Menú

¡Que vivan los gremios!

0
El presidente de la Asociación Española de Consultoría se ha quejado de la competencia; dice que en los últimos años han tenido que bajar los precios entre un 20 y un 25%. Pero está dispuesto a que esta situación no se repita. Para evitarlo –aunque no lo explica así– propone crear un Instituto de Consultores, que regularía la profesión, evitando lo que él cree es intrusismo y, sin duda, ayudando a que los consultores ganen lo que ellos piensan que merecen. ¡Vivan los gremios!
 
No es el único ejemplo. También los anticuarios se quieren agrupar para dar mejores consejos y evitar que en las subastas se produzcan lo que ellos creen remates absurdos. Su propuesta es evitarlo a través de una asociación que regule la actividad. ¡Otro viva para el asociacionismo!
 
Por su parte, los abogados insisten en regular –desde hace tiempo y ahora creen que el PSOE les hará mucho más caso– el acceso a la profesión; dicen que como en otros países; pero aquí se quiere hacer no a través de una mejor preparación, sino con la intervención de los colegios de abogados y las comunidades autónomas. Esperamos que no sea como en Estados Unidos, donde se han convertido en una de las actividades mejor pagadas y en un cáncer para los que no son abogados y un lastre para la economía del país.
 
En este sentido no sería de extrañar que vuelvan las propuestas para que los que dirigen y escriben en los periódicos sean –obligatoriamente– licenciados en Ciencias de la Información.
 
Las soluciones gremiales han sido tradicionalmente bien recibidas por los socialistas, como forma de poner en su sitio al mercado que, en su opinión, se equivoca demasiado. Aunque en el PSOE conviven, también, los que subliman la competencia y creen que la única justificación de la economía de mercado es precisamente la competencia, incluso aunque haya que poner límites a la propiedad.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios