Menú

Para el Gobierno, de color de rosa

El alineamiento político del Banco de España lo invalida como referente de análisis económico serio, gane quien gane las elecciones.

0

El presente ensayo de Alberto Recarte, que publicamos en cuatro entregas, es un análisis de la situación actual de la economía española y de su perspectivas de crecimiento y empleo a corto y medio plazo, realizado como base de un discurso ante el Observatorio Económica FAES. Cualquier duda o consulta sobre este artículo será, como siempre, respondida en el consultorio económico de Libertad Digital Televisión: tomasyrecarte@libertaddigital.tv.

1. Introducción

En 2007 la economía volvió a crecer, impulsada, también, por la Formación Bruta de Capital (FBC), que según el Banco de España volvió a aumentar su participación en el PIB hasta alcanzar, prácticamente, el 30% de éste, tal y como figura en el siguiente cuadro:

CUADRO I

Formación Bruta de Capital


Fuente: Banco de España

No conocemos todavía los datos de FBC del último trimestre de 2007, pero parece que el ajuste se está produciendo en este capítulo con gran brusquedad. De hecho, el consumo del cemento disminuyó un 2% en términos reales en 2007, aunque, según el Banco de España, la inversión en el conjunto del sector de la construcción creció más del 3%; una disparidad de difícil explicación, dada la escasa productividad media del conjunto del sector.

La inversión en bienes de equipo, que crecía a ritmos superiores al 13% en los dos primeros trimestres del año parece que se desaceleró bruscamente en el último trimestre. Y en el conjunto del año parece haberse incrementado en el 8%. Esta evolución puede observarse mejor en este cuadro: 

CUADRO II

Evolución según el Banco de España (tres primeros trimestres de 2007) y estimación del resultado para el conjunto de 2007 de la Formación Bruta de Capital Fijo de la economía

 Fuente: Banco de España y elaboración propia

2. La evolución previsible en 2008

La evolución de la economía española en 2008 va a depender, básicamente, de cómo evolucione la Formación Bruta de Capital. Una tasa de 30% del PIB es ya insostenible. El ajuste puede ser brusco, muy brusco o desacelerarse a lo largo de varios años. El texto del informe del Banco de España correspondiente al cuarto trimestre de 2007 es tan complaciente que podría concluirse que esta institución –que es hoy, recuérdese, en lo referente a política monetaria, una sucursal del Banco Central Europeo– ha aceptado sin matices la posición no ya del vicepresidente Solbes sino la de la Oficina Económica del Presidente del Gobierno, que sigue defendiendo que el ciclo sigue siendo expansivo y no hay ningún tipo de crisis.

Para ellos estaríamos ante un mero ajuste, suave, en el sector de la construcción de viviendas. Afirman que las tensiones inflacionistas –reflejadas en un IPC que ha alcanzado el 4,3% en enero de 2008 sobre el mismo mes del año anterior– se van a suavizar en la primavera, que la economía española crecerá en el entorno del 3% y que se crearán –"el Gobierno creará", en palabras textuales del presidente Rodríguez Zapatero– más de dos millones de puestos de trabajo en los próximos cuatro años, de los cuales 1,2 millones los ocuparán mujeres. Pues bien, el Banco de España parece comulgar con este diagnóstico. Han desaparecido de sus comentarios la preocupación expresada hace muchos años por los precios de la vivienda, por una sobrevaloración que ya hace casi cuatro años, antes de que el precio promedio de la vivienda volviera a incrementarse en cerca del 30%, cifraba, entonces, en un 20%. Tampoco da importancia a la reducción en el crecimiento sobre la producción industrial, que sí recogen sus estadísticas; hace unos días se ha confirmado que ha crecido en torno al 2% en 2007, para desplomarse a una tasa negativa del 2,8% en enero de 2008. Ni siquiera entra a considerar la evolución del empleo, medido tanto por el número de afiliados a la Seguridad Social –que refleja un aumento del 1,8% en enero de 2008 sobre el mismo mes del año anterior–, ni sobre los datos de la EPA, que recogen una caída neta del empleo medio en el cuarto trimestre de 2007 sobre el anterior.

El Banco de España, confirmando la politización de sus opiniones, que siempre han tenido un tinte socialdemócrata, opta, pues, por la abstención respecto al futuro y por alinearse políticamente con el Gobierno cara a las próximas elecciones del 9 de marzo de 2008. Un posicionamiento que lo invalida como referente de análisis económico serio, gane quien gane las elecciones. Y no porque piense como el gobierno, sino porque no hay relación entre el lenguaje de este informe y las advertencias y consideraciones de otros ya tradicionales.

Este optimismo, que es el del presidente del Gobierno, es el que he intentado reflejar en los dos siguientes cuadros.

CUADRO III

El optimismo macroeconómico de Rodríguez Zapatero


Esta evolución descansa en las siguientes premisas:

  • Crecimiento del empleo: 500.000 personas (2,5% sobre el empleo a finales de 2007).
  • Ajuste suave en construcción de viviendas (- 10%).
  • Mantenimiento del ritmo de inversión –en 2008– de 2007 en bienes de equipo (+ 8%).
  • Incremento de la inversión en construcción distinta de vivienda, básicamente obra civil (+ 5%).

 

CUADRO IV

Cuadro macroeconómico deducido de las declaraciones de Rodríguez Zapatero

Cuadro IV

Fuente: Elaboración propia

Se trata, obviamente, de una interpretación de declaraciones del presidente del Gobierno, no de afirmaciones rotundas respecto a nuestro futuro próximo, pues su declaración más transparente ha sido la de llamar antipatriotas a los que hablamos de cambio de ciclo. Lo más llamativo de su posición es que da por supuesto:

  1. Que la crisis del sector de la construcción de viviendas es muy suave.
  2. Que esa desaceleración es compensada por la inversión en inmuebles diferentes de las viviendas,
  3. Que las obras civiles se incrementarían sustancialmente, para también compensar la ligera desaceleración en el sector de construcción de viviendas.

Unos cuadros que suponen un crecimiento del empleo de 500.000 personas, algo que se logrará, según el ministro Caldera, con la aplicación de la Ley de Dependencia y la contratación de nuevo personal, no se sabe muy bien por quien, para prestar los servicios sociales de nuevo cuño que ofrece el actual Gobierno.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios