Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Ciudadanos es la salvación

Ciudadanos defiende la unidad de España y lo hace con educación y sencillez. O sea con coherencia.

0
Albert Rivera | EFE

Servilismo, vanidad y falta de convicción, fáciles de distinguir en la situación política española, impulsan a Rajoy y Sánchez a despreciar con cierta mesura la principal cualidad de Ciudadanos. No se trata de eficacia ni de unas especiales cualidades morales e intelectuales, ni siquiera se refiere a su defensa de la unidad de España, razón última de la aparición de este partido en la escena española, sino de su coherencia a la hora de defender el sujeto político de la democracia española: la nación. Ciudadanos llegó para salvar el asunto central del país, a saber, la existencia del propio país. No es una contradicción sino una verdad de hecho, que se mueve entre una idea y un sentimiento, entre un concepto y una metáfora. Se expresa en un sencillo mensaje: Ciudadanos defiende la unidad de España y lo hace con educación y sencillez. O sea con coherencia.

Entonces, ¿por qué Rajoy y Sánchez no se han reunido con Rivera para atajar la locura totalitaria que quiere imponer el xenófobo Torra en Cataluña? Seguramente, porque odian la coherencia de un partido que pone por encima del partido la defensa de la nación. Y, por eso, se adelantó a la propuesta de futuro de Rajoy y Sánchez, es decir, hay que aplicar ya con rigor el artículo 155 de la Constitución y suspender la autonomía de Cataluña. Frente al totalitario discurso de Torra, y frente a los cambalaches de Rajoy con el PNV, es menester que PP y PSOE sigan la coherencia de Ciudadanos: instaurar el sentido nacional de la democracia posfranquista. O se suspende la autonomía de Cataluña o corre el riesgo de desaparecer el Estado-nacional español.

Harían bien el PP y el PSOE en escuchar a Ciudadanos. Es digno de imitar el sentido nacional y no partidista de la democracia que tiene este partido desde su aparición hasta hoy. Por eso, me parece muy oportuno que, en este momento crítico de la democracia española, lance una plataforma ciudadana para consolidar la democracia. Repito, pues, lo expresado hace mucho tiempo: Ciudadanos ofrece generosamente a sus adversarios un patrón para medir su calidad política. Esa unidad de medida democrática se llama ciudadanía española. Gracias a que en esa expresión el adjetivo tiene idéntico peso que el sustantivo, Ciudadanos ha reanimado la democracia española. Renueva cada día el estado del espíritu público que nos trajo el sistema democrático a la muerte de Franco. Ciudadanos está devolviéndole al hecho democrático su genuina autenticidad histórica. Es la gran ocasión, para que todo un pueblo, el español, pueda llegar a ser sujeto de una experiencia moral, algo que no está al alcance de todo el mundo, a saber, que el ser humano es genuinamente humano en lo público, donde pronunciamos, gritamos, cantamos y hasta bailamos con dos sencillas palabras: "Soy español".

Es normal que sea ahora, ante la última amenaza del totalitarismo del secesionismo catalán, cuando Ciudadanos lance una plataforma ciudadana para la defensa de España. Por cierto, nadie se equivoque, esa plataforma va más allá del proyecto de Macron en Francia, entre otros motivos, porque el francés no tenía que defender la unidad de su país. Ciudadanos está demostrando con creces que es, definitivamente, más que un partido, un gran partido de la nación. Quizá por eso ganó las elecciones en Cataluña y, seguramente, ganará las próximas elecciones generales. Y, quizá por eso, Rajoy y Sánchez quieren ningunear a Rivera. Hacen mal. Eso le da aún más votos a Ciudadanos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios