Menú

La educación y el futuro de España

Los que sólo cuentan con su inteligencia y fuerza de voluntad y no tienen recursos económicos adicionales son los sacrificados de la política educativa socialista.

0

Reproducimos a continuación la tercera y última entrega de un artículo escrito por Alberto Recarte para Libertad Digital titulado Reflexiones sobre La Gran Estafa, el libro de Alicia Delibes. El trabajo completo consta de los siguientes capítulos:

  1. Reflexiones iniciales
  2. La paradoja entre crecimiento económico y deterioro educativo
  3. La educación y el futuro de España

¿Qué efectos pueden tener las deficiencias en instrucción –y una mala educación- de nuestros alumnos de todas las edades en el futuro de España?

  1. La libertad de que gozamos hoy, en gran parte de España, en los ámbitos económico y político, creo que ayuda a compensar las limitaciones de conocimientos que supone la dictadura progresista en el ámbito educativo, aunque la falta de productividad de nuestra economía quizá refleja algo de nuestras carencias educativas.

  2. El afán por mejorar que siempre acompaña a la libertad también influye, y lo seguirá haciendo, para compensar las limitaciones de formación académica en que se traducen las leyes educativas del socialismo y la práctica del nacionalismo.

  3. Los que se lo pueden permitir educan a sus hijos en colegios privados. Los que no tienen recursos prefieren la educación concertada a la pública. El gasto en educación privada, al margen totalmente de los colegios, concertados o no, es probablemente muy superior al que sospechamos. Clases particulares de todo y educación en el extranjero, es seguro que compensan parte de las deficiencias del sistema. Pero no para todos. Sólo para los que tienen, simultáneamente, afán de superación, y padres con recursos o conexiones. Los que sólo cuentan con su inteligencia y fuerza de voluntad y no tienen recursos económicos adicionales son los sacrificados de la política educativa socialista. Con lo que se compensarán, posiblemente, a nivel nacional, aunque no para todos, las limitaciones de nuestro sistema de educación pública.

  4. Es posible que los efectos deletéreos de la LOGSE todavía no se hayan dejado sentir en el nivel colectivo de instrucción de los españoles.

  5. Y, para finalizar, me temo que tendremos ocasión de ver qué efectos tiene una educación que desprecia nuestras tradiciones, nuestra historia, nuestra lengua, y la religión de la mayoría, en los posicionamientos de los alumnos respecto a temas fundamentales de orden constitucional, como la libertad, la igualdad y la unidad de España, Porque al igual que creo que las deficiencias en el nivel general de instrucción se palian, al menos para una parte de la población escolar, por los mecanismos a que he hecho referencia, no estoy seguro que la política sistemática de desprecio a nuestro pasado, nuestra lengua y nuestras creencias no terminen por provocar, ante la indiferencia de la mayoría, hoy estudiantes muchos de ellos, la ruptura de la unidad nacional, lo que se traduciría, antes o después, en miseria para todos.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios