Menú

Alberto Recarte dimite como consejero de Ena Infraestructuras

Lo que era una operación empresarial se ha convertido en una vendetta política.

0

El presidente de Libertad Digital, Alberto Recarte, ha enviado una carta al Consejo de Administración de ENA Infraestructuras –sociedad de la que Sacyr es el accionista mayoritario– para comunicarle su renuncia como miembro del consejo. En una entrevista concedida a este diario, Recarte explica los motivos de su renuncia y ofrece su punto de vista sobre la polémica que ha rodeado a la operación de Sacyr para controlar el BBVA.

Libertad Digital.- Usted defendió que Sacyr tenía derecho a sentarse a hablar con los responsables del BBVA para negociar su integración en el Consejo de administración del banco si los datos que la constructora filtró de su oferta eran ciertos. ¿Cree que ahora la situación ha cambiado?
 
Alberto Recarte.- En un artículo en Libertad Digital yo expliqué que si, tal como decían, efectivamente Sacyr iba a controlar un paquete de referencia del 8 por ciento del BBVA, su presidente Francisco González debería negociar con Luis del Rivero su entrada en el Consejo del Banco. Sin embargo, la operación de Sacyr ha degenerado por dos factores. Primero, la constructora ha reconocido que sólo controlaría el 3,1 por ciento del banco. Además, se han limitado a asegurarse opciones de compra. Y en segundo lugar, la constructora ha cometido el error de no desmarcarse claramente de esa operación de política pura que ha rodeado a la operación de entrada en el BBVA. Lo que era una operación empresarial se ha convertido en una vendetta política. Espero y creo que haya sido una casualidad y que los responsables de Sacyr no hayan tenido nada que ver en la campaña lanzada desde los medios del Grupo Prisa contra Francisco González. Sin embargo, creo que desde la dirección de Sacyr se debía haber actuado con la claridad que exigía un tema tan grave como éste y debían haber negado pública y reiteradamente su posible relación con las informaciones de El País y la Cadena SER. Y por esta situación he enviado una carta al consejo de administración de ENA Infraestructuras, (sociedad de la que Sacyr es el accionista mayoritario), en la que les comunico que renuncio como miembro del consejo.
 
L.D.- Su nombre apareció en una supuesta lista de consejeros que Luis del Rivero tenía previsto incorporar al Consejo de administración del BBVA y automáticamente hubo un desmentido por su parte.
 
A. R.- Es cierto que mi nombre salió publicado en una información sobre la supuesta formación del Consejo de administración del BBVA si finalmente Sacyr se hacía con el control del banco. Como era falso, yo lo negué públicamente. Cuando desde diferentes medios se vinculaba a la campaña política instrumentada por Prisa para echar a Francisco González de la presidencia del BBVA, Sacyr estaba en la obligación de desautorizar a quienes les implicaban en el origen de estas denuncias. Y, a día de hoy, todavía no lo han hecho.
 
L.D.- Hablemos de este asunto, ¿cuál es su opinión de todo lo que hemos conocido en los últimos días sobre esas supuestas irregularidades cometidas en la venta de FG Valores a Merrill Lynch en el año 1996?
 
A.R.- Lo importante no era el estado de cuentas de FG Valores, pues tras la due diligence se modificaron las cuentas y las condiciones de venta, sino si en la Comisión Nacional del Mercado de Valores alguien había actuado incorrectamente con la posible ocultación de documentos. Éste precisamente es el tema más grave. La CNMV no tenía más remedio que investigar rápidamente qué había de cierto en las acusaciones que se habían lanzado contra la propia CNMV, que no olvidemos es el organismo encargado de supervisar el correcto funcionamiento de los mercados.
 
L.D.- ¿Y cree que la CNMV ha actuado con la suficiente diligencia en este asunto?
 
A.R.- Desde círculos próximos, en mi propio entorno y en la tertulia de radio en la que participo se ha llegado a comentar que era intolerable que la Comisión actuara tan rápido en esta cuestión y que lo lógico era seguir los cauces ordinarios, que, por cierto, hubieran demorado la resolución final de este caso varios meses. Yo creo que esta opinión se ha demostrado que era equivocada. La CNMV no podía dejar esperar un tema de esta gravedad y son perfectamente lógicas las prisas con las que ha actuado. Lo que no entiendo es que El Mundo haya mantenido que la CNMV no debía actuar de oficio, cuando en otros casos bastante conocidos había exigido precisamente lo contrario y han criticado a todas las instituciones por no tomar cartas en los hechos que ellos habían denunciado.
 
L.D.- Finalmente, la CNMV ha archivado las investigaciones abiertas porque no ha encontrado irregularidades cometidas por ninguno de sus miembros.
 
A.R.- No había nada, lo cual resulta tranquilizador aunque lo importante de este asunto no era FG sino la honorabilidad de la Comisión. Creo que han actuado con la celeridad que demanda este tema. Dicen que no han encontrado ninguna irregularidad y su presidente se ha enfrentado públicamente a las amenazas de Prisa y ha actuado con absoluta responsabilidad y coherencia.
 
L.D.- La actitud del vicepresidente Pedro Solbes, y sobre todo algunas de sus declaraciones, también han levantado bastante polémica.
 
A.R.- A mi me gustaría intentar explicar lo que yo he entendido sobre sus palabras en las que hacía referencia a la necesidad de "garantizar la españolidad" del BBVA. Yo creo que son unas declaraciones imprecisas porque pienso que lo que quería recordar Pedro Solbes era que, hasta la fecha, los bancos centrales y los gobiernos de Italia, Francia, Portugal y de otros países han obstaculizado sistemáticamente, la entrada de bancos españoles en su sistema financiero. Resultaría paradójico que en España se fuera a abrir la puerta mientras que a nosotros no nos dejan entrar, con la excepción hecha de Gran Bretaña. Creo que Solbes no quería hablar de "españolidad" sino de reciprocidad y estoy seguro que en eso estaría de acuerdo el Banco de España, el de antes de la llegada de los socialistas y el de ahora. Hay que hacer frente al cerco que sufren nuestros bancos en casi todos los países de la Unión Europea, con la citada excepción de lo que sucede en Gran Bretaña.
 
L.D.- Resulta curioso que por la compra de sólo un 3 por ciento del capital del BBVA se haya montado un revuelo tan importante.
 
A.R.- Ese es un problema que se tiene que abordar desde el BBVA y que creo debe llevarles a una reflexión más detenida. Es demasiado poco el capital que está representado en el Consejo de Administración del banco y eso puede acarrear situaciones como las que estamos viviendo. Es algo que tiene que solucionar el consejo del BBVA, ya sea con capital nacional o extranjero.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios