Menú

El peligroso juego de la raza

Alberto Acereda

La llegada de Obama a la presidencia no ha servido para pasar página –como muchos creyeron– sobre el tema racial, sino para empeorarlo. Porque el propio Obama jugó en campaña esa carta y la sigue usando cada vez que aquél guste y mande. (Volver)
nens dijo el día 20 de Septiembre de 2009 a las 18:00:52:

¿Tan poca consistencia tienen los demócratas como para almacenar pólvora a riesgo de que explote?,¿tan frívolo se ha vuelto el elector americano como para que esa gente campee,desvergonzadamente,a sus anchas?.
<i>Peligroso</i>,pero mucho el burdo juego de N. Pelosi <i>et alii</i>,¿tienen límites,o se han contagiado de Obama?.

LucioSil dijo el día 20 de Septiembre de 2009 a las 16:36:00:

Señor Acereda todo eso del racismo y el ataque para desvirtuar la crítica y silenciarla es una estrategia típica de la izquierda que en España se aplica a todas horas, cambie usted racista por facha y franquista y tiene lo mismo. Las tácticas totalitarias están más que inventadas. Espero que no desmayen los ciudadanos de bien estadounidenses en la resistencia a este nuevo Castro que tienen en la presidencia. Un saludo.

chejov dijo el día 20 de Septiembre de 2009 a las 14:49:43:

Flash de la Agencia France Presse inserto en Le Figaro del 16 de septiembre.
OBAMA VÍCTIMA DEL RACISMO, SEGÚN CARTER
(………………………..)
“Pienso que una parte aplastante de la intensa animadversión que se ha expresado hacia el presidente Barack Obama se debe al hecho de que es negro, de que es afro-americano” ha declarado el señor Carter, de 84 años, en una entrvista difundida el martes en la NBC.
(…………………………)
“Vivo en el Sur” (……………….) “y he visto avanzar al Sur”(…………)”Pero esta tendencia racista existe todavía y pienso que ha vuelto a salir a la superficie en razón de un sentimiento compartido por muchos blancos, no solo en el Sur sino en el conjunto del país, para los que los afro-americanos no están cualificados para dirigir este gran país.” “Es algo abominable que me apena y me preocupa profundamente.”

Herbert dijo el día 19 de Septiembre de 2009 a las 14:15:09:

txuy: la traducción no es la misma (entiendo que lo sabes perfectamente), pero has dado de lleno en el clavo.

Ellos utilizan "racista" como una poderosa arma dialéctica, porque saben que todo el mundo tiene miedo de de ser calificado de ese modo. Como bien dices, es exactamente el mismo miedo que sienten los políticos de derechas en España cuando les califican de fachas. Es el miedo al estigma.

Esa es la clase de miedo que las personas sienten, o sentían, al ser calificadas de bruja, traidor, puta... palabras todas ellas que provocan o han provocado unánime repulsa social, y son capaces de destruir la reputación de quien se ve acusado de tal modo.

Quien usas esa clase de descalificaciones con soltura, sabe perfectamente el efecto psicológico que tienen sobre la audiencia. Lo que es mas grave, sabe que debilita inmediatamente el ánimo de quienes las soportan, que se abandonan prácticamente inermes ante los ataques, simplemente a cambio de suspender o suavizar temporalmente tales acusaciones.

Pero una vez obtenido el alivio sin articular respuesta, quedan sometidos a la tiranía del miedo y pierden su capacidad de reacción. Saben que en en cualquier momento que logren acorralar al oponente, serán inmediatamente víctimas de la "palabra mágica" que todo lo puede.

El excesivo uso de tales procedimientos los acaba desgastando hasta el punto de hacerlos ineficaces e, incluso, hasta el punto de que los interlocutores ofendidos tomen la perversa actitud de identificarse con el término y reivindicarlo para sí, con independencia de su significado.

Este es el caso de Zetaparo, un pobre descerebrado que se auto-califica como rojo, sin darse cuenta de que tal término no puede ser más que un severo insulto, ya que los llamados "rojos" fueron los integrantes de una secta política maligna hermana del fascismo, que causó decenas de millones de muertos durante el siglo XX y que, para desgracia de la humanidad, todavía subsiste residualmente.

ANP dijo el día 19 de Septiembre de 2009 a las 13:55:58:

Aquí en Cataluña el juego es el mismo. Desde que empezó la transición, a cualquiera que discrepara mínimamente de los objetivos nacionalistas se le tachaba automáticamente de fascista y nostálgico de Franco aunque lo que estuvieras diciendo no tuviera nada que ver con eso

LaPiedra dijo el día 19 de Septiembre de 2009 a las 09:02:38:

El tema es que probablemente esa coartada para silenciar la crítica fue uno de los motivos para la elección de Obama. No se induce fácilmente a la autocensura psicológica si el promotor de la socialización es un demócrata multimillonario de la costa este. Las neurosis bloqueantes se activan con el icono ideal.

txuy dijo el día 18 de Septiembre de 2009 a las 23:59:00:

no me defiendo bien en idiomas, pero tengo la impresión que la traducción del término "racista" en los estados unidos (tal y como se entiende en este artículo), sería equivalente al término "facha" aquí en españa

« 1 »