Menú

El inglés sin esfuerzo y con deleite

A ver si no es expresivo el dicho de una modelo más o menos guapetona que dice someterse a un "casting" para ver si la seleccionan para un papel estelar en alguna película subvencionada.

0

Son muchos los lectores que me han corregido mi afirmación de que el Tío Sam es la representación del americano medio. Lo escribí a vuelapluma y así salió. En efecto, el Tío Sam es la representación del Estado Federal, de los Estados Unidos. Las iniciales de Uncle Sam corresponden a las de United States. El origen está en un personaje real, Samuel Wilson, inspector del Ejército norteamericano a principios del siglo XIX. Él fue quien empezó a poner las iniciales U.S. (United States) en todos los pertrechos militares. Los transportistas las tradujeron por Uncle Sam en honor a Sam Wilson. En 1868 el dibujante Thomas Nast interpretó la figura del Tío Sam tal como desde entonces se conoce: una especie de presentador de circo, alto y delgado, con barbita, frac, chistera, y un chaleco con las estrellas de la bandera americana. Nast fue también el diseñador de los símbolos de los partidos: el burro para los demócratas y el elefante para los republicanos. Aunque al principio la figura de Uncle Sam quiso ser el equivalente del John Bull inglés (el inglés medio), terminó siendo la personificación del Estado Federal. Cuando un político dice que está going to Uncle quiere decir que va a pedir ayuda federal. En los tiempos que corren es una acción muy común.

La representación más típica del americano medio, honrado y tímido, quizá sea John Doe (ahora hay también una Jane Doe), un personaje de imaginación que ha sido llevado al cine (James Stewart). Otra versión más intelectualizada del americano medio es John Q. Public, que a veces aparece como un alias de John Doe. En las últimas elecciones presidenciales americanas, tomó cuerpo en el "fontanero".

Manuel Gago García insiste en que lo de "estar missing" no debe decirse en español, aunque se incluye en el Nuevo diccionario de voces de uso actual de Manuel Alvar Ezquerra. A mí me parece un acierto para expresar el hecho de que una persona haya desaparecido o esté ausente de forma misteriosa o interesada. Se pregunta don Manuel, irónicamente, si el Diccionario de Alvar no habrá incluido también "casting" y "cast". Pues no, esos dos palabros no figuran en el magnífico lexicón de Alvar. Es una pena, porque están en la calle. A ver si no es expresivo el dicho de una modelo más o menos guapetona que dice someterse a un "casting" para ver si la seleccionan para un papel estelar en alguna película subvencionada. No sería tan atractiva la operación si la llamáramos "escrutinio". Mire, don Manuel, la vitalidad de un idioma reside en su capacidad para ser poroso con los vocablos que vienen de otras lenguas. Eso ha sido así con todos los grandes idiomas de comunicación, excepto con el que hablaron Adán y Eva, idioma, por otra parte, que nunca existió. No es razonable pensar que los primeros hombres u homínidos tuvieron la capacidad de hablar. Hace un siglo el idioma español se alimentaba de neologismos que procedían del francés; hoy lo hacen del inglés. Hace mil años era el árabe la fuente principal de neologismos. Siempre lo ha sido el latín y el griego. Es la vida misma. Lo de ser nacionalista es bastante pueril; ser nacionalista lingüístico añade un punto de inutilidad.

Miguel A. Taboada me incluye un chiste en inglés (de imposible traducción) que ejemplifica la relación entre el humor y el equívoco (dos significados posibles de una palabra). Traduzco hasta donde se puede: "Hay dos lados en las hojas de los balances que presentan los bancos norteamericanos de inversión: el izquierdo y el derecho. En el izquierdo (left) no hay nada a derechas (right). En el derecho no queda nada ("is nothing left").

Jordi Tremosa vuelve a recordar un trabalenguas en inglés que viene muy bien para los que están luchando con la lengua de don Guillermo: "En español: Tres brujas suecas transexuales miran los botones de tres relojes 'Swatch' suizos. ¿Que bruja sueca transexual mira a qué botón de qué reloj 'Swatch' suizo? En ingles: Three Swedisch switched witches watch three Swiss Swatch watch switches. Which Swedisch switched witch watches which Swiss Swatch watch?"

En Sociedad

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Una nueva encuesta señala la caída del PSOE y le da un 5% de voto y grupo parlamentario a VOX
    2. El nuevo despertar sexual de Jorge Javier Vázquez
    3. Puigdemont anuncia la creación del "consejo de la república" con Comín de jefe
    4. El frío polar llega este fin de semana: nieve y descenso de hasta 10 grados
    5. Arrimadas abre la puerta a que Abascal acompañe a Rivera en Alsasua
    0
    comentarios

    Servicios