Menú

Mucho por explicar

0
Tras la rectificación de Ruiz-Gallardón y su aparente acuerdo con la política fiscal del PP, queda pendiente una larga explicación sobre su política de gastos.
 
1º. Justificación de la contratación, y coste, de los más de 300 asesores que se situarán –o se sitúan– entre los concejales y los funcionarios.
 
2º. Coste del cambio de sede, de la compra de otros edificios y cómo se va a hacer frente a esos pagos, si con terrenos en permuta o con endeudamiento financiero.
 
3º. Valoración de la “herencia recibida”. Pues los ruidos que interesadamente se filtran desde el Ayuntamiento de Madrid son que una de las razones de fondo del aumento del gasto y de la “necesaria” subida de impuestos tiene que ver con los agujeros que se ha encontrado tras la salida de Álvarez del Manzano. Si esto fuera así, lo lógico sería declararlo y valorarlo. Cuánto y por qué. Si, finalmente, todo queda en un rumor interesado, que es lo más probable, las explicaciones sobre el aumento total de gastos, impuestos y déficit, se hacen más perentorias.
 
4º. A pesar del aumento del gasto, la deuda del Ayuntamiento va a crecer en 700 millones de euros. ¿Por qué?
 
5º. Justificación del déficit que resulta del crecimiento de la deuda municipal y explicación de cómo se compatibiliza esa situación con la ley de Estabilidad presupuestaria, que obliga a que toda entidad local que incurra en déficit lo explique y haga público un plan para resolver esa situación.
 
Ruiz-Gallardón hizo la vida imposible a Álvarez del Manzano e intentará hacer lo mismo con Esperanza Aguirre. No tiene nada que perder y, después de que Rato y Mayor hayan aceptado a Rajoy como sucesor, probablemente apuesta por el fracaso de éste para volver a aparecer como aspirante a presidente del Gobierno. No es un verso suelto, es una carga suelta, incompatible con cualquier partido político.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios