Menú

La irresponsabilidad socialista

Si las nuevas generaciones de políticos del PP tienen como referencia a Fátima Báñez, entonces los españoles pueden respirar con tranquilidad

0

 

La irresponsabilidad que han mostrado los socialistas no apoyando el proyecto de ley sobre la reforma laboral les pasará factura en el futuro, pero, sobre todo, muestra los límites morales y políticos de sus actuales dirigentes: están en el borde del precipicio, o mejor, su actividad política pronto desbordará el marco de las instituciones electorales-representativas. Si los poderes de control y obstrucción del PSOE frente al Gobierno no se ejercen con un mínimo de responsabilidad, racionalidad y argumentación, el partido de Rubalcaba corre el peligro muy real, en una situación de recesión económica, de ser desautorizados permanentemente por los ciudadanos. Los “argumentos” esgrimidos por el PSOE para oponerse a esta reforma  son meramente ideológicos. Falsos. La carencia de razones no sólo les pasará factura electoral, sino que ya se la está pasando en las encuestas y sondeos de opinión. Por el contrario, el PP es más y mejor valorado que el PSOE en todos los estudios de opinión.

Por otro lado, si las nuevas generaciones de políticos del PP tienen como referencia a Fátima Báñez, entonces los españoles pueden respirar con tranquilidad. Observando los argumentos utilizados por la ministra de Empleo al defender la reforma laboral, en el Congreso, tuve un pálpito político: el gobierno de Rajoy lo tiene muy difícil, pero creo que conseguirá sacarnos de la crisis económica y política en las que nos han hundido los socialistas. La firmeza, convicción e inteligencia que mostró Fátima Báñez en la defensa de esta reforma me hizo recordar la frase se Willy Brandt: “El mejor camino para hacer previsiones sobre el futuro es configurándolo.” Estoy convencido de que esta reforma laboral es necesaria y, además, será un factor clave para configurar el futuro de España en el ámbito del crecimiento económico y la creación de puestos de trabajo.

Pero nunca convendrá olvidar que la auténtica solución al desempleo no se sitúa en el campo de las relaciones laborales propiamente dichas, sino en el ámbito económico. Si éste no mejora poco puede hacerse con una normativa laboral por buena que sea. En cualquier caso, la propuesta de ley del gobierno y su tramitación parlamentaria ha terminado con los siguientes mitos ideológicos del socialismo: el ámbito laboral es más víctima que agente causal de la crisis económica, lo social y lo económico son antitéticos, no es momento para reformas estructurales, es la hora del “proteccionismo” y “socialismo estatal”, con esta reforma los trabajadores perderían parte de sus derechos, abarata el despido y, sobre todo, defendamos la negociación colectiva.

Ya sólo por desmontar el mito de la negociación colectiva, en mi opinión, esta reforma será histórica; en efecto, este proyecto de ley rompe la espina dorsal del dogma de la negociación colectiva y convierte la relación del incremento salarial con la productividad en asunto esencial, según han recomendado de modo muy especial todas las directivas emanadas de la UE.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Ignacio Escolar, imputado
    2. "Que corra el Borbón": los CDR y la ANC se movilizan contra el Rey
    3. Inédito: la fuga de empresas se multiplica por ocho en Cataluña en el primer trimestre
    4. El bautizo de la hija de José Fernando y Michu, el más triste de la historia
    5. La Casa del Rey reenvía a Pedro Sánchez la carta de Torra, Mas y Puigdemont
    0
    comentarios
    Acceda a los 2 comentarios guardados

    Servicios