Menú

La magnitud de los riesgos derivados del boom

Estamos hablando por tanto de que la mora y los activos dudosos podrían alcanzar una cifra cercana a los 152.000 millones de euros, lo que significa una tasa de mora y activos dudosos del 7,17%.

0

Todas las entregas del ensayo La solvencia del sistema crediticio español: el futuro previsible, de Alberto Recarte, están disponibles aquí.

En lo que respecta al riesgo de las entidades financieras por los créditos concedidos a los sectores ligados a la vivienda, la construcción y la financiación hipotecaria en el pasado, se podría hacer una valoración del riesgo de mora. Mucho más difícil es hacerlo de las posibles pérdidas definitivas, aunque lo intentaré en apartados posteriores. Así, los riesgos de mora son:

  1. Crédito para actividades inmobiliarias: 324.664 millones de euros; el riesgo actual, quizá, alcance el 50%, 162.000 millones de euros (El total de provisiones específicas hasta la fecha es de 26.523 millones de euros).
  2. Créditos al sector de la construcción: 134.690 millones; el riesgo es del 50%, 67.000 millones de euros (El total de provisiones específicas hasta la fecha es de 10.529 millones de euros).
  3. Crédito a los sectores de la industria y los servicios ligados a la construcción: 50.000 millones; el riesgo es del 30%, 15.000 millones de euros (El total de provisiones específicas para todo el sector hasta la fecha es de 5.463 millones de euros).
  4. Préstamos para adquisición y rehabilitación de vivienda: 651.594 millones; el riesgo es del 15%, 98.000 millones de euros. A finales de 2005, el volumen total de créditos para la adquisición de vivienda alcanzaba la cifra de 448.688 millones de euros. En 2006 y 2007, los años en los que las viviendas se vendieron a precios muy altos, los préstamos aumentaron en 206.457 millones de euros (El total de provisiones específicas hasta la fecha es de 19.659 millones de euros).
  5. Préstamos a los hogares para consumo y otras finalidades: 163.505 millones; el riesgo es del 30%, 49.000 millones de euros. (El total de provisiones específicas hasta la fecha es de 11.021 millones de euros). En muchos casos, estos préstamos tienen garantías hipotecarías, razón por la que los clasificamos como parte del riesgo inmobiliario de los hogares.
  6. Total riesgo de mora: 391.000 millones de euros.

El porcentaje de mora posible sobre los créditos concedidos a residentes, sobre un total de créditos de 2,12 billones de euros, es del 18,4%. Esa cifra, sin embargo, no va a alcanzarse por las siguientes razones:

  1. Actividades inmobiliarias: El sistema financiero ha refinanciado (según el Informe de Estabilidad Financiera) 60.000 millones de los 324.664 millones de euros de préstamos concedidos. Lo que se ha completado con la compra de activos por cerca de 25.000 millones de euros. En septiembre de 2009 ha comenzado la segunda refinanciación, ante la imposibilidad por parte de muchas promotoras inmobiliarias de cumplir los planes de negocio que habían presentado a las entidades crediticias. Las provisiones específicas constituidas alcanzaban la cifra de 26.523 millones de euros.
  2. El sector de la construcción está reduciendo su tamaño aceleradamente: Hoy es posible que su tamaño sea casi un 40% menor al que existía en 2007, pero siguen existiendo créditos vivos por valor de 134.690 millones, apenas 12.000 millones menos que el total que se alcanzó a mediados de 2008. No sabemos qué proporción de esos créditos está, o debería estar, por las razones expuestas anteriormente, en mora. Sí sabemos que hay provisiones específicas por una cuantía de 10.529 millones de euros.
  3. El sector industrial y el de servicios, tanto los ligados a la construcción como el resto, siempre han estado más capitalizados y aunque el tamaño de ambos se haya reducido, los créditos vivos (158.800 millones de euros) para la industria y los servicios, distintos de los concedidos para actividades inmobiliarias, siguen siendo similares en cifras a los de hace un par de años. Hemos supuesto que 50.000 millones de euros de un total, por tanto, de 524.163 millones de euros están directamente relacionados con la construcción. Las provisiones específicas alcanzan los 5.463 millones de euros.
  4. Los préstamos hipotecarios: La actual mora del sistema crediticio está ligada, sobre todo, a los impagos de préstamos hipotecarios para la compra de viviendas. La mora en este capítulo ha dejado de aumentar por las siguientes razones: a) se ha moderado la exigencia de provisiones por parte del Banco de España y b) ahora se renegocia con el propietario, alargando plazos, reduciendo los tipos y concediendo carencias. Pero, de todas formas, las provisiones específicas alcanzan la cifra de 19.659 millones de euros.
  5. Los préstamos a los hogares para otras finalidades tienen provisiones específicas por 11.021 millones de euros.

Las conclusiones respecto a la mora actual y a la que habría sido posible si no se hubieran tomado esas medidas son:

  1. Es muy posible que sin refinanciación y compras de activos la mora de los créditos para actividades inmobiliarias hubieran obligado a incrementar los 26.523 millones de euros para provisiones específicas. Es posible que la cifra se hubiera multiplicado. El Informe de Estabilidad Financiera cuantifica en 60.000 millones los créditos renegociados. Podríamos estar hablando, en noviembre de 2009, de más de 85.000 millones de euros en mora.
  2. Es también posible que la mora en préstamos hipotecarios para hogares se hubiera doblado y en lugar de los cerca de 20.000 millones de euros que alcanzan las provisiones en la actualidad, la mora podría haber sido el doble de esa cifra, es decir, 40.000 millones de euros.
  3. La posible mora de empresas del sector de la construcción y de la industria ligados a la construcción es todavía de mucha más difícil cuantificación. Pero no creo equivocarme demasiado si fijamos también en el doble de los 6.000 millones de euros que aparecen en mora en el primer trimestre de 2009, teniendo en cuenta que ya hay 10.529 millones de euros en provisiones específicas. La mora podría, pues, haber superado los 12.000 millones de euros.
  4. La mora de los otros créditos a los hogares es muy alta. Las provisiones específicas superan ya los 11.000 millones de euros, por lo que la mora podría alcanzar los 15.000 millones de euros.
  5. Estamos hablando por tanto de que la mora y los activos dudosos (94.179 millones de euros) podrían haber sido mayores hasta alcanzar una cifra cercana a los 152.000 millones de euros, lo que significa una tasa de mora y activos dudosos del 7,17% en el escenario que he planteado. Recuérdese que en la crisis del 90/93 la mora alcanzó, entre 1993 y 1994, el 8,5% del total de los créditos.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios