Opinión
Noticias y opinión en la red
Rumbo a la Super Bowl

Historia del fútbol profesional americano

El domingo 6 de febrero los campeones de la Conferencia Nacional de Fútbol (NFC), Philadelphia Eagles, se enfrentan a los campeones de la Conferencia Americana (AFC), New England Patriots, por el campeonato absoluto de fútbol profesional, en el partido que se conoce desde los años setenta como la Super Bowl. Los Patriots, cuyo nombre evoca el origen en Boston de la guerra de independencia estadounidense, conseguirían, de ganar, su tercera final. Los Eagles, que toman su nombre y logo del símbolo de la legislación del New Deal durante la administración del presidente Theodore Roosevelt – cuando fueron creados –, nunca se han proclamado campeones.
 
El fútbol americano (en adelante fútbol) comenzó a jugarse en EEUU como una variante indistinguible del rugby después de la Guerra Civil (1861-1865) en las universidades del Nordeste (las Ivy Leaguers, hoy la peor División de fútbol universitario, como sabemos bien los seguidores de los Columbia Lions). En 1876, las universidades de Yale y Harvard establecieron el primer reglamento unificado y fundaron la Asociación Inter-Universitaria de Fútbol (IFA), que organizaría, a partir de entonces, el campeonato universitario. A pesar de llamarse fútbol, este deporte seguía siendo conocido como rugby. Fue en1883 cuando el jugador de Yale Walter Camp, concibió el pase hacia delante (además de convencer a la IFA para aceptarlo), otorgándole así una variante que hace distinto a este deporte.
 
El fútbol se circunscribiría en lo esencial al ámbito universitario hasta el final de la Primera Guerra Mundial. En 1920 ya había diez equipos profesionales. Representantes de los mismos se reunieron ese año en Canton (Ohio) para fundar la Liga Nacional de Fútbol (NFL), la primera competición profesional de fútbol americano. La NFL se organizó en dos Divisiones cuyos respectivos campeones jugaron por el título hasta 1933. El 17 de diciembre de ese año los Chicago Bears, campeones de la División Oeste, derrotaron a los campeones de la División Este, los New York Giants, por 23 a 21 en Chicago.
 
La NFL continuó organizando su competición año tras año, compitiendo con otros conatos de ligas profesionales que no lograban sobrevivir. Sólo la Liga Americana de Fútbol (AFL), que aparecía y desaparecía desde los años treinta con distintos promotores, hacía una tímida sombra a la NFL. Entretanto, en 1939, por primera vez la NBC retransmitía por televisión a los cerca de mil receptores existentes en Nueva York el encuentro entre los Brooklyn Dodgers y los Philadelphia Eagles.
 
Con el tiempo, la AFL se estableció como una organización casi a la altura de la NFL. La rivalidad entre las dos ligas profesionales llegó a su punto máximo en 1966, año en que también se alcanzó un acuerdo de fusión. Sus representantes coincidieron en mantener separadas sus estructuras hasta 1970 cuando se unirían definitivamente. Los campeones de una y otra se enfrentarían en enero de 1967 por el título unificado. Así, el 15 de enero de 1967, los Green Bay Packers derrotaron 35 a 10 a los Kansas City Chiefs ante setenta mil espectadores en Los Angeles, en lo que entonces se llamó Primer Campeonato Mundial AFL-NFL y que actualmente conocemos como Super Bowl I. Esta expresión se atribuye a Lamar Hunt, actual propietario de los Chiefs. Cabe recordar que los campeonatos universitarios se denominan “Bowls”, de la misma forma que en Europa llamamos “Copas” a los trofeos de fútbol-soccer.
 
Desde 1967 entonces se han celebrado 38 Super Bowls y el fútbol se ha convertido en el deporte más seguido por los estadounidenses, aún por encima del béisbol. Después del gran equipo de los Green Packers, que ganó las dos primeras ediciones, los Pittsburgh Steelers dominaron los setenta, con cuatro títulos. Los ochenta pertenecieron a los San Francisco 49ers, con otros cuatro campeonatos. Los Dallas Cowboys fueron el equipo de los noventa, con tres títulos. Y, en lo que va de siglo XXI, los New England Patriots han sido el equipo a batir con dos Super Bowls. El 6 de febrero son favoritos (en las apuestas de Las Vegas se les da como ganadores por siete puntos) para ganar su tercera final en cuatro años. Si lo hacen, los nombres del entrenador, Bill Belichick, del quaterback, Tom Brady, o del runningback, Corey Dillon, serán acaso más famosos que los de los originales Patriots de 1776: Samuel Adams, John Adams y John Hancock

Lo más popular