Menú

La actuación del Banco de España

Dados los cambios que se han producido en el sistema financiero internacional, el Banco de España debería modificar su forma de actuar para obligar a todas las entidades a reflejar con mayor transparencia el deterioro de sus créditos.

0

Todas las entregas del ensayo La solvencia del sistema crediticio español: el futuro previsible, de Alberto Recarte, están disponibles aquí.

Esa actividad de refinanciación de créditos dudosos o de casi segura insolvencia, ha sido posible por una actitud permisiva del Banco de España. ¿Por qué ese comportamiento del Banco de España, frente a posiciones de mucha mayor dureza en otras crisis previas?:

  1. Desde finales de 2007 hasta mediados de 2009 el sistema crediticio español tenía un problema de liquidez de primer orden, que había que resolver prioritariamente.
  2. La dependencia del crédito exterior hacía especialmente vulnerable al sistema crediticio español, que dependía en casi un tercio del total de su pasivo del distintas formas de financiación exterior.
  3. El Banco de España y el propio Tesoro carecían de instrumentos para hacer frente tanto a la crisis de liquidez como de solvencia del sistema. Sólo se contaba con los recursos de los Fondos de Garantía de Depósitos y las líneas de liquidez del BCE. Al margen de la capacidad de las propias entidades crediticias para generar una liquidez que lograron cortando los créditos a la clientela, canibalizando los fondos de inversión y pagando altos intereses por los depósitos de sus clientes aprovechando su carácter de banca "retail".

Sin embargo, desde finales de 2008 y hasta la fecha, se han aprobado diferentes disposiciones legales que han permitido:

  1. Que el ICO comprara activos de primera calidad a las entidades financieras, por más de 19.000 millones de euros, si bien sólo se ha materializado en la compra de alrededor de 4.000 millones de euros.
  2. Avalar la emisión de bonos a tres o cinco años por parte del Estado (por una cuantía máxima de 100.000 millones de euros). Aunque hasta septiembre de 2009 se habían avalado 40.000 millones de euros por parte del Estado.
  3. Finalmente, el Banco de España cuenta con el FROB, un fondo destinado específicamente a hacer frente a problemas agudos en cualquier entidad, así como a utilizarlo en operaciones de fusión o compra, o simplemente, como herramienta para aumentar la eficiencia del sistema. Cuenta con unos fondos propios de 9.000 millones de euros, de los cuales 2.500 millones son aportados por los Fondos de Garantía de Depósitos y 6.500 millones son fondos públicos. El FROB. puede apalancarse en 2009 hasta tener unos fondos totales de 36.000 millones, que podrían aumentar hasta los 100.000 millones en años sucesivos si fuera necesario.
Dados los cambios que se han producido en el sistema financiero internacional, donde hoy es posible obtener recursos de capital y fondos a largo plazo para algunas entidades crediticias españolas (se han emitido bonos a largo plazo, sin aval, por más de 12.000 millones de euros en lo que va transcurrido de 2009), el Banco de España debería modificar su forma de actuar para obligar a todas las entidades a reflejar con mayor transparencia y rapidez el deterioro de sus créditos y la constitución de mayores provisiones específicas en los casos de refinanciación.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios