Menú
Amando de Miguel

El discutido origen de las palabras

Los del 15-M no me parece que sean antisistema, puesto que más bien refuerzan el sistema.

Vuelvo a la disputa que traíamos aquí José Cuevas y yo sobre el origen de la palabra guaje. Don José opinaba que era un asturianismo para designar a los chavales, los jovencitos. Mi posición se basaba en la consulta de los diccionarios al uso que consideran la palabreja como un americanismo. De ahí que imaginara yo que se trataba de una importación de los indianos retornados a Asturias. Don José vuelve a la carga y se apoya ahora en la autoridad de Armando Murias, un filólogo asturiano. El cual demuestra que el origen está en los ingleses que llegaron a fines del siglo XIX a Asturias para la explotación de las minas carboníferas. Entonces era frecuente el trabajo de los niños y adolescentes en las minas, aunque por lo general se dedicaban a las faenas de superficie. Una de ellas era el lavado del carbón. Esa operación se decía washing en inglés y washer era el que lavaba el mineral. De ahí derivó guaje en vernáculo para designar al mozalbete dedicado a esa tarea. La verdad es que la historia me parece ingeniosa y me convence. Don José insiste en que el guaje es un término de la cuenca minera (de la que él procede) y no de las aldeas de indianos. Por tanto, los actuales diccionarios al uso no tienen razón al recoger el supuesto origen mexicano del término. El único problema que veo es que el étimo americano no solo aparece en los diccionarios actuales sino en uno tan venerable como el de Roque Barcia, de 1880. No creo que en esa fecha fuera común la explotación de las minas de carbón en Asturias. Pero, repito, me ha convencido la argumentación de los asturianos.

Otra discusión que teníamos aquí era sobre la repetida frase de "poner negro sobre blanco", equivalente a publicar, poner por escrito. Me maravillaba yo de que algunos comentaristas dijeran "poner blanco sobre negro". José Antonio Martínez Pons redarguye que tampoco es un error. La prueba es que en las fruterías el precio del género lo suelen poner con tiza o pintura blanca sobre fondo negro. Durante mucho tiempo hemos utilizado pizarras verdosas sobre las que escribíamos con tiza blanca. Antes teníamos las pizarras de verdad, sobre las que escribíamos con pizarrín. Ahora tenemos las pizarras de plástico, en las que escribimos con rotuladores, aunque a menudo están secos. En definitiva, tiene razón el de Mallorca: no resulta erróneo decir que se escribe en blanco sobre negro.

Francisco Villalonga ha escrito un ensayo muy interesante, Perversiones democráticas. Me siento muy acorde con su crítica sobre los fallos de la democracia española actual. Solo discrepo de su entusiasmo por el movimiento del 15-M, a falta de mejor nombre. Su idea es que ese movimiento fue muy razonable en un principio, deseoso verdaderamente de un reforma democrática, pero que luego se maleó por la irrupción de grupos antisistema. Mi idea es que esos grupos estuvieron presentes en el comienzo de las manifestaciones y acampadas de los desgarramantas del 15-M. Por otro lado, no me parece que sean antisistema, puesto que más bien refuerzan el sistema. Pero el asunto nos llevaría muy lejos.

Ignacio de Despujol critica la moda de anunciar los perfúmenes con frases o palabras en inglés. Así que el hombre (residente en Valdemoro, Madrid, Spain) ha decidido enviarme sus comentarios en la lengua de Shakespeare. Me parece muy bien. Matizo, sin embargo, que los perfúmenes que se anuncian son más bien fragancias y que casi todos proceden de la misma fábrica, una empresa de un catalán muy listo.

Son varios los libertarios que me critican el uso de la expresión médula ósea para referirme a la dolencia de los enfermos parapléjicos. Debía haber dicho médula espinal. Lamento el error. La verdad es que son términos para mí un tanto arcanos. Oficialmente son enfermos por alguna lesión medular, generalmente debida a un accidente.

Otra corrección fraterna es la de Gabriel Ter-Sakarian. Me critica que utilice yo el término polisemia para indicar las palabras y frases con significados varios, a veces obscuros y contradictorios. Don Gabriel prefiere el término ambigüedad expresiva. De acuerdo. Todos los días se aprende algo nuevo.

En Opinión

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador