Menú

Empresas que se van

0
El anuncio de cierre de dos plantas industriales, aparentemente rentables, en Cataluña, de las empresas Phillips y Samsung, un acontecimiento que podría haber ocurrido en cualquier parte de España, es un anuncio de los retos a los que se enfrentará la industria de nuestro país en los próximos años. El diferencial de costes de producción con los países más industrializados de la Unión Europea se está estrechando y la revalorización del euro nos hace perder competitividad frente a los países que no pertenecen al área euro y que cuentan con una mano de obra cada vez mejor preparada.
 
Las empresas multinacionales instaladas en España nos avisan de que aunque el aumento de la productividad es una respuesta imprescindible para mantener aquí sus inversiones, más importante aún es la flexibilidad laboral. Un ejemplo de lo que digo es el reciente acuerdo alcanzado en la planta de Mercedes en Vitoria, que los trabajadores han firmado por una abrumadora mayoría, en contra de su propio comité de empresa, controlado por el sindicato ELA, un apéndice del PNV en el mundo sindical. Si no se hubiera llegado a un acuerdo, los días de Mercedes en España habrían estado contados.
                                                           

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios