Menú

Morgan Stanley o elecciones anticipadas

Alguna veracidad contendrá el decir que España está saliendo de la crisis, porque el Gobierno de Zapatero está adoptando ciertas medidas sensatas.

0

Los directivos de Morgan Stanley, famoso banco de inversión, acaba de sacar a España del grupo de países PIGS, es decir, al borde de la quiebra económica y financiera. Siete motivos esgrime la directiva del banco norteamericano para renovar su confianza en España, a saber, España debería seguir creciendo, aunque a un ritmo moderado, a diferencia de Portugal y Grecia; también parece que la reforma laboral debería funcionar porque, según los estudiosos del banco, va en el dirección correcta; la economía española es más competitiva que la de Portugal y Grecia, porque "la productividad está aumentando y los costes laborales unitarios están moderándose"; está empezando a corregirse la burbuja del mercado inmobiliario; ya ha empezado el desapalancamiento del sector privado; puede percibirse una reducción del déficit público; y, finalmente, la reforma de las cajas va por buen camino.

Desconozco por completo si los motivos esgrimidos por este banco para decir que España está saliendo de la crisis son puramente ideológicos, es decir, sólo pretenden defender los intereses de este banco en nuestro país, o tienen alguna plausibilidad racional para que los españoles miren con optimismo el futuro. Me inclino más a pensar en lo primero que en lo segundo; aunque nadie debería descartar que en la opinión del banco haya un poco de racionalidad para ocultar su voluntarismo egoísta. En resumen, alguna veracidad contendrá el decir que España está saliendo de la crisis, porque el Gobierno de Zapatero está adoptando ciertas medidas sensatas.

En cualquier caso, por mucho que Morgan Stanley le dé un poquito de aire al Gobierno, la realidad es tozuda. Los datos son alarmantes. El desempleo se sitúa en el nivel más alto de la etapa de Zapatero y se prevé que en 2011 estará en una horquilla que va del 19,8 % a casi el 21% de la población. La inflación, segundo gran indicador de cara a las elecciones, subió tres décimas en febrero está ya en el 3,6 % anual. Tampoco el proceso de desapalancamiento del sector privado español, a pesar del optimismo de Morgan Stanley, es para tirar cohetes; ese proceso es muy lento, de hecho, durante el año 2010 el crédito al sector privado sobre el PIB se ha mantenido estable en niveles del 17,5 %. Los datos de la balanza comercial en 2010 arrojan un déficit del 4,9% del PIB, en fin, las previsiones macroeconómicas de España no pueden ser más pesimistas.

Con estos datos a la vista de poco servirán, sobre todo desde el punto de vista electoral, las recomendaciones de Morgan Stanley para crear confianza en la economía española. Sólo hay un camino para acabar con la agonía de este país: elecciones anticipadas ya.

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Ignacio Escolar, imputado
    2. "Que corra el Borbón": los CDR y la ANC se movilizan contra el Rey
    3. Inédito: la fuga de empresas se multiplica por ocho en Cataluña en el primer trimestre
    4. El bautizo de la hija de José Fernando y Michu, el más triste de la historia
    5. La Casa del Rey reenvía a Pedro Sánchez la carta de Torra, Mas y Puigdemont
    0
    comentarios

    Servicios