos.

Poner el foco en el 8-M es una cuestión de justicia, entendida desde Ulpiano como la voluntad constante y perpetua de dar a cada uno lo que le corresponde. Y es muy posible que al Gobierno le corresponda responder penalmente de su imprudencia con resultado muerte.

Si éste fuera un país serio, la investigación de las muertes a causa de la autorización gubernamental de las manifestaciones del 8-M sería prioritaria. No sé a qué espera el juez Marchena. En cambio, la Fiscalía ha estado ocupando su tiempo investigando las residencias de mayores, para atacar al PP, y los bulos en la red, "para minimizar el clima contrario a la gestión de la crisis por parte del Gobierno". Espero que el juez Marchena y demás magistrados del Tribunal Supremo no tengan el mismo criterio y los mismos objetivos.

Entre tanto, por puro respeto a los muertos, Irene, ¿por qué no te callas?

En España

    0
    comentarios

    Servicios